Y la «Ruta Quetzal» levantó vuelo por enésima vez

PAUL MONZÓN

La Ruta Quetzal (también denominada Banesto Aventura 92, Ruta Quetzal Argentaria y Ruta BBVA en distintas etapas) fue un proyecto de educación e intercambio cultural para jóvenes encabezado por el famoso aventurero español Miguel de la Quadra-Salcedo. El programa fue creado en 1979, por sugerencia del rey Juan Carlos I de España y finalizó en 2016 con la muerte de su fundador. El objetivo de este programa fue consolidar entre la juventud de todos los países de habla hispana los cimientos de la Comunidad Iberoamericana de Naciones.

Sentí una inmensa alegría cuando me enteré que la Ruta Quetzal levantaba vuelo otra vez. Fue Íñigo de la Quadra, hijo del otrora legendario periodista y aventurero Don Miguel de la Quadra Salcedo, director e impulsor de esta expedición cultural, que a través de una nota de prensa me informaba de los últimos pormenores previos a la partida de esta nueva edición llamada «Expedición Translatio», un viaje de estudios y aventura en el que 156 jóvenes españoles revivirán la historia del Apóstol Santiago recorriendo, del 16 al 26 de julio de 2022, los escenarios que fueron testigos de su último viaje.

Y digo que «sentí una inmensa alegría», porque hace una década tuve el privilegio de formar parte, durante tres años consecutivos, de tres ediciones -en calidad de periodista invitado- de esta ya legendaria expedición y poder compartir esta aventura junto Don Miguel de la Quadra, un personaje que sin lugar a dudas, forma parte de la historia de España y vivirá en los corazones de los miles de ruteros que al igual que yo, experimentaron y disfrutaron de momentos únicos en la vida.

El autor, Paul Monzón, junto a Don Miguel de la Quadra Salcedo, otrora director de la Ruta Quetzal

¡Y la Ruta Quetzal levantó vuelo! Felicitaciones a D. Íñigo de la Quadra y todos los entes que han patrocinado y hecho posible que estas grandes iniciativas culturales no desfallezcan, sino que continúen en pro del futuro de nuestra juventud.

¿Qué es la Ruta Quetzal?

En 1979 y por sugerencia de S.M. el Rey de España, Juan Carlos I, el periodista Miguel de la Quadra-Salcedo creó este programa con el objetivo de consolidar entre la juventud de 16 y 17 años los cimientos de la Comunidad Iberoamericana de Naciones entre todos los países de habla hispana, incluidos Brasil y Portugal.

Ruta Quetzal es más que un viaje, es una expedición «iniciática», «ilustrada» y «científica» en la que – durante cerca de mes y medio, de mediados de junio a finales de julio – se mezclan la educación en valores, la cultura y la aventura.

En sus treinta y una ediciones, la expedición ha recorrido América y Europa siguiendo siempre las huellas de personajes cruciales en la historia de la Comunidad Iberoamericana, dando especial importancia a las culturas precolombinas y a las épocas de la independencia de los países iberoamericanos, sin olvidar las tres culturas que España pasó a América: la islámica, la judía y la cristiana.

A través de un riguroso proceso de selección, los expedicionarios son elegidos entre los mejores estudiantes de cada país. En España, los participantes deben realizar un trabajo siguiendo los requisitos recogidos en las Bases de Participación del Concurso que se presentan anualmente. En el resto de países, son las Embajadas españolas, a través de sus Consejerías Culturales y de Educación, las que, en colaboración con los Ministerios de Educación de cada país, desarrollan las actuaciones correspondientes en la gestión y elección de los seleccionados en coordinación con la Organización del programa.

Ruta Quetzal es más que un viaje, es una expedición iniciática, ilustrada y científica 

De esta forma, más de 10.000 jóvenes procedentes de cerca de 60 países de Europa, América y otros íntimamente relacionados con la historia de España como Marruecos, Guinea Ecuatorial o Filipinas, han tenido la oportunidad de viajar y descubrir las dimensiones humanas, geográficas e históricas de otras culturas tan diferentes a las suyas como puedan ser las viejas civilizaciones mediterráneas o las culturas precolombinas, muy distantes en el espacio y en la concepción de la vida, pero al mismo tiempo fusionadas en un fructífero mestizaje que todavía hoy conforma decisivamente nuestro mundo.

Pero sobre todo Ruta Quetzal es una experiencia formativa única que marca un “antes” y un “después” en la vida de los 250 jóvenes que cada año participan en ella, y que no sólo sirve para ampliar sus conocimientos a través de las más diversas disciplinas académicas, sino que también es un valioso instrumento para sensibilizar a la juventud en la protección del medio ambiente y el desarrollo del espíritu de cooperación internacional, animándoles a observar con atención los países que se visitan, con el fin de crear una nueva y más real escala de valores, que va más allá de la riqueza y la pobreza.

De la observación de culturas distintas, comprobaremos como otros pueblos son más felices que nosotros teniendo muchas menos cosas. Ello nos permitirá profundizar en cada una de las formas de vida y costumbres que nos encontraremos a nuestro paso, comprendiendo así un mestizaje cultural trasmitido de generación en generación hasta nuestros días. Valores que nuestra civilización, moderna y materialista, ha ido perdiendo poco a poco con el tiempo, y que entendemos es bueno que nuestra juventud pueda recuperar.

En definitiva, un viaje de estudios que profundiza en los conocimientos históricos que hacen revivir la época de los grandes descubrimientos geográficos. Toda una aventura cultural en la que jóvenes de 16 y 17 años convivirán en una experiencia inolvidable de gran enriquecimiento intelectual y humano que potenciará sus relaciones personales, creando un clima de comprensión y solidaridad mutuo que mejore la cooperación entre todos los países participantes.

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: