El gobierno de coalición social-comunista de Portugal pretende utilizar al Rey Emérito, Juan Carlos I, para hacerse propaganda política… y favorecer a los intereses de China.

Como bien saben las personas medianamente informadas, tanto de España como de Portugal, en los últimos días se ha hablado, y mucho acerca de que, el Rey, Emérito, Juan Carlos I, después de marcharse de España, tras el acoso y derribo que ha recibido por parte de los partidos socialista y comunista que integran el gobierno que preside Pedro Sánchez, iba a acabar fijando su residencia en Portugal, concretamente en Cascais.

Muchos han sido los que han aplaudido tal posibilidad, desde el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, hasta el exfutbolista Luis Figo, a los cuales la mayoría de medios de información de ambos lados de “la raya” les han servido de altavoces. Detrás de estos rumores, amplificados de forma entusiasta por los medios, hay enorme cantidad de intereses (aparte del interés de los partidos políticos “podemos” y PSOE de controlar al Rey Emérito a través de sus “primos-hermanos” de Portugal)…

Pero, ¿qué hay realmente detrás de todo esto?

Pues, si hurgamos un poco, si profundizamos y no nos quedamos en la superficie, acabaremos observando que todo ello esconde una campaña de propaganda, una operación de márquetin político y con un claro interés económico.

La izquierda portuguesa, con el presidente de la República de Portugal al frente, pretende hacer promoción de la ciudad de Cascais; aprovechar el enorme prestigio internacional que posee Don Juan Carlos de Borbón para “vender” Cascais como destino turístico y lugar de consumo de ocio.

Pero, hay más, con ayuda de muchos medios de información portugueses y españoles, divulgando la falsa noticia, tiene como principal objetivo el puerto deportivo de la ciudad de Cascais, hacer una buena venta al fondo de inversión chino. Por supuesto, detrás de este negocio está el Partido Comunista Chino, del cual son cómplices los comunistas y socialistas portugueses, e indirectamente los socialistas y comunistas españoles.

João Manuel Brito e Cunha, Lili Caneças y Marcelo Rabelo de Sousa.
João Manuel Brito e Cunha, Lili Caneças y Marcelo Rebelo de Sousa.

 La gestión de esta operación especulativa está siendo realizada por el gabinete de abogados de Pedro Rebelo de Sousa, hermano del presidente  Portugués.

Mediante la pretendida venta del puerto deportivo de Cascais al fondo de inversión chino, el imperialismo comunista chino aumenta cada día más su poder, mientras los diversos gobiernos europeos y del resto del mundo están distraídos con el cobid19.

Faro Y Puerto Deportivo Cascais Portugal Aéreo Fotos, Retratos ...
Vista aérea del puerto deportivo de Cascais

Es muy posible que sea innecesario para los ciudadanos portugueses que lean este artículo, contar que hace ya muchos años, casi una década que Portugal se convirtió en “Cabeza de puente” de China en Europa, para posteriormente poder conseguir enormes ganancias futuras. Pero, en España es absolutamente necesario, pues, desgraciadamente de éste, como de muchos más asuntos concernientes al “país vecino” desconocen todo o casi todo. Es por ello que considero necesario mencionar que, mientras la mayoría de las naciones de la Unión Europea no están dispuestas a permitir la entrada de capital chino en las grandes empresas del continente europeo, hace ya mucho tiempo que las inversiones de China en Portugal superaron los 10.000 millones de euros anuales. Portugal es junto con Finlandia el país europeo en el que más dinero invierte China. Esto ha levantado enormes recelos en el gobierno de Donald  Trump que,  está especialmente atento a la situación, pues el desembarco chino en Portugal despierta enorme preocupación…

Los negocios de China en Portugal van en aumento, siguiendo una progresión geométrica: la macroempresa Fosun se ha hecho ya con la más importante compañía aseguradora portuguesa, Fidelidade, y con la red de hospitales Luz Saúde (antes del Espírito Santo). Los chinos también controlan el 5% de REN (Red Eléctrica Nacional), y han adquirido la propiedad del 80% del capital de Caixa Seguros, lo cual implica que se han convertido en los dueños del 30% del mercado portugués de este sector.

Bison Capital, con sede en Hong-Kong, compró el banco de inversión Banif y la también china Hainan Airlines es –de facto- propietaria de la compañía aérea TAP Air Portugal a través del consorcio Atlantic Gateway.

Hace ya mucho tiempo que los chinos han puestos sus ojos en los puertos de mercancías, especialmente los de Sines y Leixoes. Solo unos años atrás, Beijing Enterprises Water Group desembolsó 95 millones de euros por Veolia Water Portugal, responsable del abastecimiento de agua en municipios de Portugal.

También chino es el propietario de EDC Mármores do Alentejo, después de adquirir la mayor parte de sus acciones. Casi la totalidad de su producción se exporta a China. Y la empresa de servicios financieros Haitong colocó sobre la mesa 379 millones de euros para quedarse con la división de inversiones de Novo Banco, que gestiona las del ya desaparecido Espírito Santo…

El Partido Comunista Chino, le da una enorme importancia a Portugal por ser miembro de la UE y poseer una gran influencia en los países de habla portuguesa, y está y está usando a Portugal como puente y plataforma de expansión.

La íntima relación luso-china hunde sus raíces en las privatizaciones llevadas a cabo, hace una década por el Gobierno de Passos Coelho, la mayoría de las cuales terminó en manos de operadores de la potencia asiática. Se celebró, además, en 2009 el Global China Business Meeting en Lisboa, un encuentro que sentó las bases para negocios e inversiones futuros, tanto en Portugal, como en la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa.

 Los chinos valoran enormemente invertir en Portugal, puesto que el coste de la mano de obra es muy bajo, en comparación con otros países de Europa, pero, sobro todo la privilegiada ubicación geográfica que tiende puentes entre tres continentes (Europa, África y América); también el buen clima, la ausencia de terrorismo y la estabilidad de la moneda.

La Corporación de las Tres Gargantas de China (CTG), a través de su filial portuguesa, desarrolla mercados de energía eléctrica, eólica y nuevas energías con Portugal en América Latina, Europa y EEUU. La CTG acelera su internacionalización y expansión global mediante la cooperación tripartita y se ha convertido en la segunda mayor empresa energética privada en Brasil.

Cada minuto que pasa, China (mejor dicho: el Partido Comunista Chino, con la complicidad de los socialistas y comunistas ibéricos) acrecienta su influencia en Portugal, invirtiendo enormes cantidades de dinero en finanzas, abastecimiento de agua a los pueblos y ciudades, aviación, automóviles y nuevas energías, impulsan la puesta en práctica de más proyectos de cooperación y exploran terceros mercados para obtener enormes ganancias… pero, lo más importante y preocupante, aparte de su enorme poder de influencia, es el acceso a información acerca de alta tecnología en industrias y sectores estratégicas, esenciales para la seguridad nacional portuguesa y la de los países vecinos y del resto del mundo occidental, y importancia crucial para el conjunto de la economía.

Ya en 2013, cuando Pedro Passos Coelho, decidió la  creación de la “golden visa”, la visa de oro, fueron multitud los millonarios chinos que eligieron los barrios históricos de Lisboa, y sus alrededores, como lugar de residencia desbancando a Miami (Estados Unidos) como lugar preferente.

Otro de los motivos que hace que sean muchos los chinos que deciden mudarse a Portugal es la facilidad que dan las autoridades para conseguir el permiso de residencia y el pasaporte portugués, después de cinco años viviendo en Portugal se puede solicitar la ciudadanía portuguesa.

Y ya para terminar, si la “operación Cascais” acaba teniendo éxito y da frutos suculentos para quienes la han puesto en marcha, no duden de que es una forma de ensanchar el puente que China está construyendo en Portugal, para que el imperialismo comunista chino aumente todavía más su poder y capacidad de influencia –de manera casi imperceptible, disimuladamente- en Europa y en el Mundo.

Carlos Aurelio Caldito Aunión

Director de “VOZ IBÉRICA”.

Deja una respuesta