El prestigioso psicólogo canadiense, JORDAN PETERSON, ha sido condenado a un “campo de reeducación” por negarse a usar pronombres inclusivos

El gobierno de Canadá obligará al doctor Jordan Peterson a completar un curso sobre redes sociales para “re-educarse” en cómo comunicarse en línea, si quiere mantener su matrícula como psicólogo y evitar una multa del Estado.

El “campo de re-educación“, como lo llamó Peterson en un tweet, tendrá lugar en el Colegio de Psicólogos de la Universidad de Ontario. Según el renombrado profesor, no se le mencionó por qué debía atravesar esta capacitación obligatoria, pero aseguró que tiene alguna idea.

Primero, la notificación vino poco después de que retuiteara una publicación del líder de la oposición Pierre Poilievre, y que lanzara sus propias críticas contra el primer ministro Justin Trudeau.

Peterson venía tirando además una serie de tweets en contra de las restricciones sanitarias por la pandemia, criticando directamente a Trudeau por cerrar los vuelos internacionales y generándole fuertes conflictos laborales.

Pero Peterson también aseguró que es posible que esta condena típica de gobiernos autoritarios de izquierda haya venido por no haber usado los pronombres inclusivos para referirse a la actriz Ellen Page, que recientemente ha transicionado y ahora se identifica como un hombre.

Por esta “ofensa” contra Ellen Page, Peterson había sido suspendido de Twitter en aquél entonces, pero fue reinstituido por Elon Musk tras la compra de la empresa.

Cabe recordar que en Canadá es un delito no utilizar los pronombres inclusivos para referirse a una persona que se considera transgénero, lo cual quedó tipificado con la ley C16, aprobada en 2017. Esta legislación modifica la Ley de Derechos Humanos de Canadá para incluir los pronombres personales como “expresiones protegidas” por el Estado Nacional.

Peterson se hizo famoso justamente por haberse opuesto a la aprobación de esta ley. Aunque no tuvo éxito en evitar que el Parlamento dominado por la extrema izquierda la aprobara, Peterson levantó el perfil y pasó de ser un desconocido profesor de psicología de la facultad a una de las figuras más influenciables de la derecha en los últimos tiempos.

La ley C16 también agregó la protección de la “identidad de género” al código penal, y creó la categoría de “discurso de odio“, imponiendo severas multas y hasta prisión a quien repetidamente falle en utilizar los pronombres inclusivos.

Si bien muchos usuarios pensaron que Peterson estaba haciendo un chiste, la Universidad de Ontario confirmó la decisión en su sitio web, diciendo que el pasado 22 de noviembre se había determinado que se requeriría que Peterson completara un Programa de Educación Continua o Remedial Específico (SCERP).

El programa está diseñado para abordar cuestiones relacionadas con el profesionalismo en las declaraciones públicas y cómo tratar a otras personas en redes sociales. Según la propia página, el curso está dado por “expertos en lenguaje inclusivo” y “profesionales de la salud mental“.

En caso de no participar de este “campo de re-educación”, Peterson podría afrontar una severa multa, y si se niega a pagar la multa, podría ir hasta 3 años preso. La locura de la ideología de género ha tomado control total del gobierno canadiense, y Justin Trudeau, aunque de manera poco convencional, está convirtiendo al país en una dictadura progresista.

En este artículo publicado por el National Post, el propio Jordan Peterson explica la situación y cuenta qué hará frente a esta condena.

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: