CRÓNICA DE MI ENCUENTRO EN CASCAIS (PORTUGAL) CON DIOGO PACHECO AMORIM

El último fin de semana me desplacé a Lisboa con mi amigo y “asesor de investigación”, Chris Coleman, para reunirnos con nuestro Director de Contenidos, Joao Lemos. Fue una entrañable y productiva jornada que, además de darnos la posibilidad de conocernos mejor, nos ofreció la oportunidad de ir perfilando, precisando, perfeccionando esa Plataforma de Comunicación, sin censura, para la Comunidad Iberoamericana y Sefardí, que ha dejado ya de ser un proyecto, para convertirse en una exitosa realidad.

Nuestro Director de Contenidos, “Juan”, nos tenía reservada una intensa y extensa agenda. Entre otras muchas sorpresas agradables estaba previsto que, nos entrevistáramos con el Embajador en Portugal de Juan Guaidó, Presidente Interino de Venezuela, José Rafael Cotts; también tuvimos el enorme honor, el grandísimo regalo de pasar la tarde con el Dr. Diogo Pacheco Amorim.

Del encuentro con Diogo Pacheco Amorim es del que vamos a hablar a continuación. De la entrevista con José Rafael Cotts hablaremos en otra ocasión.

Expresso | Quem é o ideólogo na sombra de André Ventura? Da ...

Diogo Pacheco Amorim es relativamente conocido en Portugal, debido a su dilatada trayectoria de hombre público, tanto por su participación en política, como por su trayectoria de profesor. Aunque es posible que, las generaciones más jóvenes (que lo ignoran todo, o casi todo, acerca de la historia reciente de Portugal) apenas hayan oído hablar de él. Por supuesto, para los ciudadanos del “país vecino”, España, es seguro que el Dr. Diogo Pacheco Morim es un completo desconocido…

Diogo Pacheco es el vicepresidente del partido político “Chega” que preside André Ventura.

Cuando André Ventura se dirigió a los medios de comunicación, en el Palacio de Belém, después de ser elegido diputado para la Asamblea de la República de Portugal como representante del partido Chega, había a su lado un hombre canoso, de facciones fuertes y serias, su presencia demostraba su enorme capacidad de influencia, a pesar de que durante el acto no abrió la boca. El hombre que acompañaba a André Ventura, es Diogo Pacheco de Amorim, vicepresidente del partido. Su cara puede ser desconocida para el público en general, pero sus ideas no: él es, el ideólogo del partido Chega.

Hablar de la derecha portuguesa, desde la caída del régimen salazarista, es hablar de Diogo Pacheco Amorim; a sus 71 años, su trayectoria vital se confunde con la historia de la derecha en Portugal.

Formó parte de los movimientos estudiantiles de su época, que desafiaron la descolonización y defendieron Portugal y las provincias de ultramar en su conjunto. Se exilió a Madrid para escapar del COPCON, Comando Operacional del Portugal Continental, creado por el presidente Antonio de Spínola, con el fin de hacer cumplir los objetivos establecidos en el proyecto presentado por el Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA) tras la Revolución de los Claveles del 25 de abril de 1974 en Portugal.   También pasó por partidos como el Movimiento por la Independencia y Reconstrucción Nacional (MIRN), y más tarde por el CDS-PP y Nova Democracia, donde fue ideólogo con Manuel Monteiro.

Tratar de resumir tan extensa y densa, densísima, entrevista es harto complejo, y daría para un largo ensayo; así que voy a intentar destacar las ideas más sobresalientes del largo diálogo que mantuve con Diogo Pacheco Amorim:

Primero he de destacar que esa imagen de hombre de facciones fuertes y serias, no corresponde a la realidad, por el contrario, Diogo Pacheco es un hombre amable, cordial, buen conversador, cercano, acogedor.

Después de hablar, como era obligatorio, de su largo currículo en política; pasamos a hablar de la realidad de Portugal, de la tristísima realidad a la que el gobierno social-comunista ha conducido en los últimos años a Portugal y a los portugueses. Ni que decir tiene que, inevitablemente, desde este instante estuvo presente y salió a colación, con frecuencia, el que las realidades de España y Portugal (desgraciadamente) son similares, casi idénticas.

Diogo Pacheco Amorim hizo especial hincapié en que, su partido, Chega, pretende volver a ilusionar, repescar a todos los portugueses que se sienten traicionados, no representados en el Parlamento; a aquellos ciudadanos que no participan del consenso socialdemócrata, a aquellos que consideran que existen cuestiones irrenunciables que, ningún partido con presencia en la Asamblea de la República defiende. Estamos hablando del derecho a la vida (desde la concepción hasta la muerte natural), del derecho a la libertad y a la propiedad. Estamos hablando, también, de defender la economía de libre mercado, el estado de derecho, la estricta separación de poderes; de la defensa de las tradiciones, de la forma de vida y la civilización judeocristianas, de la defensa de la institución familiar… frente la ideología de género y al marxismo cultural… y un largo etc.

Indudablemente, no podía faltar que Diogo Pacheco nos recordara lo mal, rematadamente mal que, se llevó a cabo la integración de Portugal en la Unión Europea (en esta ocasión, inevitablemente, también coincidimos en que la integración de España no fue todo lo buena que hubiera sido deseable). Hablamos de los enormes perjuicios que se produjeron para la industria, la agricultura y el sector servicios… y que, las diversas mejoras, ayudas, subvenciones, etc. por mucho que los trovadores de lo política y socialmente correcto, digan lo contrario, no compensaron ni remotamente las enormes pérdidas que la incorporación de Portugal a la UE, ocasionaron.

Diogo Pacheco Amorim hizo especial mención a las diversas imposiciones, cuotas, renuncias que se llevaron a cabo por parte de la UE y que han lastrado para siempre a quienes se dedican en Portugal a la agricultura, a la ganadería, a la pesca y la industria agroalimentaria… (Por supuesto, en ese momento también salió a colación España por sufrir las mismas consecuencias).

También hablamos de la terrible realidad de la fuga de cerebros, de la constante salida al extranjero de jóvenes portugueses bien preparados, en busca de empleo, debido a que en Portugal no tienen futuro.

Y, no podía ser de otro modo, salió a colación la escasa calidad de la enseñanza que se imparte en los centros de estudio, desde la enseñanza primaria hasta la universidad. Y, de la necesidad urgente de una profunda reforma, para retomar las cotas de calidad que la enseñanza en Portugal tuvo en décadas ya pretéritas.

Inevitablemente, salió a colación la corrupción del sistema, la necesidad urgente de, como se dice en España, coger el toro por los cuernos, y tomarse en serio el asunto, empezando por crear una ley de responsabilidades de los funcionarios y cargos electos…

En fin, hablamos de la desoladora, pésima situación que sufre Portugal; pero, a pesar de que los diversos estudios de opinión reflejen que el partido preside Antonio Costa es muy posible que salga triunfante en unas nuevas elecciones; hasta el punto de que posiblemente el Partido Socialista no necesitaría del apoyo del Bloco de Esquerda; sin embargo, (al entender de Diogo Pacheco Amorim), la situación se puede aún revertir, si su partido consigue arrastrar a los colegios electorales a ese sector de la población que coincide plenamente con su proyecto político, con su programa de gobierno…

Para empezar, el partido político Chega tiene un mensaje ilusionante, íntimamente relacionado con quienes en Portugal siempre se han considerado, sin complejos, abiertamente de derechas.

Y ya para terminar, también hablamos del partido que supuestamente es como Chega, al otro lado de la frontera, me refiero a VOX. Observé que Diogo Pacheco Amorim, no posee una información completa del partido que preside Santiago Abascal. Me permití alertarle de que VOX ya se ha olvidado de las grandes promesas con las que entró en política, tales como la defensa de la Nación Española, frente al separatismo; la defensa de la vida, frente al aborto, la promesa de derogar las leyes de “género”, y un largo etc. respecto de las cuales, pese a gozar de amplia representación en las instituciones, no ha realizado ni una sola propuesta legislativa, ni de reforma de las leyes existentes… le advertí del enorme riesgo que corre Chega de convertirse en un tinglado capaz de hacer mucho ruido, y pelearse y debatir de forma estéril con los socialistas y comunistas, pero no construir, no presentar ningún proyecto serio; y más todavía en estos momentos en los que Portugal (como España) sufre una terrible crisis económica, e institucional, agravada por la crisis de salud pública originada por el cobid19, por la pandemia del coronavirus.

Diogo Pacheco Amorim, me juró de forma reiterada que jamás ocurrirá tal cosa con Chega…

Ya digo, todo un placer, un privilegio, un enorme regalo haber podido disfrutar de la compañía de Diogo Pacheco Amorim.

Carlos Aurelio Caldito Aunión.

Deja una respuesta