André Ventura: Dios, Patria y Familia. Una nueva esperanza para Portugal

Davide Pereira

Doctor André Ventura, ambos compartimos la misma fe cristiana y los dos valoramos más el pilar judeocristiano de nuestra civilización occidental, que ninguno de los dos quiere ver morir y por el que ambos luchamos cada uno en su campo y en el suyo. correo. Este es el marco de esta entrevista. Muchas y variadas preguntas, con un enfoque diferente, podría hacerte y espero poder hacerlo en futuras entrevistas. Pero hoy nos limitaremos a este marco. Y de antemano, muchas gracias por tu tiempo.

Dios, Patria y Familia. ¿Hasta qué punto Chega encarna este lema?

Está bastante claro en nuestro programa. Empezando por la Familia, nuestro programa menciona que “Chega coloca a la familia en el centro de su concepción de la sociedad, como la célula básica que garantiza la preservación, renovación y socialización del orden moral y la cultura cívica”. Este punto, para nosotros, es relevante. Cuando seamos Gobierno crearemos el Ministerio de la Familia, cuya función básica será reubicar a la familia, y su rol en la educación de los niños, en el lugar central que nunca debió dejar de ser el suyo. En cuanto a la Patria, representa para nosotros la fuente de tradiciones, de una forma de ser en el mundo y en la vida, y de una cultura específica e insustituible. Siempre abierto a otras culturas, pero no diluido con ellas. Son estas tradiciones, esta cultura esta forma de estar en el mundo y en la vida que nos permite afrontar el futuro con la energía y la fuerza que solo las raíces profundas pueden transmitir. Por último, pero no por último, Dios. Como cristiano, veo a Dios como mi alfa y omega y toda la acción humana. Chega está abierto a todas las sensibilidades y todas las religiones compatibles, y no en conflicto, con nuestro sistema legal y los valores fundamentales de nuestra tradición greco-latina y judeocristiana. Pero, dado su programa y los valores que en él se defienden, me atrevo a decir que en este partido todos los cristianos encontrarán un refugio especialmente seguro. Chega está abierto a todas las sensibilidades y todas las religiones compatibles, y no en conflicto, con nuestro sistema legal y los valores fundamentales de nuestra tradición greco-latina y judeocristiana. Pero, dado su programa y los valores que en él se defienden, me atrevo a decir que en este partido todos los cristianos encontrarán un refugio especialmente seguro. Chega está abierto a todas las sensibilidades y todas las religiones compatibles, y no en conflicto, con nuestro sistema legal y los valores fundamentales de nuestra tradición greco-latina y judeocristiana. Pero, dado su programa y los valores que en él se defienden, me atrevo a decir que en este partido todos los cristianos encontrarán un refugio especialmente seguro.

El marxismo cultural avanzó en Portugal durante los seis años de gobierno de izquierda y extrema izquierda. La ideología del género, como una de las facetas más agresivas de esta ideología, se ha abierto paso en Portugal. ¿Cuál es la posición de Chega en esta área?

Avanzó en Portugal y en la mayoría de países europeos. Con la muy loable excepción de Hungría y Polonia, donde los gobiernos son abiertamente de derecha, sin complejos de izquierda y sin respeto por la corrección política, decidieron levantarse y erigir barreras. Es nuestra profunda convicción, mía y de Chega, que la lucha contra el marxismo cultural y su punta de lanza, la ideología de género, supera las posibilidades de un solo partido en un solo país de Europa. Tendrá que ser una lucha feroz e implacable de un frente de partidos europeos de derecha. De las siglas nacionales recogidas hoy en los partidos europeos ID (Identidad y Democracia) y ECR (Reforma Europea y Conservadora) y otros que se marcharon. Algunos eventualmente dejarán el EPP (Partido Popular Europeo). Sólo una estrategia y un frente común que unan a todos los partidos antisocialistas y antimarxistas de Europa pueden tener la oportunidad de enfrentar y superar el marxismo cultural y revertir sus políticas dañinas, a saber, la ideología de género. Chega, miembro de ID, ha dedicado tiempo y energía a tratar de consolidar este frente. Uno de nuestros grandes objetivos es ayudar a crear y ser parte de un gran frente europeo capaz de superar el marxismo cultural y sus políticas letales para nuestro mundo, nuestra civilización y nuestra humanidad en su conjunto.
En cuanto a lo que depende de nosotros, en el caso concreto de la acción directa en Portugal, se prohibirá la ideología de género.

¿Es en este contexto, el de la resistencia a la amenaza global que es el marxismo cultural y el socialismo en general, donde se inscribe la adhesión de Chega a la Carta de Madrid?

Exactamente. El motor del comunismo, ahora bajo la piel del neocomunismo, desde un punto de vista estratégico y financiero, desde la caída del Muro de Berlín ha pasado de estar centralizado en la ex Unión Soviética a estar ubicado en Centro y Sudamérica, con el apoyo de Cuba, Venezuela y Brasil, durante la época del PT. Este motor comenzó a concentrarse en Brasil en 1990, impulsado por el PT en la forma de una organización denominada Foro de São Paulo. Este motor surgió de un seminario internacional promovido por el Partido de los Trabajadores y que reunió a políticos y organizaciones de izquierda. Claramente una forma de reemplazar a la extinta URSS en la promoción, financiamiento y expansión del marxismo en el mundo, comenzando por Centro y Sudamérica. Predecir la victoria de Bolsonaro, el polo central de esta organización cambia la esencia de su actividad a Puebla, en México, ahora bajo el nombre de Grupo de Puebla. Su base se vuelve más difusa, pero no menos agresiva, de un foro político y académico compuesto por representantes políticos de la izquierda en el mundo. El objetivo principal es «articular ideas, modelos productivos, programas de desarrollo y políticas de Estado progresistas». Todo ello financiado por empresas estatales brasileñas, comenzando por Petrobrás, y por empresas estatales venezolanas. Además, se empieza a conocer ahora, por los miles de millones que genera el narcotráfico. La actividad del foro de S. Paulo se ha extendido desde hace mucho más allá del ámbito de América Latina a Europa, comenzando por España y Portugal. La Carta de Madrid es una respuesta global a este ataque del Grupo de Puebla, también en forma de foro político y académico que reúne a representantes políticos de derecha en el mundo, con especial énfasis en Latinoamérica, España y Portugal. Nuestro papel como signatarios de esta Carta es extender sus principios y acciones al mundo de habla portuguesa, aumentando enormemente el alcance de este movimiento de defensa y contraataque contra la expansión del neomarxismo.

Bolsonaro solía mencionar a Dios, y aún lo hace. ¿Tiene el Dr. André Ventura el coraje de llamar al electorado portugués, que dice ser cristiano y vota por la izquierda, a rendir cuentas de que esto es anti-bíblico? ¿Qué puede decir Chega en relación con la ceguera de los cristianos en Portugal que, siempre que hay elecciones, se apresuran a votar por partidos que están en contra de todos los principios judeocristianos?

Prácticamente en todas mis intervenciones públicas menciono a Dios y su papel como alfa y omega de la historia. Y que si soy, lo que soy y si hago lo que hago, es en tu nombre y por tu elección que lo hago. Para mi es muy claro. En cuanto a tener coraje para el llamamiento al que se refiere, siempre lo tendría, pero creo que estaría fuera de lugar hacerlo porque es la jerarquía católica y protestante, sus sacerdotes y pastores, quienes tienen esta misión decisiva. Y, si me preguntas, todavía me asombra, en cada elección, el profundo silencio de los responsables cuando deben tener claro en sus pautas por quién no votar. Y si los responsables guardan silencio, ¿qué responsabilidades se les puede pedir a quienes fueron abandonados por quienes tenían la obligación de esclarecerlos? Es lamentable, pero esa es la verdad.

Había un gigante dormido en Brasil: la comunidad evangélica. ¿Ha pensado el Dr. André Ventura en hacer lo que hizo el presidente Bolsonaro, despertar a los evangélicos y católicos para que se unan al proyecto Chega?

Evangélicos y católicos son dos sensibilidades cristianas que se pueden ver fácilmente en nuestro programa, en nuestros valores y en nuestra forma directa y clara de estar en política. Aquí les dejo un llamamiento para que lean nuestro programa y, si están de acuerdo con él, y seguro que lo estarán, nos den su apoyo para derrotar a los enemigos de nuestra forma de vida, nuestra civilización y el futuro de nuestros hijos y nietos.

Un día, cuando se convierta en Primer Ministro de Portugal, ¿tendrá el coraje de trasladar la Embajada de Portugal, que está en Tel-Aviv, a Jerusalén?

El traslado de la Embajada de Portugal que se encuentra en Tel-Aviv a Jerusalén es parte de nuestro programa y nuestro programa fue hecho para ser cumplido. Nos faltarán otras cosas, pero nunca el coraje. Israel es un aliado esencial del mundo libre y su pueblo ha defendido, con las armas en la mano, el frente terrorista y marxista que está tratando de derribar nuestra civilización greco-latina y judeocristiana. Merecen que se reconozca a Jerusalén como su capital y es lo mínimo que podemos hacer por quienes luchan, con inteligencia y determinación, contra nuestros enemigos comunes e implacables.

Portugal, lamentablemente, está envejeciendo. ¿Cuál es su posición en relación a los excombatientes, a elevar la edad de jubilación y, además, a percibir una prestación de jubilación que se traduce en montos miserables? Durante décadas hemos recibido el apoyo financiero de Bruselas sin «ir más allá de la tensión torcida». ¿Será que con la «bazuca» que se avecina seremos capaces, finalmente, de corregir una situación que se viene arrastrando desde hace tanto tiempo sin solución?

Lamentablemente, los recursos que se deben aplicar para apoyar a las personas mayores, en reformas dignas para quienes trabajaron duro toda su vida y en beneficios adecuados y dignos para quienes lucharon tan duro por su país en varios frentes de guerra, están orientados de otra manera. . En el aumento indefinido de empleados estatales; en apoyar a quienes no quieren trabajar y supuestos refugiados que no han aportado nada; en la corrupción endémica y generalizada que nos cuesta alrededor de 20 mil millones de euros al año; en la mala gestión de la máquina de Estado; y en una infinidad de mil una cosas inútiles o dañinas. En esto, se ha consumido una parte sustancial de los muy altos impuestos que pagan los portugueses. De los 220 mil millones de dinero que nos prestaron y que nuestros hijos tendrán que devolver, así como los torrentes de dinero que han estado fluyendo desde Bruselas durante decenas de años. En cuanto a la famosa bazuca, seguramente «disparará» en todas las direcciones ya mencionadas, pero nunca, eso está garantizado, en la dirección de la 3ª Edad, los excombatientes o las miserables pensiones de invalidez y jubilación. Para aquellos, siempre los mismos, nunca queda nada.

 Una nueva esperanza para Portugal
DAVIDE PEREIRA
Spread the love
                 
  more 
A %d blogueros les gusta esto: