SOBRE LAS FUTURAS ELECCIONES EN ISRAEL

Dentro de pocas semanas -el 1 de noviembre- habra elecciones en ISRAEL.

Como de costumbre, mas allá de la existencia de un alto numero de partidos políticos, es posible ver la existencia de 2 bloques distintos, a los que llamaremos, para bien de los lectores, como «anti-BIBI» o «pro-BIBI».

Lo que parece ser una clasificación bastante «burda» en realidad refleja la existencia, por un lado de un bloque que se opone a la reeleccion de BENJAMIN NETANIAHU como Primer Ministro, bloque en el cual participa el electorado de «izquierda», el electorado de «centro’ y parte del electorado de»derecha»…y por otro lado un bloque formado por votantes de «derecha» y de «religiosos» cuyo lider indiscutido es el Sr. NETANIAHU.

Más allá de la separación en 2 bloques de ese electorado, es posible definir las diferencias entre ellos más o menos de la siguiente manera… el bloque de «derecha» representa a quienes ponen énfasis en la identidad Judía del Estado de ISRAEL, también si ese enfasis entra en contradiccion con lo que piensan sobre ello quienes no pertenecen a este Estado.

Por otro lado, el bloque de «izquierda» (incluso si tiene componentes más «derechistas» en su seno) tiende a estar más atento a lo que piensan los Gobiernos de otros Paises ( y fundamentalmente EEUU y Europa) y a actuar buscando puntos de Acuerdo con esos paises.

En la misma forma, es posible ver como el actual Gobierno de ISRAEL (de «izquierda») trata de sincronizar sus decisiones con las de la Administracion BIDEN ( y con la EU), al tiempo que es acusado por el otro bloque (de «derecha») de ser demasiado blando en la defensa de los intereses nacionales.

Lo cierto es que, tambien durante el Gobierno de Netaniahu (diez años consecutivos) existió cierto intento de coordinar su actividad con la Administracion Estadounidense… algo muy difícil de lograr durante la Administracion OBAMA (que era bastante hostil a ISRAEL) y mucho mas «fácil» durante la administracion TRUMP.

Como suele ocurrir ya hace varias decadas, la capacidad de influencia y de conseguir el apoyo de los electores, por parte de los partidos politicos pertenecientes a ambos bloques estan bastante equilibradas, pero no en el electorado que esta detras de ellos… electorado que tiende a ser cada vez mas «halcon» debido a la prolongacion del conflicto con los PALESTINOS.

Los Dirigentes de los partidos de Centro (cuyo electorado tiende a ser mas de derecha que sus dirigentes) `retenden llegar a un entendimiento mas estrecho con los EEUU, lo que provoca cierto «espejismo» respecto a que es lo que piensa el electorado… pero, de haber casos muy concretos en los cuales deberá haber una definición publica de ese electorado… por ejemplo: retirada de tales o cuales territorios que ese electorado piensa que deben quedar bajo soberania ISRAELI (Jerusalen -Golan) es posible suponer que ese electorado impondrá sus deseos a sus dirigentes.

Como ejemplo de lo escrito, contare que ante las proximas elecciones existe ahora un tema complejo respecto de la posibilidad de que haya un Acuerdo (impulsado por la Administración BIDEN de EEUU) en relacion al limite maritimo con LÍBANO.

Los parámetros conocidos del posible Acuerdo (que el actual Gobierno -de «izquierda»- parece estar dispuesto a firmar), incluyen la renuncia a la ‘soberanía’ ISRAELI sobre un 3% de la plataforma economica nacional… algo a lo que, por supuesto, la oposicion (de «derecha») se opone, y amenaza con no cumplir en el futuro, si el Acuerdo no pasa antes de ser firmado, por la aprobacion del Parlamento ISRAELÍ.

A ese asunto se opone el actual Gobierno de ISRAEL, que no disfruta de mayoria en ese Parlamento… y que está presionado por un «calendario» muy estricto, que lo impulsa a tratar de llegar a un Acuerdo «firmado» antes de las elecciones… para lograr algunos puntos a su favor en el electorado.

Al Gobierno ISRAELÍ actual también lo presiona la Administración BIDEN, que está «sedienta», ansiosa de conseguir algún logro en su política exterior, después de 2 años de fracasos: Afganistan, Covid, Ucrania, inflación, violencia interna, etc. antes de sus propias elecciones (que también seran en el mes de Noviembre).

La oposición también esgrime otro argumento parlamentario de envergadura. Dado que el actual Gobierno (de «izquierda» ) es de transición, y se trata de un Gobierno que le quedan con probabilidad sólamente unas semanas de «vida», no es democrático actuar sin respetar leyes parlamentarias que obligan a consultar a los ciudadanos, a someter a votación popular todo intento de otorgar a otros paises la Soberania sobre territorios que el electorado se opone a otorgar… y debe esperarse a que se constituya un nuevo Gobierno electo (como consecuencia de las elecciones del 1.11) y que éste decida, en forma disciplinada, como llevar el tema a plebiscito (parlamentario y/o público).

El tema, por supuesto, ya llega a la CORTE SUPREMA y esta debera decidir como debe ser tratado el tema.

Esta CORTE SUPREMA, que es generalmente criticada por la «derecha» dadas sus posiciones ‘liberales’ en diversos temas, tambien esta involucrada en las proximas elecciones. De decidir a favor del Gobierno (SÍ al Acuerdo) hemos de suponer que la «derecha» dirá que esa CORTE antepone sus posiciones ideológicas a la JUSTICIA.

Si, por el contrario, dicta una resolución en contra del Gobierno (NO al Acuerdo, o postergación hasta despues de las elecciones) sera la «izquierda» la que acusará a la CORTE de «rendirse» ante la violencia verbal de la oposicion.

Por supuesto que la «derecha» acusa al Gobierno de la inflación existente, que si bien es «leve» en relación a otros paises (4.5%)  y no esta por ahora acompañada por una recesión económica, ha obligado al BANCO de ISRAEL a elevar sucesivamente el interés monetario, el precio del dinero. Este punto es clave en un País en el cual, durante los últimos 15  años han subido enormemente los precios de las viviendas, lo que obligó a muchisimas parejas jóvenes con 2-3 hijos a solicitar hipotecas cada vez mas grandes para comprar una vivienda…. que estarán obligados a pagar durante 20-25 años.

Ahora, la inflación eleva el interés de esas hipotecas a esas parejas, y el monto mensual sube cada vez más, al tiempo que todavía no han sido compensados en sus sueldos por esa inflación.

Las críticas, por supuesto, son elevadas contra el Gobierno actual, a pesar que, objetivamente, lo que ocurre es resultado de una crisis mundial. Es de suponer que esas críticas se verán reflejadas el día de las elecciones, en favor de la oposición.

Todo lo escrito hasta ahora, como anticipé, en el marco de un supuesto «empate» en las elecciones… que amenaza con hacer continuar la crisis política que ya tiene demasiada historia y, tal vez, demasiadas elecciones.

Pero todavía faltan TRES SEMANAS para esas elecciones.. y en un País  tan dinámico como lo es ISRAEL, también un atentado PALESTINO  (hay muchos intentos que afortunadamente no tienen éxito) que consiga provocar un numero considerable de víctimas, puede volcar la balanza en favor de la oposicion.

Por supuesto, ¡Ojalá no ocurra ningún atentado!

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: