Ranking Índice de «Desarrollo Humano»… hay motivos para la esperanza, y en el pasado no hubo un tiempo mejor.

En este artículo presentamos el ranking del Índice de Desarrollo Humano correspondiente al informe publicado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en el año 2020

FUENTE: http://hdr.undp.org/sites/default/files/hdr2020_es.pdf

Junto con la publicación de este ranking, también figura contenido adicional. Una calculadora para el IDH y una guía sobre la metodología y un ejemplo de cálculo, todo ello de «Economipedia».

Guía de cálculo e interpretación del IDH

Calculadora de IDH

Aunque se explica en la guía de «Economipedia» – https://economipedia.com/guia/guia-para-calcular-e-interpretar-el-idh.html – conviene destacar que el IDH no es un indicador perfecto. A pesar de que sus cálculos están muy acotados, presenta un marco de evolución a largo plazo nada despreciable.

Es decir, puede que tenga fallos a corto plazo, pero aquellos países que han experimentado un gran crecimiento en este indicador, nos dan señales de que algo está mejorando en esas naciones. No quiere decir esto, que todo sea perfecto, maravilloso, no; es mucho todavía lo susceptible de mejora.

Todos los países, incluso Noruega que es el país con IDH más alto, tienen cosas que mejorar. Evidentemente, tienen mucho terreno ganado y se encuentran muy avanzados en aspectos como la salud, la educación y el nivel de ingresos.

Como dice el título, «hay motivos para la esperanza», pero, tampoco es cuestión de lanzar las campanas al vuelo.

Así pues, ahí van los datos del último informe del Plan de las Naciones Unidas para el Desarrollo, sobre el IDH de todos los países del mundo, publicado el 15 de diciembre de 2020 y compilado basándose en estimaciones de 2019.

Incluye a 189 Estados miembros de las Naciones Unidas (de un total de 193), más Hong Kong (región administrativa especial de China) y el Estado de Palestina.​ Los países miembros que faltan es debido a la carencia de datos necesarios para el cálculo. También se incluye (para comparación) el IDH promedio de las regiones del mundo y de grupos de países.

El (IDH), ÍNDICE DE DESARROLLO HUMANO es una medida resumida del desarrollo humano; mide el avance conseguido por un país en tres dimensiones básicas del desarrollo humano: disfrutar de una vida larga y saludable, acceso a educación y nivel de vida digno. El IDH es la media geométrica de índices normalizados que miden los logros en cada dimensión, y utiliza diversos indicadores para su cálculo: esperanza de vida al nacer, años promedio de escolaridad y años esperados de escolarización e ingreso familiar disponible o consumo per cápita;4​ es por tanto una medida comparativa de la ESPERANZA DE VIDA, del GRADO DE ALFABETIZACIÓN, la EDUCACIÓN-ENSEÑANZA, y el NIVEL DE VIDA en todos los países del mundo. Se utiliza para distinguir si un país es DESARROLLADO o SUBDESARROLLADO, y también para medir el impacto de las políticas económicas sobre la CALIDAD DE VIDA. Este indicador surge del Informe sobre Desarrollo Humano iniciado en 1990 por el PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO, un informe independiente resultado del trabajo de un equipo de académicos destacados que fue dirigido en sus primeros años por los economistas Mahbub ul Haq e Inge Kaul, paquistaní el primero, alemana la segunda.

Los países se dividen en cuatro grandes categorías de desarrollo humano: muy alto, alto, medio y bajo. En informes anteriores a 2010, la inclusión en cada una de estas categorías estaba basada en puntos de corte de valores del IDH; sin embargo, desde el informe de 2010, la clasificación está basada en cuartiles, de modo que se divide en cuatro partes de los 189 países representados.​

DivisiónComprende
Muy alto66 países
Alto53 países
Medio37 países
Bajo33 países

El grupo «desarrollo humano muy alto» se añadió a partir del informe de 2007 y, también desde el informe de ese año, la primera categoría se refiere a los países desarrollados y las tres últimas agrupan a los países en desarrollo.

El listado que se muestra a continuación corresponde al informe publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Nueva York el 17 de diciembre de 2020 con datos relativos a estimaciones para 2019. El número entre paréntesis representa la variación de puestos desde la publicación de la relación anterior.

De acuerdo con lo indicado en el propio Informe, la cantidad de países cubierta por el IDH viene determinada por la disponibilidad de datos, y, siempre que sea posible, sobre la base de datos de organismos internacionales de estadísticas y de otras fuentes confiables disponibles durante su redacción. Sin embargo, estos organismos no cuentan con todos los datos para algunos países sobre uno o más de los cuatro indicadores que componen el IDH, por lo que se excluyen aquellos países para los cuales no existen datos confiables o donde hay considerable incertidumbre sobre la validez de los cálculos.​

Índice de Desarrollo Humano por indicadores según países. 2020

 Índice de Desarrollo HumanoEsperanza de vida al nacer en añosAños esperados de escolaridad (a) (b)Años promedio de escolaridad (a)Renta nacional bruta per cápita en PPP en US$ de 2017 (*)
 20192019201920192019

DESARROLLO HUMANO MUY ALTO

1Noruega0,95782,418,112,966.494
2Irlanda0,95582,318,712,768.371
2Suiza0,95583,816,313,469.394
4Hong Kong, China (RAE)0,94984,916,912,362.985
4Islandia0,94983,019,112,854.682
6Alemania0,94781,317,014,255.314
7Suecia0,94582,819,512,554.508
8Australia0,94483,422,012,748.085
8Países Bajos0,94482,318,512,457.707
10Dinamarca0,94080,918,912,658.662
11Finlandia0,93881,919,412,848.511
11Singapur0,93883,616,411,688.155
13Reino Unido0,93281,317,513,246.071
14Bélgica0,93181,619,812,152.085
14Nueva Zelanda0,93182,318,812,840.799
16Canadá0,92982,416,213,448.527
17Estados Unidos0,92678,916,313,463.826
18Austria0,92281,516,112,556.197
19Israel0,91983,016,213,040.187
19Japón0,91984,615,212,942.932
19Liechtenstein0,91980,714,912,5131.032
22Eslovenia0,91781,317,612,738.080
23República de Corea0,91683,016,512,243.044
23Luxemburgo0,91682,314,312,372.712
25España0,90483,617,610,340.975
26Francia0,90182,715,611,547.173
27República Checa0,90079,416,812,738.109
28Malta0,89582,516,111,339.555
29Estonia0,89278,816,013,136.019
29Italia0,89283,516,110,442.776
31Emiratos Árabes Unidos0,89078,014,312,167.462
32Grecia0,88882,217,910,630.155
33Chipre0,88781,015,212,238.207
34Lituania0,88275,916,613,135.799
35Polonia0,88078,716,312,531.623
36Andorra0,86881,913,310,556.000
37Lituania0,86675,316,213,030.282
38Portugal0,86482,116,59,333.967
39Eslovaquia0,86077,514,512,732.113
40Hungría0,85476,915,212,031.329
40Arabia Saudita0,85475,116,110,247.495
42Bahrein0,85277,316,39,542.522
43Chile0,85180,216,410,623.261
43Croacia0,85178,515,211,428.070
45Qatar0,84880,212,09,792.418
46Argentina0,84576,717,710,921.190
47Brunéi0,83875,914,39,163.965
48Montenegro0,82976,915,011,621.399
49Rumania0,82876,114,311,129.497
50Palaos0,82673,915,812,519.317
51Kazajstán0,82573,615,611,922.857
52Federación de Rusia0,82472,615,012,226.157
53Bielorrusia0,82374,815,412,318.546
54Turquía0,82077,716,68,127.701
55Uruguay0,81777,916,88,920.064
56Bulgaria0,81675,114,411,423.325
57Panamá0,81578,512,910,229.558
58Bahamas0,81473,912,911,433.747
58Barbados0,81479,215,410,614.936
60Oman0,81377,914,29,725.944
61Georgia0,81273,815,313,114.429
62Costa Rica0,81080,315,78,718.486
62Malasia0,81076,213,710,427.534
64Kuwait0,80675,514,27,358.590
64Serbia0,80676,014,711,217.192
66Mauricio0,80475,015,19,525.266
 DESARROLLO HUMANO ALTO     
67Seychelles0,79673,414,110,026.903
67Trinidad y Tobago0,79673,513,011,026.231
69Albania0,79578,614,710,113.998
70Cuba0,78378,814,311,88.621
70Irán (República Islámica del)0,78376,714,810,312.447
72Sri Lanka0,78277,014,110,612.707
73Bosnia y Herzegovina0,78077,413,89,814.872
 GRUPOS DE DESARROLLO HUMANO     
 DESARROLLO HUMANO MUY ALTO (0,800 y más)0,89879,616,312,244.566
 DESARROLLO HUMANO ALTO (0,700-0,799)0,75375,314,08,414.255
 DESARROLLO HUMANO MEDIO (0,550-0,699)0,63169,311,56,36.153
 DESARROLLO HUMANO BAJO (menos de 0,550)0,51361,49,44,92.745
 TOTAL MUNDIAL0,73772,812,78,516.734

La tabla completa se puede consultar en:

http://hdr.undp.org/en/2020-report

(a) Los datos se refieren a 2019 o al año más reciente disponible

(b) En el cálculo del valor del IDH se utiliza el máximo de 18 años de escolarización

https://datosmacro.expansion.com/paises

Después de todo lo anteriormente expuesto, si usted es de los que considera que, el mundo va de mal en peor, o que cualquier tiempo pasado fue mejor; le invito a que lea el texto de Hans Rosling «Factfulness», Diez razones por las que estamos equivocados sobre el mundo, y por qué las cosas están mejor de lo que piensas.

Hans Rosling (Upsala, Suecia, 1948-2017)

Cuando se hacen preguntas sencillas sobre las tendencias mundiales: ¿qué porcentaje de la población mundial vive en la pobreza?, ¿por qué la población mundial está aumentando?, ¿cuántas niñas terminan la escuela? Sistemáticamente obtenemos las respuestas incorrectas. Tan incorrectas que incluso un chimpancé eligiendo las respuestas al azar superará siempre a los maestros, periodistas, premios Nobel y banqueros de inversión.
En Factfulness, el profesor de Salud Internacional y el fenómeno TED global Hans Rosling, junto con sus dos colaboradores, Anna y Ola, ofrece una nueva y radical explicación de por qué sucede esto. Nos revelan los diez instintos que distorsionan nuestra perspectiva: desde nuestra tendencia a dividir el mundo en dos campos (generalmente en nosotros y de ellos) a la forma en que consumimos los medios de información (en los que el miedo gobierna) y cómo percibimos el progreso (creyendo que todo está empeorando). Nuestro problema es que no sabemos lo que no sabemos, lo que ignoramos y que, incluso nuestras suposiciones, se basan en prejuicios inconscientes y predecibles.

Resulta que el mundo, a pesar de sus imperfecciones, está en un estado mucho mejor de lo que podríamos pensar. Eso no significa que no haya preocupaciones reales. Pero cuando nos preocupamos por todo constantemente, en lugar de adaptar una cosmovisión basada en hechos, podemos perder nuestra capacidad de enfocarnos en las cosas que más nos amenazan.
Inspiradora y reveladora, llena de anécdotas e historias conmovedoras, Factfulness es un libro urgente y esencial que cambiará la forma de ver el mundo y le permitirá responder a las crisis y oportunidades del futuro, sus argumentos resultan comprensibles para un niño de doce años y las fuentes en que se basan son generalmente publicaciones de organismos internacionales que, cualquiera puede descargarse de internet con un clic. Su secreto es que buscan la información relevante, se atienen a los hechos (a ello alude el intraducible título Factfulness) y se explican con gratificante claridad, mediante palabras y sobre todo a través de excelentes gráficos.

Factfulness comienza con un test de respuesta múltiple. Algunas de las preguntas no son fáciles, por ejemplo ¿cuántas niñas finalizan la educación primaria en el conjunto de los países pobres, el veinte, el cuarenta o el sesenta por ciento? Fallar algunas es normal, pero no lo es hacerlo peor que alguien que ni siquiera entendiera las preguntas, por ejemplo un chimpancé. Lo sorprendente es que Rosling y sus colaboradores han planteado el test a todo tipo de públicos en distintos países, incluso a profesionales cualificados, y se han encontrado con que los seres humanos fallan más que los chimpancés. La explicación de esta paradoja es bien sencilla. Puesto que el test ofrece tres respuestas para cada pregunta, quienes respondieran al azar, incluidos unos chimpancés a quienes se ofrecieran plátanos marcados a, b o c, acertarían por término medio en una de cada tres repuestas. En cambio los seres humanos pensamos y por tanto nos dejamos engañar por la común percepción de que el mundo va mucho peor de lo que realmente ocurre.En las últimas décadas miles de millones de personas han salido de la pobreza en la que casi toda la humanidad ha vivido a lo largo de la historia.

Hansrosling 4

El propósito de los autores es en primer lugar demostrar que estamos avanzando, lo cual no es una llamada a la complacencia con lo obtenido, sino a esforzarnos en seguir avanzando hacia un mundo mejor, sin olvidar a los casi mil millones de excluidos, y en segundo lugar explicar las razones por las que está tan generalizado el sesgo negativo en nuestra percepción del mundo. Capítulo tras capítulo proporcionan pruebas de cómo la situación ha mejorado en todos los aspectos básicos de la existencia humana. Es el caso de la pobreza extrema que, medida como el porcentaje de la población mundial que vive con menos de un dólar al día, ha pasado, excluido el efecto de la variación de los precios, de un 50 por ciento en 1966 a poco menos del 10 por ciento hoy. Vivir con menos de un euro al día: es atroz que casi una de cada diez personas se halle hoy en esa situación, pero hace medio siglo era una persona de cada dos.

Hans Rosling, el autor principal del libro, recientemente fallecido, era sueco, lo mismo que sus hijos y colaboradores Ola y Anna, y Suecia es para nosotros el modelo de país altamente desarrollado. Pero ¿lo era cuando él nació, o cuando nacieron sus padres o sus abuelos? Él era de familia pobre y recuerda (sus recuerdos contribuyen en muchas partes del libro a dar vida a sus argumentos) que estuvo a punto de morir ahogado cuando cayó a una profunda charca de olor fétido cercana a su casa, algo inconcebible hoy en Suecia, pero que no era tan raro hace 60 años. Lo cierto es que la mayoría de los suecos también salieron de pobres en una fecha que, en términos históricos, resulta reciente. Otro gráfico lo muestra con elocuencia: la esperanza media de vida y los ingresos medios por habitante en Suecia eran en el año 1948 similares a los de Egipto hoy. ¿Después de saber esto seguimos tan seguros de que los egipcios nunca podrán vivir como los suecos?

¿Por qué vemos así el mundo? En primer lugar porque tendemos a fijarnos sobre todo en los hechos negativos e insólitos, una tendencia natural que los medios de información y creadores de opinión fomentan sobremanera. Después de todo, no tendría mucho éxito un telediario que comenzara anunciando que en esta calle nadie maltrata su pareja, en este aeropuerto no se ha estrellado ningún avión y en este país no hay guerra.

También hay que añadir que, los supuestos expertos no suelen serlo, excepto en el campo limitado de su especialidad y que, los activistas ocultan sistemáticamente las noticias positivas, como si el hecho de que la mortalidad infantil disminuya pudiera hacernos olvidar el horror real de que, haya todavía demasiados niños hambrientos.

 Lo peor de todo es que la percepción negativa acerca de cómo camina el mundo puede llevar al desánimo: si no hubiera manera de evitar la guerra o combatir la pobreza, la pasividad estaría justificada. Pero no es así.

Como expreso en el título del artículo:

En el pasado nunca hubo un tiempo mejor… y hay motivos para la esperanza.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
A %d blogueros les gusta esto: