¿Quién roba en Cataluña?

CÉSAR ALCALÁ

Durante muchos años el separatismo catalán clamaba “España nos roba”,… según un informe del movimiento cívico  Impulso Ciudadano, el independentismo roba a Cataluña y a España 1.000 millones de euros al año. Y lo roba para crear la utópica (mejor dicho, «distópica») nación catalana.

El informe de Impulso Ciudadano «A más nacionalismo, menos servicios», sobre el gasto de la llamada construcción nacional de Cataluña, desvela el coste que supone para las arcas públicas, para los bolsillos de los contribuyentes catalanes (y españoles), dicho proyecto de nacionalismo extremo. No se entra aquí en el carácter ilegal de algunos de los gastos, el objetivo es llamar la atención sobre lo que implican para el conjunto de los ciudadanos, al retraer recursos que podrían dedicarse a bienes y servicios sociales.

El gasto de la Generalitat de Cataluña, para esta construcción de una hipotética “nació catalana” se divide en ocho apartados:

  1. Política lingüística. Subvenciones para fomento del catalán.
  2. Por la cultura hacia la Nación. Oficial y paraoficial.
  3. Laboratorios de pensamiento nacionalista.
  4. Síndic de Greuges.
  5. Propaganda y doctrina en TV y radio públicas.
  6. Forjando independencia con las TIC.
  7. Nacionalismo ‘sin fronteras’. DIPLOCAT.
  8. Ciberseguridad exclusiva.
Unionistas protestan en Barcelona contra proceso independentista | HISPANTV

Como vemos, dentro de los presupuestos de la Generalitat de Cataluña, han creado un entramado de departamentos, subdepartamentos, direcciones generales, oficinas… vinculadas a llevar a la práctica su propósito. Esto significa que el presupuesto se ha tenido que adelgazar en otras partidas para tener dinero para estas otras partidas. Dicho de otra manera, se han reducido servicios para los catalanes y no les ha importado destinarlo a una quimera. Luego dicen que el Estado español no les da el dinero que Cataluña se merece. Esto es, que quieren más transferencias. ¿Para qué más transferencias? Evidentemente para destinarlos a los ocho apartados anteriormente citados.

Así pues, revisando el presupuesto de la Generalitat, tal y como hace el informe, vemos que el Govern se gasta anualmente 1.000 millones de euros en entidades o instituciones para la construcción de la nación catalana. Repetimos, se gastan 1.000 de euros anuales. Y aquí no pasa nada y aquí paz y después gloria.

Me siento orgulloso de los catalanes españoles... - Foro Coches

¿Cómo reparte el dinero? Numeraremos estos párrafos y los podrán relacionar con los ocho apartados.

1.- En los Presupuestos de la Generalitat de 2021 figura una Dirección General de Política Lingüística, ahora subsumida en la Secretaría de Política Lingüística del Departamento de Cultura1, con presupuesto de 31.392.258,01€1a, de los que 31.185.695,95 corresponden a gastos del programa Promoció de la Llengua Catalana.

2.- Para 2021 las políticas de Cultura de orientación nacionalista disponen de 218.187.629,04 €, según el programa presupuestario correspondiente. Por la dimensión de las cifras que maneja sobresale el Institut Català de les Empreses Culturals (ICEC), ente público del Departamento de Cultura que “trabaja por el desarrollo y la consolidación del sector cultural impulsando las empresas y los profesionales de la cultura…”. No para desarrollar asuntos sociales -extremadamente necesarios en Cataluña- sino culturales. La cultureta que a los independentistas les encanta.

3.- En los presupuestos prorrogados de 2021 figura el Comisionado de la Presidencia para el Desarrollo del Autogobierno, con una partida presupuestaria de 2.928.000,00 €, aunque tras una reforma de Pere Aragonés en mayo pasado, parece que las funciones del Comisionado han pasado al Institut d’Estudis de l’Autogovern (IEA) y la partida final asciende a 3.255.874,20 €28, sumando quizás lo que le correspondía al IEA.

4.- En los Presupuestos de la Generalitat, sección del Parlament, el Síndic de Greuges36, que se lleva 6.817.143,83 €, de los cuales a remuneraciones corresponden 5.947.413,83 (87,2% del total). Esta institución, con el comunista-independentosta Rafael Ribó al frente -recordemos que imputa viajes con su pareja a la cuenta general de la Generalitat- tiene la función expresa de pasa por alto las vulneraciones de derechos que sufren quienes se oponen al nacionalismo. Y lo hace al pie de la letra.

5.- La política de comunicación es, junto a las de enseñanza y relaciones internacionales, de las más relevantes para el plan de construcción nacional en Cataluña que desarrollan los nacionalistas. A esto se destina 253.399.474,90 €, ocho millones más que para 2020, que junto a los 6 millones gastados en comunicación propia de la Presidencia de la Generalitat, suman 259.058.878,78 euros. Aquí dentro tenemos TV3 y el CAC (Consejo del Audiovisual de Cataluña), que no hace falta explicar el adoctrinamiento que llevan a cabo y la ceguera del Consejo.

6.- El Centre de Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació (CTTI) tiene un presupuesto de 517.427.849,81 €. Este dinero se reparte en remuneraciones 29.228.705,08 €, a dietas, locomoción, etc. 1,17 millones y 1,97 para trabajos externos de personas físicas o jurídicas. También tiene una carga de 3,35 millones en intereses por préstamos.

7.- Ahora le toca el turno al DIPLOCAT, el Departament d’Acció Exterior i Govern Obert, destina en 2021 a Acción Exterior y Unión Europea 48.634.326,08 €58. Las Delegaciones, oficinas y misiones exteriores se llevan 6.516.829,38 del presupuesto solo para locales y mantenimiento, más 1.224.388 € en los sueldos de los catorce Delegats del Govern en otros tantos países: de Túnez a los países bálticos, de México al Reino Unido o a los Balcanes.

8.- Finalmente tenemos la Agéncia de Ciberseguretat de Catalunya. Esta agencia recibe 14.710.102,00 €. Como dice el informe “de los que 3,22 millones se van en retribuciones del personal clasificado en cinco grupos, con sueldos de 18.000 a 75.000 € más trienios, guardias y seguro de vida y accidentes. La entidad no dice cuántos empleados tiene, ni precisa el contenido de su misión, aunque sirven como pistas los datos de que su mayor gasto, 7.461.571,66 € es por Altres treballs realitzats per persones físiques o jurídiques y la nomenclatura de su estructura organizativa (Govern del Risc, Estratègia de la Seguretat…)”.

Así se distribuyen 1.000 millones de euros anuales en la construcción de la “nació catalana”. Si bajamos a la realidad, al día a día, a las necesidades de la gente de la calle, vemos que hay retrasos en la sanidad, restricciones en el momento de solicitar ayudas, niños que estudian en módulos prefabricados, que las familias con personas dependientes tienen problemas para poder cuidar correctamente a sus familiares, que hay pocas viviendas sociales, que hay carencia de hospitales y de personal, que puedes tardar más de seis meses en operarte, que… La lista sería muy larga.

Todo esto a ERC y JxCat no les importa. Su único pensamiento único es crear la nació catalana”. Entre 2020 y 2021 -para no irnos más atrás- se habrán gastado 2.000 millones en esta quimera. ¿Cuántas de estas cosas podrían solucionarse con todo este dinero? Mientras tanto, la oposición calla, la gente los sigue votando y aquí no pasa nada. Es una vergüenza. Que no le mientan. España no roba a Cataluña, el Govern Catalá si a los catalanes y a los españoles.

César Alcalá Giménez es un prestigioso historiador, político y escritor español, especializado en la historia del carlismo y la guerra civil y otros muchos temas relacionados con la historia de España. Colabora en revistas como Actas, Revista del Vallèse-noticies.comLa RazónCOPEEconomía DigitalEl Catalán. Ha colaborado en el Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia.

Para saber más acerca de «CATALUÑA/ LA FACTURA DE LA ‘CONSTRUCCIÓN NACIONAL» pulsa en GOOGLE, en el siguiente enlace:

file:///C:/Users/win10/Downloads/Factura-construccion-nacional.pdf

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
A %d blogueros les gusta esto: