POR EL DERECHO A HABLAR Y ESTUDIAR EN ESPAÑOL EN CATALUÑA Y TODA ESPAÑA.

Manuel Pérez, «Manper», fotoperiodista.

Hoy, domingo, 18 de septiembre, miles de personas han salido a las calles de Barcelona y otras ciudades españolas para exigir que se cumpla su derecho a estudiar en español en Cataluña (donde más flagrantemente se vulnera) y, por extensión, en cualquier parte de España… 

El gobierno social-comunista que preside Pedro Sánchez, con el apoyo de separatistas y etarras, no sólo ha estado ausente, sino que se ha manifestado claramente en contra y es además corresponsable de que este derecho se conculque.

Si el Gobierno de España quisiera, tal derecho se garantizaría, empezando por hacer cumplir las leyes y las sentencias de los tribunales, o aplicando el artículo 155 de la Constitución Española de 1978, si fuera necesario, privando al gobierno regional de Cataluña (u otros de otras regiones) de su potestad y competencia respecto de la enseñanza pública u otros asuntos… , pero ni quiere ni puede: no quiere porque ya es nacionalista allí donde le conviene serlo y no puede (es un decir) porque depende de los independentistas para seguir en la Moncloa. Tampoco debemos olvidar al inclinación hacia el nacionalismo del principal partido de la oposición que algunos ya dan como ganador en las próximas elecciones generales y que, preside un tal Alberto Núñez Feijóo, que mantiene una postura cobarde y tibia acerca del asunto… Claro que, no es de extrañar, teniendo en cuenta que en Galicia, región en la que gobernaba hasta hace unos meses, la lengua española también está proscrita…

» Artículo 155 de la Constitución Española de 1978: Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.»

Los separatistas catalanes pretenden expulsar todo lo español de Cataluña, crear una identidad cultural y lingüística homogénea, reivindicarse como nación cultural (lo mismo que los separatistas y nacionalistas de otras regiones españolas), e indudablemente, todavía no es demasiado tarde para hacerles frente y exigir que se anule cualquier tipo de restricción respecto del uso de la lengua española en el nordeste peninsular (como en el resto de España) que nuestros compatriotas y sus hijos puedan estudiar sin problema de ninguna clase en la lengua de todos los españoles -y de más de 500 millones de personas en el mundo- y, por supuesto, hay que exigirlo sin miedo, sin complejos, alto y claro, sin pedir permiso y menos perdón por ello.

A continuación les ofrecemos una ristra de fotografías de los españoles-catalanes que esta mañana se han manifestado en la ciudad española de Barcelona:

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: