Miguel Bernad ya estaba señalado para ser condenado

La sentencia por la que se condena a Miguel Bernad es una sentencia política. Había que darle un escarmiento a él y a su organización Manos Limpias. En España, estaba prohibido traspasar una línea roja esta era la impunidad de la Casa Real.

La acusación contra la Infanta, motivó que en febrero del año 2012 en Zarzuela se formó un Gabinete de crisis presidido por Juan Carlos de Borbón (entonces Rey), Mariano Rajoy( Presidente del Gobierno), Ruiz Gallardón (Ministro de Justicia) y Eduardo Torres Dulce (Fiscal General del Estado) había que salvar a la Infanta y desactivar a Manos Limpias y Miguel Bernad.

Se utiliza torticeramente una investigación delictiva del expresidente del BBVA, contra Luis Pineda para incluir a Miguel Bernad y Manos Limpias que habían tenido una relación puntual y temporal en el caso de Unicaja y Caja Madrid.

Miguel Bernad fue acusado:

A) De ser el líder de una organización criminal, dedicada a extorsionar.

B) De chantajear a la Infanta pidiéndole 3 millones de euros.

C) De chantajear a Ana Patricia Botín del Banco de Santander.

D) De chantajear al Banco de Sabadell.

E) De chantajear a Caja Madrid.

F) De chantajear a Volkswagen.

G) De chantajear al BBVA. Por todo ello la fiscalía le pedían 24 años de cárcel.

H) De chantajear a Unicaja.

En el juicio oral, con los testimonios, escuchas telefónicas, documentales, quedó demostrado:

A) Inexistencia de chantaje.

B) Inexistencia de haberse lucrado ni siquiera a título lucrativo.

C) Inexistencia de extorsión e intimidación.

D) Inexistencia de incremento patrimonial.

Pero Miguel Bernad y Manos Limpias estaban ya señalados, había que condenarles y desactivar la única acusación popular en España que denunciaba la corrupción vinera de donde viniera.

La sentencia condenatoria busca un argumento falaz y prevaricador. No podían condenar por el supuesto chantajear a la Infanta pues ello cantaría demasiado. Se buscó una fórmula diametralmente opuesta a lo que es un proceso con todas las garantías.

La ponente tergiversa un hechos en la condena por el supuesto chantaje a Unicaja y al mismo tiempo se contradice diciendo que no existe responsabilidad civil pues ha quedado acreditado no se produjo lucro de ningún tipo.

La ponente tergiversa unos hechos en la condena por Volkswagen, manifestando falsamente que el letrado de la querella por los “humos de los Audi” fue Luis Pineda, cuando quedó demostrado que fue un abogado de Manos Limpias (Pedro Muñoz).

Había que buscar una condena y para ello, se ha articulado un relatório falso, falso, falso, dándole un encaje penal que ha cumplido el objetivo: “Había que condenar a Miguel Bernad, desarticular Manos Limpias”.

El objetivo ya estaba señalado después de la reunión del Gabinete de Crisis en febrero de 2012 en Zarzuela.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
A %d blogueros les gusta esto: