Las mentiras del «Consell per la República» de Carlos Puigdemont, embustes de los separatistas de Cataluña.

César Alcalá

El Consejo por la República (en catalán, Consell per la República) es una organización privada, presidida por Carles Puigdemont, que pretende organizar y promover la independencia de Cataluña tras la declaración unilateral de independencia de Cataluña de 2017

Catalan Declaration of Independence.jpg

Los pasados días 29, 30 y 31 de octubre tuvieron lugar las elecciones a la Asamblea de Representantes del Consell per la República. Estos representantes formarán parte del parlamento de esta institución, formado por 121 escaños, de los cuales 81 serán por candidaturas de la ciudadanía y 40 por cargos electos como regidores, diputados, eurodiputados y senadores. La legislatura durará 2 años. El parlamento tendrá como funciones: escoger el presidente del parlamento y del Consell per la República, escogerá la formación del gobierno, se encargará de representar a los ciudadanos, intervendrá en cuestiones de funcionamiento y de reglamentación interna.

En total se presentaron 525 candidatos para 121 escaños. Las elecciones se realizaron online a través de la tecnología blockchain. El candidato con más votos fue Carles Puigdemont con 21.086 votos. Clara Ponsatí obtuvo 20.626 votos. Toni Comín 19.461 votos, Lluís Puig 17.997 votos, Laura Borrás 17.083 votos, Pilar Calvo 10.598 votos. Luego siguen más nombres con sus consiguientes votos. A estas elecciones tenían derecho a voto 87.883 personas. A la hora de la verdad, como comentaron los organizadores, sólo fueron a votar 22.584 personas. Esto significa un 25,7% del censo total. Ahora bien, los mismos organizadores dieron las cifras que acaban de leer. Si las sumamos nos da una cifra de 106.851 votos. Si sólo fueron a votar 22.584 personas, ¿cómo puede ser que la cifra total de votos de los seis primeros clasificados sea la del censo total, esto es 106.851? Aquí tenemos el primer tongo de estas elecciones del Consell de la República.

Hay más. El Consell per la República es un chiringuito de Puigdemont, para seguir recaudando todo el dinero que pueda y seguir viviendo del cuento. A Puigdemont y a los suyos sólo les interesa el dinero, nada más. La web la crearon una serie de informáticos de Gerona. El servidor está en Canadá. Todos los datos del administrador del registro están ocultos. No les interesa ofrecer esta información. El mantenimiento de la web se lleva desde Barcelona.

Recordemos que el Consell de la República se presentó en el Palau de la Generalitat, el 30 de octubre de 2018. Desde el primer momento, en el marcador de la web, pusieron cifras altas de inscritos para llamar la atención. De esta manera, el mundo independentista, al ver el “poder” que tenía el Consell, se inscribirían y aportarían dinero. Que vuelvo a repetir, es lo único que les interesa.

Cada dos o tres días la cifra de inscritos aumentaba en 2.000 o 5.000 personas. En un solo día se inscribieron 10.000 personas. Se han llevado a cabo diferentes seguimientos a la web. Una de ella la llevó a cabo un buen amigo. En diciembre de 2018 inscribió a 3 adultos con nombre inventado y 5 menos de 16 años, también con perfil falso. Los menores no tenían que pagar cuota. Cada una de esas inscripciones aumentó el contador de la web. Con lo cual el censo del Consell per la República, en su inmensa mayoría, es falso. Tan falso como la votación llevada a cabo el pasado mes de octubre.

Otro de los seguimientos fue vigilar e marcador. Cierta semana el número de inscritos no se movió de lunes a jueves. Ese día, a las 19 horas, en cinco minutos, la cifra aumentó en 2.000 afiliados. Estos fueron inscritos por uno de los informáticos que llevaba la web. Otro día, de 12h a 12:02h aumentó en 511 personas. El bulo ha seguido y, sobre todo, antes de las elecciones del pasado octubre. Actualmente supera las 100.000 inscripciones. Lógico si han votado 106.851. Con lo cual, en estas elecciones han votado personas que no existen. Desde un primer momento el procés ha sido una gran mentira. Las elecciones solo demuestran las realidad de esa mentira y que harán lo que sea para seguir viviendo, a cuerpo de rey, de unos ilusos que todavía creen que la independencia de Cataluña es posible.

Una de las perdonas que da la logística al Consell per la República es Annabelle Brunet, una abogada catalanista de Perpiñán. Realiza las gestiones en la zona del sur de Francia para actos, gestiona el papeleo administrativo, cede los bajos de su casa para las reuniones del Consell en Perpiñán e, incluso, ha tenido varios días a Puigdemont durmiendo en su casa. Brunet hace todo lo que sea necesario para el buen funcionamiento de esta gran mentira que se llama Consell per la República. Para que el chiringuito de Puigdemont reciba fondos y la gente crea que es una entidad importante y con futuro. Ella es la persona en la sombra del Consell en Perpiñán.

El Consell per la República sólo tiene relevancia para todos aquellos que, desde hace años, están viviendo de la independencia con el dinero de todos los españoles. Y, si para seguir viviendo han de mentir, lo hacen. Al fin y al cabo los ilusos que aún creen en el procés se lo tragan todo y a todo dicen amén.

César Alcalá | Revista Digital del Vallès
CÉSAR ALCALÁ
Spread the love
                 
  more 
A %d blogueros les gusta esto: