La verdadera razón por la que quieren que los niños reciban la vacuna antiCOVID

Dr. Joseph Mercola

Una vez que se agrega una vacuna al programa infantil, el fabricante está protegido de la responsabilidad financiera por lesiones, a menos que sepa acerca de los problemas de seguridad de la vacuna y mantenga en secreto esa información.

En esta entrevista, Alix Mayer explica por qué afectan a nuestros niños de manera tan agresiva con la vacuna antiCOVID-19 a pesar de que no están en riesgo de contraer una infección grave por SARS-CoV-2, además aclara el estado de la vacuna Comirnaty.

Mayer, presidenta de la organización Children’s Health Defense California Chapter, sufrió problemas a causa de las vacunas y no precisamente de la vacuna antiCOVID, sino de varias vacunas que recibió hace 20 años. A pesar de la lesión que sufrió por la vacuna, su familia no comparte sus puntos de vista sobre los problemas de seguridad de las vacunas.

Mayer es licenciada en negocios de la Universidad de Duke y posee un MBA en finanzas y estrategia de gestión de la Universidad Northwestern. Trabajó para Apple a mediados de la década de los 90. Cuando tenía 29 años, Apple la ascendió a gerente interina de investigación de clientes en todo el mundo.

Y un día, mientras preparaba un viaje familiar a Bali, su médico le recomendó recibir seis vacunas: la vacuna contra la hepatitis A, la hepatitis B, difteria, tétanos, poliomielitis y para la fiebre tifoidea oral, lo cual hizo sin oposición alguna. 13 años después se dio cuenta de que estas vacunas eran las que le provocaban problemas.PUBLICIDAD.

«Desarrollé daño cerebral y discapacidad total», dice. “Cuando tenía poco más de 30 años, pase tres años confinada en casa un 80 % del tiempo, sin saber si algún día me recuperaría.

Me realizaron muchos diagnósticos: lupus, síndrome de fatiga crónica, enfermedad de Lyme. Al final ningún tratamiento tenía sentido ni me ayudó, hasta que empezamos a investigar y descubrimos que eran daños por la vacuna.

Solo se trataba de una causa y efecto. Si analizan mi historial y presentan mi calendario de vacunación, pueden ver que mi salud se deterioró dos semanas después de recibirlas.

Tuve encefalitis y encefalopatía; problemas digestivos; hipersomnia, que es dormir 16 horas al día; síntomas similares a los de la gripe; migraña 24 horas al día, 7 días a la semana; y dolor en las articulaciones. No viví nada a los 30 años, hasta que comencé a seguir una alimentación sin gluten. Eso me recuperó.

Luego me convertí en una periodista médica galardonada con diferentes blogs, y después en consultora de salud. En 2018, me retiré de todo eso y me uní a Children’s Health Defense».

El desastre de la vacuna antiCOVID

Aunque muchas vacunas tienen un perfil de seguridad cuestionable, en especial cuando se combinan, los datos del Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS) sugieren que nunca había existido una vacuna tan peligrosa como las vacunas experimentales de transferencia génica de ARNm, también conocidas como vacunas antiCOVID.

Es más, aunque la falta de transparencia y de responsabilidad fue un problema crónico dentro de la industria de las vacunas, los peligros obvios relacionados con las mismas destacan a las vacunas antiCOVID.

Muchas personas conocen a alguien que tuvo problemas por la vacuna antiCOVID, y la mayoría tuvo problemas poco tiempo después de recibirlas, por lo que es difícil negar que existe cierta correlación. La asombrosa cantidad de lesiones reportadas entre los adultos que recibieron la vacuna antiCOVID a su vez resalta la locura de aplicarla a los niños pequeños.

De acuerdo con Mayer, la razón por la que tratan de imponer la vacuna antiCOVID para los niños es para evadir la responsabilidad por las lesiones, porque una vez que la vacuna existe en el calendario de vacunación infantil, los fabricantes tienen inmunidad contra las demandas por lesiones.

vacunando a niños pequeños

Los fabricantes de vacunas no quieren ninguna responsabilidad

Las vacunas antiCOVID tienen inmunidad legal contra la responsabilidad porque todavía están bajo autorización de uso de emergencia (EUA). Si cree que la vacuna Comirnaty de BioNTech tiene autorización completa, está equivocado. Mayer explica:

“Hice varias diapositivas sobre la autorización de uso de emergencia debido a que las personas están muy confundidas y no saben lo que en realidad sucede. Una vez que comprenda el origen de la EUA y los estándares que deben cumplir para mantener estos productos en el mercado, comprenderá los comportamientos [a los que nos enfrentamos].

Cada vez están más desesperados por mantener la EUA para estos productos y crean otros tipos de aprobación muy confusos para salirse con la suya. Así que permítame aclararlo ahora mismo.

Esta presentación trata sobre estos tres dominios que los fabricantes de vacunas y nuestro gobierno nunca dejarán. Estas son las cosas que protegen con sus vidas.

En primer lugar, deben proteger la emergencia, por lo que no pueden recibir tratamientos a tiempo. Esos no pueden existir. También optan por una protección total de responsabilidad, por lo que utilizarán a los niños como peones para obtener esta protección total.

A los fabricantes de vacunas les encantan los productos de EUA, ya que cuentan con un gran escudo de responsabilidad. Si resulta lesionado por una vacuna de EUA, no puede demandar al fabricante, ni a la persona que se la dio y mucho menos a la institución donde la recibió.

Tiene que pasar por algo llamado CICP, el Programa de Compensación por Daños causados por Contramedidas, donde solo cubrirán los gastos médicos sin pagar y tal vez solo los productos farmacéuticos y los salarios perdidos.

Así que, si sufrió algún problema a causa de la vacuna, déjeme decirle que no utilizará productos farmacéuticos, ya que no funcionan para la lesión por vacunas. Y en realidad lo enfermarán aún más. Así que deberá tomar dos docenas de productos farmacéuticos antes de que se dé cuenta y se enfermará a causa de ellos. No funcionan. Lo único que le ayudará son los tratamientos naturales.

Ese es el tipo de tratamiento que necesitará, y ni siquiera lo han contemplado, incluso si tuviera que recibir una compensación. Todas las personas que conozco con enfermedades crónicas, ya sea un niño o un adulto con síndrome de fatiga crónica, lesión por vacuna o enfermedad de Lyme, gastan alrededor de $ 50 000 al año.

Si no puede trabajar y tiene que pagar el tratamiento de su bolsillo, no sé cómo se las arreglará. Las personas sufren demasiado, pierden sus casas y se declaran en quiebra”.

Desde sus inicios, el Programa de Compensación de Lesiones por Vacunas (VICP, por sus siglas en inglés), que paga las lesiones causadas por las vacunas en el calendario de vacunación infantil, ha pagado alrededor de un tercio de las reclamaciones. Es un proceso largo y arduo que a menudo tarda años y, al final, rara vez proporciona una compensación adecuada.

“Si recibe una compensación, no lo pagan en una sola suma, lo pagan año tras año, y tienen muchas esperanzas de que la persona lesionada muera a causa de sus lesiones antes de que le paguen.

Eso me lo han dicho muchas veces personas que han pasado por este proceso tan horrible. En los últimos días, el CICP solo paga el 3 % de las demandas. Y hasta ahora, no existen las aprobaciones para [liquidar] las lesiones por la vacuna antiCOVID». dice Mayer. [Nota del editor: El primer caso de COVID se determinó hace poco como algo «elegible» para compensarlo, pero el caso aún no se ha adjudicado1]

Etapas de responsabilidad de la EUA

Mayer revisa cada una de las etapas de la responsabilidad del producto y si las vacunas de ARNm pueden ser obligatorias. Como se mencionó antes, los fabricantes de vacunas no tienen ninguna responsabilidad siempre y cuando su producto esté bajo la EUA, ya que el producto está en investigación.

«Investigación es sinónimo de experimental», dice Mayer. “Y la palabra experimental se relaciona con el Código de Núremberg, que dice que no se puede experimentar con nosotros [sin consentimiento]. Siempre tenemos derecho a aceptar o rechazar cualquier tratamiento médico que a su vez sea un medicamento.

[El Código de Núremberg] no es una ley, pero es un código bajo el cual se supone que opera el mundo entero. Y en realidad esta codificado en algunas leyes locales y federales. Entonces, lo que todas las personas deben saber es que la coerción y la coacción se consideran mandatos de facto e ilegales. De facto significa que es casi lo mismo que un mandato absoluto.

Es segregación médica ilegal o también conocida como apartheid médico [porque es una forma de coerción o coacción]. Así que si va a un restaurante y le exigen el pasaporte de la vacuna, si solo lo dejan comer afuera y no le permiten usar el baño, eso es segregación médica.

Eso es ilegal y no apoyo a las empresas que lo hacen, y usted tampoco debería hacerlo. Cualquier privilegio de acceso que sea diferente entre las personas vacunadas y sin vacunar es ilegal, al igual que cualquier indicación visual del estado de vacunación, como una pegatina o un brazalete, ya que crea segregación y apartheid médico, [por qué todas son formas de coacción o coacción]».

También es importante destacar que corromper los mandatos de la ley no hace que algo sea legal.

“Si todos manejáramos a 100 millas por hora en la Interestatal 80, ¿veríamos las señales de límite de velocidad cambiar a 100 millas por hora? No, no va a pasar. Cada vez que algo viola la ley, no sucede nada legal. Y el hecho de que las escuelas, empresas y nuestro gobierno exijan estas vacunas no las hace legales. Al contrario, todo es ilegal.

Ya saben que es ilegal imponer estas vacunas antiCOVID. El presidente Biden sabe que es ilegal. Pero con lo que cuentan es que los procesos judiciales que anulan sus mandatos ilegales tomarán un tiempo, y mientras tanto, las personas estarán tan asustadas que aceptarán recibir las vacunas. Y por desgracia eso funciona de verdad».

Etapas de responsabilidad, autorización completa y programación infantil

La siguiente etapa es la autorización completa (aprobación de la FDA). Una vez que un producto cumple con la autorización completa, la empresa se hace responsable de las lesiones. En ese momento, el producto puede tener un mandato legal. Por supuesto, sabiendo lo peligrosas que son las vacunas antiCOVID, ningún fabricante quiere ser responsable de forma económica de las lesiones. Serían tantas demandas que se irían a la quiebra.

Para obtener inmunidad contra la responsabilidad, los fabricantes de vacunas deben incluir su producto en el calendario de vacunación infantil. Esto también permitirá al gobierno ordenar las vacunas. Como señaló Mayer:

“Si es un fabricante de la vacuna antiCOVID, este el santo grial en este momento. Desea que tenga la autorización completa, pero no la venderán hasta que la incluyan en el calendario de vacunación infantil.

Cuatro estándares para la EUA

Existen cuatro estándares que deben cumplirse para la EUA. Si no se cumple alguno de estos criterios, no se puede otorgar ni mantener la EUA. Primero, el secretario de Salud y Servicios Humanos tiene que declarar y mantener el estado de emergencia. Si la emergencia desapareciera, todos los productos de EUA tendrían que salir del mercado. Y eso no solo se refiere a las vacunas. También incluye las pruebas PCR e incluso los cubrebocas quirúrgicos.PUBLICIDAD.

El segundo estándar es la evidencia de efectividad. para calificar, las vacunas tienen que demostrar una efectividad del 70 % o más, que se mide por un aumento de cuatro veces en los niveles de anticuerpos. Para una vacuna de EUA, el umbral de efectividad es solo del 30 % al 50 %. En otra desviación de las aprobaciones previas de vacunas, los ensayos clínicos de la vacuna antiCOVID se basaron en la prueba RT-PCR, no en los anticuerpos, para demostrar la efectividad en la pequeña «fase de desafío» de los ensayos.

Es probable que haya escuchado que la vacuna de Pfizer fue un 95 % efectiva cuando se lanzó por primera vez, pero eso fue una reducción del riesgo relativo, no una reducción del riesgo absoluto. Confundir estos dos parámetros es una estrategia común que se utiliza para hacer que un producto suene mucho mejor de lo que en realidad es. La reducción del riesgo absoluto de la vacuna de Pfizer fue solo del 0.84 %.2

Por ejemplo, si un estudio dividió a las personas en dos grupos de 1000 y dos personas del grupo que no recibieron la vacuna ficticia se infectaron, mientras que solo una del grupo vacunado se infectó, la reducción del riesgo relativo se reportaría como 100 %. En términos de reducción del riesgo absoluto, la vacuna ficticia solo evitó que 1 de cada 1000 contrajera la infección, una reducción del riesgo absoluto muy baja.

El mensaje aquí es que, aunque el umbral mínimo de efectividad es demasiado bajo, en términos de reducción del riesgo absoluto, estas vacunas aún no están a la altura. En seis meses, incluso la reducción del riesgo relativo llega a cero. Es más, existe evidencia de que también manipularon los ensayos clínicos.

«Recuerdo uno de los primero análisis en el confinamiento [que demostró] que si volvía a agregar todos los casos probables de COVID a los [datos] del ensayo clínico, la efectividad pasaba del 90 % a entre el 19 % y el 29 %»,3 dice Mayer.

El tercer estándar es que los beneficios conocidos y potenciales del producto deben superar los riesgos conocidos y potenciales. En el caso de las vacunas antiCOVID, existen pruebas abrumadoras que demuestran que causan más daño que beneficio.

El cuarto y último estándar que debe cumplirse es que no debe haber tratamientos alternativos adecuados, aprobados ni disponibles (medicamentos ni vacunas). “Es por eso que la hidroxicloroquina y la ivermectina fueron anuladas”, dice Mayer. Esta es también otra razón por la que la vacuna Comirnaty no se trata como un producto totalmente aprobado en los Estados Unidos, ya que, si lo fuera, tendrían que retirar todas las demás vacunas antiCOVID que están bajo EUA.

«Esta es una verdadera decepción», dice Mayer. “Si alguno de estos puntos desaparece, debe retirar sus productos de EUA del mercado por ley. Puse en rojo las alternativas de estado de emergencia y tratamiento, porque esas son dos de las cosas sobre las que tienen un dominio absoluto y que están desesperados por mantener.

Esto significa que cada variante que sale tienen que hacer que suene muy aterrador para que la emergencia continúe. Entonces, las variantes tienen un propósito. Es por eso que es necesario pensar en estas variantes en el contexto de este crimen, donde tienen que mantener la emergencia para mantener sus productos en el mercado.

Uno pensaría que esta emergencia se detendría tal vez cuando logremos la inmunidad colectiva, tal vez si obtenemos el 90 % de la vacunación, o quizá que el COVID solo desaparecerá al igual que la viruela a principios del siglo XX a pesar de que solo el 5 % de las personas estaban vacunadas. Pero no desaparecerá hasta que las vacunas obtengan la aprobación total y los fabricantes obtengan un escudo de responsabilidad completo».

Aprobación de la vacuna Comirnaty

Respecto a la vacuna Comirnaty, ¿está o no aprobada y autorizada por completo? La respuesta es más compleja que un simple sí o no. Explica Mayer.

“La aprobación de la vacuna Comirnaty es solo para BioNTech. No tiene nada que ver con Pfizer, y es por esa razón que hice esta presentación para explicar que es lo que sucede.

Esta es la carrera para obtener la protección de responsabilidad. Recuerde, ese es el otro dominio que quieren. En realidad, quieren obtener esta protección de responsabilidad. Una vez que las vacunas antiCOVID están aprobadas por completo, el fabricante tiene toda la responsabilidad.

Existe mucha confusión sobre las vacunas Comirnaty ¿En realidad ya la probaron? ¿Están en el mercado? ¿Es intercambiable con la vacuna de Pfizer? ¿Y legaliza el mandato de vacuna antiCOVID? Todo es la misma respuesta. No, no, no y no.

La FDA emitió una aprobación de solicitud de autorización biológica de forma confusa para la vacuna Comirnaty. La autorización de la vacuna Comirnaty fue una aprobación sin precedentes y se dijo que es «intercambiable» con la vacuna de Pfizer. Pero también dijeron que es ‘legalmente distinto’.

En esa misma aprobación, retienen el escudo de responsabilidad de la vacuna al designarla también como EUA. Quieren que esté aprobada por completo, pero quieren la protección de responsabilidad, por lo que hicieron esta doble aprobación.

Entonces, la vacuna [Comirnaty] tiene la autorización para fabricarse, introducirse en el comercio estatal y comercializarse, pero no tiene la autorización para aplicarse en los humanos y tampoco está disponible en los Estados Unidos. Está disponible en el Reino Unido, Nueva Zelanda y otros lugares, pero no en los Estados Unidos, ya que tienen mucho miedo a la responsabilidad.

Ahora, ¿está listo para esta vacuna? La BLA en realidad afirma que la vacuna Comirnaty solo cuenta con el estado de ‘lista para ser aprobada’.4 En ninguna parte del documento dice que está aprobada. Y enterraron este lenguaje en una sección de pediatría para confundir aún más a las personas

Esto es lo que dijeron: «Aplazamos la presentación de sus estudios pediátricos para personas menores de 16 años. Para esta solicitud, este producto está listo para su aprobación para su uso en personas de 16 años o mayores, ya que no se han completado los estudios pediátricos para edades más jóvenes».

¿Por qué hicieron esto? El 16 es un número muy importante. Uno pensaría que el intervalo de edad sería 18. Es un intervalo de edad muy típico para todo lo demás que hacemos en este país. ¿Por qué 16?

La razón por la que lo hicieron a 16 es porque los jóvenes de 16 y 17 años todavía están en el calendario de vacunación infantil. Y después el fabricante obtiene una protección total de responsabilidad. Es por eso que esto está listo para ser aprobado para personas mayores de 16 años, no para mayores de 18″.

La vacuna Comirnaty no cuenta con la autorización completa

Esta confusión es muy obvia. Por un lado, la FDA afirma que la vacuna Comirnaty es intercambiable con la vacuna de Pfizer, pero también es diferente de forma legal. Los tribunales tuvieron que opinar sobre el asunto y un juez rechazó la afirmación del Departamento de Defensa de que las dos dosis de vacunas son intercambiables. No son intercambiables. Eso significa que la vacuna Comirnaty sigue teniendo la EUA. No tiene la aprobación total y no está en el mercado.

“Los miembros militares involucrados en demandas desafían el mandato militar de la vacuna antiCOVID. Presentaron una demanda enmendada en busca de una nueva orden judicial después de que el mes pasado el juez rechazara la afirmación de que la vacuna antiCOVID de Pfizer y la Comirnaty de BioNTech son intercambiables. Entonces, todavía estamos presionando, pero un tribunal ha dictaminado que no son intercambiables.

[Nota del editor: esta información es precisa en el momento de la entrevista, pero los desafíos legales están en curso y los tribunales pueden emitir nuevos fallos. El 22 de diciembre de 2021, la Corte Suprema de Estados Unidos anunció 6 que programó el 7 de enero de 2022 para escuchar los argumentos que desafían la vacuna del Presidente Biden y los mandatos de prueba.]5

Entonces, ¿cómo sabemos que la vacuna Comirnaty no busca su completa autorización? Primero, la aprobación establece que tiene derecho a aceptar o rechazar el producto. Eso significa que califica para EUA. En segundo lugar, no está disponible en los Estados Unidos, ya que la vacuna Comirnaty no tiene protección de responsabilidad. En tercer lugar, si estuviera disponible, sería un tratamiento alternativo y todas las demás vacunas de EUA tendrían que salir del mercado.

En cuarto lugar, el Comité Asesor de Prácticas de Inmunización (ACIP, por sus siglas en inglés) de los CDC tendría que recomendarla para las edades de 16 a 18 y los CDC la habrían agregado al programa recomendado para niños. Así es como sabemos que no está completamente aprobada, ni tampoco disponible.

Aquí está el sello de la vacuna Comirnaty. Dice que es una autorización de uso de emergencia. No dice que esté totalmente aprobada, porque no lo está. Pero mire la información de seguridad que reconoce que causó miocarditis y pericarditis en algunas personas que han recibido la vacuna, por lo general más en hombres menores de 40 años que en mujeres y hombres mayores.

Entonces, esto quiere decir que los hombres jóvenes sufren inflamación del corazón. Y lo que sabemos de todos los informes anecdóticos es que 300 atletas han muerto o se han derrumbado en el campo, y los niños en las escuelas han muerto de ataques cardíacos. Eso es lo que sucede aquí.

Y la razón por la que tienen que declarar esto es porque lo saben. Saben lo que sucede. Y la única forma en que pueden ser demandados es si saben que existe un problema con su vacuna y no lo declaran. Entonces, lo declaran aquí, en un lenguaje muy suave, como si no fuera un gran problema, cuando en realidad si lo es. Mueren muchas personas jóvenes [por las vacunas] que tienen un 99.9973 % de posibilidades de recuperarse del COVID.

El santo grial es recibir la vacuna en la lista recomendada por los CDC para niños, porque entonces obtiene protección total de responsabilidad de acuerdo con la Ley de 1986. Es por eso que van tras nuestros hijos cuando tienen una tasa de recuperación del 99.9973 %.

Cada intervención médica es una ecuación de riesgo-beneficio y no se calcula en absoluto para los niños. Nunca deberían recibir las vacunas antiCOVID. Las vacunas no impiden la transmisión. No previenen los casos. No evitan la hospitalización ni la muerte».

Este artículo se publicó en https://articulos.mercola.com/

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: