La Policía Nacional desarticula una organización itinerante dedicada al robo de vehículos que operaba en el sur de España

Han sido detenidas 11 personas -nueve hombres y dos mujeres con edades comprendidas entre los 21 y 65 años de edad- por su presunta implicación en los delitos de tráfico ilícito de vehículos y pertenencia a organización criminal

Operación contra el Tráfico Ilícito de Vehículos

En el operativo han sido recuperados 29 vehículos sustraídos -todoterreno, furgonetas y turismos de alta gama- que, según la investigación, irían destinados a organizaciones dedicadas al tráfico de drogas

Los agentes han constatado que la organización desmantelada estuvo asentada en Málaga, Huelva, Algeciras, Jaén, Alicante, Murcia y varias localidades de Cataluña

En los registros se han intervenido 50 placas de matrícula sin troquelar, dos placas de matrícula falsificadas, 100 piezas metálicas alfanuméricas para troquelar, 34 llaves vírgenes de distintas marcas de vehículos, nueve dispositivos electrónicos y mecánicos de apertura y arranque, un detector de radiofrecuencia, pasamontañas, guantes, 20 cartuchos de 9mm y diversa documentación

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la operación Rodeo, han llevado a cabo una operación contra el tráfico ilícito de vehículos en las provincias de Málaga, Cádiz, Huelva, Murcia, Alicante y Jaén. Han sido detenidas once personas -nueve hombres y dos mujeres con edades comprendidas entre los 21 y 65 años de edad- por su presunta implicación en los delitos de tráfico ilícito de vehículos y pertenencia a organización criminal. Todos ellos actuarían como integrantes activos de una red delictiva itinerante especializada en el robo de vehículos que, posteriormente, serían vendidos a otras organizaciones criminales, principalmente dedicadas al tráfico de drogas, tras ser falsificados sus elementos identificativos.

La investigación ha sido desarrollada en diversas fases y en el último operativo resultó detenido el principal organizador de la trama junto a otro de sus miembros, un hombre de nacionalidad marroquí que tenía en vigor tres señalamientos judiciales.

Sustraían principalmente vehículos todoterrenos y furgonetas

Los investigadores iniciaron las pesquisas a finales del pasado año. Los agentes detectaron la presencia en Málaga de varias personas que, presuntamente, podrían pertenecer a una organización dedicada al robo de vehículos para venderlos a terceros una vez falsificados sus elementos identificativos. Igualmente, coincidía con la detección de un incremento sustancial de los robos de vehículos -mayormente todoterreno y furgonetas- en distintos puntos de la comunidad andaluza.

Tras varias gestiones, los investigadores constataron que los vehículos eran sustraídos para venderlos a otras organizaciones, algunas de ellas en el extranjero, con fines ilícitos. Además se pudo comprobar que el grupo criminal habría estado asentado y habría operado en Málaga, Huelva, Algeciras, Jaén, Alicante, Murcia y varias localidades de Cataluña.

Reparto de roles entre miembros

Cada uno de los miembros desempeñaba un papel dentro de la organización. Por un lado estaría la persona encargada de localizar los objetivos –vehículos-, pasando por el que vigilaba, materializaba el robo y falsificaba los elementos identificativos, hasta el que trasladaba el vehículo al lugar de “enfriamiento” –espacio destinado para almacenar los automóviles sustraídos durante un tiempo a fin de evitar su localización por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad- o, finalmente, el encargado de entregar los vehículos a las otras organizaciones y sacarlos del país. Además, todos ellos cambiaban frecuentemente sus turismos, lugares de residencia y lugares de actuación para evitar ser identificados.

Deja una respuesta