La mafia marroquí del hachís se «reinventa» en el Estrecho de Gibraltar

Redacción

Los clanes marroquíes no sólo controlan el producto sino también la distribución y exigen responder con dinero por los alijos fallidos, lo que provoca un aumento de la violencia.

El narcotráfico ha cambiado las reglas del juego. Los dueños del producto, los marroquíes, cada vez tienen más poder y más presencia en el negocio. Corren nuevos tiempos, más duros, más peligrosos, con más miembros de sus organizaciones en cada estamento. Si antes se contentaban con poco más que colocar miles de toneladas de hachís al año para que los clanes del Estrecho los distribuyeran por la península y el resto del continente, ahora han dado la vuelta a la tortilla. Marruecos manda, Marruecos tiene el poder y son ellos quienes deciden las reglas del siglo XXI.

La Guardia Civil lleva años combatiendo a los narcos en el Estrecho de Gibraltar y sus miembros han asistido a este cambio de tendencia. “Podemos decir que ahora mismo lo que hacen es subcontratar la distribución, pero poco más. El negocio es suyo y eso quieren dejarlo muy claro desde el principio. Por eso tienen a su gente en las gomas que cruzan el Estrecho a toda velocidad pero también en las organizaciones de tierra. En las descargas, en las guarderías. Ellos tienen el control, no es como antes”.

Otra cosa que han percibido los agentes es el aumento en la violencia con la que los clanes del narcotráfico marroquíes se están empleando. “Ahora si pierdes un cargamento respondes hasta con la vida”, dicen. Hasta hace no demasiado tiempo, formaba parte del juego que un alijo se frustara, que hubiera que lanzar los fardos al mar para salvar el pellejo y escapar de la persecución de los cuerpos de seguridad del Estado, o que te vieras sorprendido cuando trasladabas la droga en todoterrenos hasta la guardería de turno. Ahora la cosa ha cambiado. Por eso vemos escenas más violentas, por eso no dudan en romper controles con coches a toda velocidad provocando atropellos como el que el pasado mes de mayo costó la vida en Jerez de la Frontera al guardia civil Agustín Cárdenas. “Si ellos te entregan 20 fardos, tú respondes por esos 20 fardos. Y si te pillan, a ellos les da igual. Eres responsable, así que si no tienes el dinero para pagar tienes un serio problema, amigo”, dicen los agentes.

A tal límite está llegando la cuestión que hay narcos históricos de la provincia de Cádiz que, temen por su integridad física y las de sus familias. “Por eso los hay que están intentando cambiarse al cultivo de marihuana, para controlar ellos también el producto y no tener que darle cuentas a los marroquíes”, dicen los agentes.

En los últimos dos años han sido tres los agentes de los cuerpos de seguridad que han perdido la vida en Cádiz, por culpa del narcotráfico. Los sindicatos policiales y de la Guardia Civil reclaman al Gobierno más medios para igualar las fuerzas, no sólo a la hora de actualizar los catálogos de personal de las diferentes comisarías, sino también en cuanto a medios materiales. “Siempre nos van a llevar ventaja en tecnología, en lanchas, en coches, pero hay que plantarles cara porque si no es imposible”, dice uno de los integrantes de Jusapol en el Estrecho de Gibraltar.

Todos estos cambios en el negocio no sólo se están notando en el Campo de Gibraltar, también en Sanlúcar de Barrameda, donde hay asentados históricos clanes dedicados a meter hachís por la desembocadura del Guadalquivir, están viéndole las orejas al lobo. Es un negocio millonario que antes tenía el riesgo ya sabido de pasar una buena temporada a la sombra. Ahora se le suma algo mucho peor, las represalias de la gente armada de los clanes marroquíes, cuando un cargamento no llega a su destino.

Uno de los motivos que ha provocado que los marroquíes hayan dado un paso más en su negocio del hachís, ha sido los constantes vuelcos que sufrían algunos de sus alijos. Bandas rivales, en algunos casos disfrazados de agentes de la ley, atacaban sus convoyes de vehículos, provocando pérdidas millonarias. De un tiempo a esta parte ese control del producto es más férreo y cuando se pierde un fardo de hachís hay que responder con él. Atrás quedaron esas imágenes de busquimanos con agua por la rodilla intentando encontrar droga perdida en aguas gaditanas. Ahora saben que el hachís tiene dueño.

Marruecos inunda España con hachís, cuando no envía emigrantes, envía droga o delincuentes.

Dada la crisis de la pandemia COVID-19, muchas rutas de tráfico han sido cerradas a los narcotraficantes marroquíes. Esto les ha llevado a encontrar nuevas rutas complejas para traficar el hachís a Europa.

Con las rutas habituales a Europa cerradas desde principios del año pasado por la pandemia de Coronavirus (Covid-19), los narcotraficantes están inaugurando una nueva ruta, más larga y más peligrosa, que involucra a camiones de transporte de alimentos y barcos de carga para llegar a las costas europeas, según un reciente informe de la ONU.
Las medidas implementadas por los gobiernos para contener la pandemia de COVID-19 han ocasionado una interrupción en las rutas aéreas de tráfico de drogas, además de que han reducido de manera drástica el tráfico de las rutas terrestres y han aumentado las prohibiciones de movilidad. Algunas cadenas de suministro de droga han sido interrumpidas, y los traficantes están buscando rutas alternativas en función del tipo de drogas que se trafique, como por ejemplo las vías marítimas. Éstos son algunos de los hallazgos del informe sobre las tendencias del mercado de drogas durante la pandemia que fue presentado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).
La droga se transportaba en vehículos al punto de carga en la playa donde se acercaría la goma o un barco de carga extranjero. Tras una larga navegación, llegaba a las costas del sur de Europa.

Anteriormente, los narcotraficantes transportaban la resina de cannabis, cultivada en el norte en las montañas del Rif, en camiones hasta la costa mediterránea y luego lo llevaban a través del mar en lanchas rápidas o lo ocultaban en las flotas diarias de transporte comercial.
Pero las recientes incautaciones de contrabando muestran que se han visto obligados a adoptar una ruta alternativa más larga y peligrosa involucrando para el envío a amiones de alimentos que cuentan con permiso para desplazarse en Marruecos durante el confinamiento y luego barcos que navegan desde puertos del mediterráneo o el atlántico.
Si bien solo 14 km (9 millas) separan Tánger de España a través del Estrecho de Gibraltar, la ruta por la costa atlántica requiere un largo viaje y la venta se hace en alta mar con narcotraficantes europeos, la venta se hace en aguas internacionales. También implica llevar las drogas durante horas desde el Rif hasta las remotas playas de Sidi Abed, a 217 kilómetros (135 millas) al sur de Rabat, utilizando camiones de transporte de los alimentos cuyos conductores tienen permisos para desplazarse durante el confinamiento.
La Policía Nacional de España, en una operación conjunta con la Agencia Tributaria y las autoridades francesas, ha intervenido hoy cerca de Fuerteventura un carguero que transportaba 20 toneladas de hachís. Las fuerzas de seguridad realizaron el abordaje del buque ‘Natalia’ a 40 millas al sudeste de Fuerteventura. El barco se dirigía a Marruecos procedente de Libia, posiblemente para completar la carga.
En barco transportaba yeso, pero en su bodega encontraron un total de 638 fardos que suman 19.876 kilos de hachís. Los 12 tripulantes del buque, todos sirios, fueron detenidos y pasarán a disposición judicial en las próximas horas.
Las redadas antidrogas en el norte de África y Oriente Medio muestran que las restricciones dirigidas ordenadas por coronavirus no han logrado detener el tráfico de estupefacientes, ya que los consumidores europeos compran más droga durante el cierre, según reveló la agencia de drogas de las Naciones Unidas en un informe.
Sin embargo, mientras continúa la pandemia y sus restricciones, en varios países han detenido por completo los envíos de cocaína que pasan por Marruecos, un hub para el envío de la cocaína procedente de América del sur.

Lehbib Abdelhay /ECS 

FUENTE: https://www.ecsaharaui.com/2021/08/marruecos-inunda-espana-con-hachis-si.html

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
A %d blogueros les gusta esto: