La hipocresía del Partido Demócrata estadounidense y los medios de información de izquierda…

Emmanuel Rincón y Emmanuel Alejandro Rondón

FUENTE: https://elamerican.com/biden-democratas-silencio-twitter-waukesha/?lang=es&utm_source=El+American&utm_campaign=d398f0d033-EMAIL_CAMPAIGN_2021_11_30_09_40&utm_medium=email&utm_term=0_71985df3a4-d398f0d033-1341208874

Cada semana, los demócratas y su conglomerado de medios nos brindan la oportunidad de ser testigos de su absoluta hipocresía y falta de valores: la masacre de Waukesha, los mandatos de mascarilla y vacunación, junto al juicio de Ghislaine Maxwell nos han demostrado en los últimos días que en el ala izquierdista del país la ética se perdió hace mucho.

Después de la muerte de seis personas, incluido un niño, y cerca de 50 heridos, los líderes demócratas no salieron a repudiar este vil atentado como han hecho en otras tantas ocasiones. La razón, claro, tiene que ver con la raza del perpetrador de los delitos. Ni Joe Biden, ni Barack Obama, tampoco Ocasio-Cortez, ni Bernie Sanders o Nancy Pelosi se pronunciaron al respecto.

En CNN, The Washington Post, The New York Times y otros medios liberales, en vez de culpar al hombre que manejó el vehículo sobre los cuerpos de las víctimas, han dado a entender que la tragedia fue provocada por un automóvil que se salió de control y que, presuntamente, según los titulares y tweets emanados de las principales cuentas de estos medios de comunicación, no tenía piloto.

Además de obviar por completo a las víctimas de la tragedia de Waukesha, los medios liberales han hecho un escandalo con la aparición de la nueva cepa del coronavirus, de la que poco se sabe, pero de la que advierten será sumamente “peligrosa”. Mientras, prácticamente han anulado cualquier información correspondiente al juicio de Ghislaine Maxwell, acusada de ser cómplice de los abusos sexuales de Jeffrey Epstein, y cuyo juicio podría salpicar a importantes figuras del partido azul.

Por último, el mismísimo Biden, quien tanto ha insistido en los mandatos de vacunación y mascarilla, fue visto el fin de semana pasado en una tienda con un cartel exigiendo el uso de mascarillas, sin hacer el uso de esta. Ya saben, los reglas para todos, menos para mí. La elite gobierna y los súbditos obedecen. Parece que quienes ocupan la Casa Blanca consideran que las leyes no son para ellos y no deben rendirle cuentas a nadie.

Otra semana que apenas empieza y en la que medios independientes como El American tendremos que vernos en la obligación de seguir combatiendo la desinformación que impulsa el mainstream media y la censura de las Big Tech.

Si usted quiere mantenerse informado y ayudar a combatir la desinformación, comparta este correo con sus amigos y conocidos para que se suscriban a El American y juntos podamos contrarrestar el aparato de medios progresista.

Emmanuel Rincón

En otras tragedias similares, como la de Charlottesville en 2017, los demócratas sí condenaron al unísono los ataques durante años y se solidarizaron con las víctimas a través de sus redes personales

El presidente Joe Biden, el expresidente Barack Obama, la representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY) y otros importantes políticos demócratas no se pronunciaron en Twitter sobre el ataque en Waukesha que acabó con la vida de seis americanos y dejó heridas a más de sesenta personas.

El pasado domingo, 21 de noviembre, el sospechoso Darrell Brooks, ya acusado por varios cargos de homicidio en primer grado, embistió a una multitud durante el desfile navideño en Waukesha, Wisconsin. Un par de días más tarde, cuando la policía confirmó la identidad de Brooks, se reveló que el hombre tiene un largo historial criminal que incluye atropellos y agresiones sexuales. Brooks había salido de prisión el 19 de noviembre tras pagar una baja fianza de 1,000 dólares luego de atropellar una estación de servicio y golpear a la mamá de su hijo en Milwaukee.

El hombre, que según la policía se encontraba huyendo de una escena de violencia doméstica, tenía en sus redes sociales memes pro-Hitler y también había pedido ejercer violencia contra personas blancas. Muchos usuarios en redes, indignados por las acciones, las publicaciones de Brooks y su historial criminal, pidieron que el ataque fuera considerado como acto terrorista o un crimen de odio. Las autoridades, hasta ahora, dicen que no hay indicios de que el ataque sea un acto terrorista.

A pesar de que la tragedia de Waukesha generó mucha indignación en todo el país, los principales políticos demócratas ignoraron el ataque en sus redes sociales y, en su lugar, hablaron de otros temas.

El hombre que mató a 5 personas e hirió a 48 personas en el desfile de Waukesha tiene un largo historial criminal y es abusador sexual
Darrell Brooks y algunas imágenes de la tragedia. (Montaje El American).

El presidente de Estados Unidos pasó por alto la tragedia de Waukesha

El presidente Biden, por ejemplo, estuvo muy activo en Twitter tanto en su cuenta personal como oficial tuiteando acerca de la ley de infraestructura bipartidista, la nueva variante del COVID-19 detectada en Sudáfrica, las compañías de gas, el veredicto del juicio de Ahmaud Arbery —sobre el que emitió una declaración— la situación del empleo bajo su administración, la diabetes, entre otros temas.

En otras ocasiones, Biden usó sus redes sociales para pronunciarse o posicionarse con relación a tragedias que también causaron mucha polémica. El presidente tiene varios tweets sobre el ataque en Charlottesville, el caso de George Floyd, a Kyle Rittenhouse lo llamó supremacista blanco y habitualmente habla el mismo día o el día después de cada tragedia que acapara la atención nacional.

En este caso, el presidente solo incluyó sus condolencias a los familiares en una declaración donde el objetivo no era hablar del ataque masivo en Waukesha sino presentar sus nombramientos como presidente y vicepresidente de la Reserva Federal.

Esta semana, además, Fox 6, de Milwaukee, reveló que la administración Biden-Harris continúa haciendo esfuerzos para impulsar una reforma que elimine las fianzas en efectivo para así combatir las supuestas desigualdades de raza, género y riqueza dentro del sistema penal. Eso a pesar de que Brooks salió de prisión gracias a una fianza considerada “inapropiadamente baja” por los fiscales.

El Squad del Congreso tampoco tuiteó

Alexandria Ocasio-Cortez y otras representantes demócratas consideradas radicales, como Ilhan Omar y Rashida Tlaib, tampoco se pronunciaron sobre el atropello a manos de Darrell Brooks. Las representantes se han pronunciado sobre diferentes ataques en el pasado, también han dicho que el sistema penal americano es corrupto y parcial a favor de las personas blancas, sin embargo, Brooks, pese a ser negro y tener un largo historial criminal, pudo evitar la cárcel con facilidad antes de manejar la camioneta con la que embistió a los civiles en Waukesha.

Otros políticos demócratas que también brillaron por su ausencia y algunos que sí se manifestaron

Barack Obama, Hillary Clinton, Nancy Pelosi y Bernie Sanders tampoco hicieron mención alguna en redes sociales sobre el ataque a pesar de que seis americanos fueron asesinados.

Uno de los pocos demócratas que se pronunció en redes sociales fue la vicepresidente Kamala Harris, quien tuiteó: “La violencia que ocurrió anoche en Waukesha, Wisconsin, es desgarradora. A las familias que perdieron a un ser querido ya toda la comunidad de Waukesha, sepan que estamos orando por ustedes y estamos a su lado”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, también escribió un tweet al respecto: “@POTUS fue informado anoche sobre la trágica situación en Waukesha y recibirá actualizaciones periódicas. Nuestro equipo está en estrecho contacto con los funcionarios locales para ofrecer todo el apoyo y la asistencia necesarios. Nuestros corazones están con las familias y toda la comunidad”.

Más allá de casos puntuales donde manifestaron solidaridad con las víctimas y las familias, casi ningún demócrata se atrevió a señalar que el hombre identificado de cometer el ataque era un criminal de larga data que evitó la cárcel gracias a las facilidades del sistema. Esto ha causado críticas, incluso en medios liberales, como el New York Times, donde se publicaron columnas criticando la endeblez de los demócratas para combatir el aumento del crimen y la violencia.

Emmanuel Rincón
Emmanuel Alejandro Rondón
Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: