Evolución Histórica de las Amenazas Híbridas II Parte

David Odalric de Caixal i Mata: Historiador Militar, experto en Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista. Director del Área de Seguridad y Defensa de INISEG (Instituto Internacional de Estudios en Seguridad Global). Director del Observatorio contra la Amenaza Terrorista y la Radicalización Yihadista (OCATRY). Asesor en Seguridad y Defensa en HERTA SECURITY. Membership research projects in support of Veterans of the Armed Forces of the United Kindom. Membership in support of the AUSA (Association of the United States Army) Miembro asesor de la Sección de Derecho Militar y Seguridad del ICAM (Ilustre Colegio de Abogados de Madrid). Membership in support of the Friends of the Israel Defense Forces. Miembro del Consejo Asesor del Likud-Serbia (Israel).  Miembro de Honor de la Academia Europea de las Ciencias, Artes y Humanidades. 

Después de 1945 

La Guerra de Vietnam vio tácticas de guerra híbrida en ambos lados, con los EEUU utilizando a la CIA para apoyar una guerra civil en Laos y la Guerra Civil Camboyana, así como grupos étnicos dentro de Vietnam por su causa, y la Unión Soviética apoyó a la milicia del Viet Cong.

La revolución nicaragüense y la influencia de los Estados Unidos: La Revolución nicaragüense abarcó la creciente oposición a la dictadura de Somoza en los años sesenta y setenta, la violenta campaña liderada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)[1] para derrocar a la dictadura en 1978-1979. Esfuerzos posteriores del FSLN para gobernar Nicaragua de 1979 a 1990 y la Guerra de la Contra[2], que se libró entre el gobierno de Nicaragua liderado por el FSLN y los contras respaldados por los Estados Unidos de 1981 a 1990. La revolución marcó un período significativo en la historia de Nicaragua y reveló al país como uno de los principales campos de batalla de la guerra de poder en la Guerra Fría, atrayendo mucha atención internacional. El derrocamiento inicial del régimen de Somoza en 1978-1979 fue un asunto sangriento, y la Guerra de la Contra de la década de 1980 cobró la vida de decenas de miles de nicaragüenses y fue objeto de un feroz debate internacional. Durante la década de 1980, tanto el FSLN (una colección izquierdista de partidos políticos) como los Contras (una fuerza de grupos de derecha contrarevolucionarios), dichas fuerzas recibieron grandes cantidades de ayuda de las superpotencias de la Guerra Fría (respectivamente, la Unión Soviética y los Estados Unidos). La Guerra de Contra terminó después de la firma del Acuerdo de Tela en 1989 y la desmovilización de los ejércitos FSLN y Contra. Una segunda elección en 1990 resultó en la elección de la mayoría de los partidos antisandinistas y la entrega del poder por parte del FSLN. En la década de 1970, el FSLN comenzó una campaña de secuestros que condujo al reconocimiento nacional del grupo en los medios nicaragüenses y a la solidificación del grupo como una fuerza en oposición al régimen de Somoza. El régimen de Somoza[3], que incluía a la Guardia Nacional de Nicaragua, una fuerza altamente entrenada por el ejército estadounidense, declaró el estado de sitio, y procedió a utilizar la tortura, los asesinatos extrajudiciales, la intimidación y la censura de la prensa para combatir los ataques del FSLN. Esto llevó a la condena internacional del régimen y en 1978 la administración del presidente estadounidense Jimmy Carter cortó la ayuda al régimen de Somoza debido a sus violaciones de derechos humanos (Enmienda Boland). En respuesta, Somoza levantó el estado de sitio para continuar recibiendo ayuda. El 10 de enero de 1978, el editor del periódico La Prensa de Managua y fundador de la Unión para la Liberación Democrática (UDEL), Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, fue asesinado por presuntos elementos del régimen de Somoza y estallaron disturbios en la ciudad capital, Managua. , dirigido al régimen de Somoza. Tras los disturbios, una huelga general del 23 al 24 de enero pidió el fin del régimen de Somoza y, según el personal del Departamento de Estado de los Estados Unidos en la Embajada de los Estados Unidos, logró cerrar alrededor del 80% de las empresas no solo Managua pero también las capitales de provincia de León, Granada, Chinandega y Matagalpa. 

Un tanque Sherman M4 de la Guardia Nacional de Nicaragua durante enfrentamientos con rebeldes sandinistas en Estelí, 1979

Después de la ocupación estadounidense de Nicaragua en 1912 durante las Guerras Bananeras, la dinastía política de la familia Somoza llegó al poder y gobernaría Nicaragua desde 1937 hasta su derrocamiento en 1979 durante la Revolución nicaragüense. La dinastía Somoza estaba compuesta por Anastasio Somoza García, su hijo mayor, Luis Somoza Debayle, y finalmente Anastasio Somoza Debayle. La era del gobierno de la familia Somoza se caracterizó por una creciente desigualdad y corrupción política, un fuerte apoyo de los Estados Unidos al gobierno y sus fuerzas armadas, así como una dependencia de las corporaciones multinacionales con sede en los Estados Unidos

La CIA en la guerra sucia mexicana: La Guerra Sucia de México, se refiere al teatro mexicano de la Guerra Fría, un conflicto interno en las décadas de 1960 y 1970 entre el gobierno gobernado por el PRI mexicano bajo las presidencias de Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría y José López Portillo, que fueron respaldados por el gobierno de los EEUU y los grupos izquierdistas de estudiantes y guerrilleros. Durante la guerra, las fuerzas gubernamentales llevaron a cabo desapariciones, estimadas en 1.200 personas torturadas sistemáticamente y «probables ejecuciones extrajudiciales«. 

La investigación judicial de los crímenes de Estado contra los movimientos políticos no se abrió hasta el final del régimen del PRI de 71 años y la adhesión al poder de Vicente Fox en 2000, que creó la Fiscalía Especial para los Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP).  Sin embargo, a pesar de revelar mucho sobre la historia del conflicto, el FEMOSPP no ha podido finalizar los enjuiciamientos contra los principales instigadores de la Guerra Sucia. En marzo de 2019, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, publicó públicamente los archivos de la desaparecida Dirección Federal de Seguridad, que contienen una gran cantidad de información previamente no revelada sobre la Guerra Sucia y la persecución política de los gobiernos del PRI en el siglo XX. . López Obrador declaró que «Vivimos durante décadas bajo un régimen autoritario que limitó las libertades y persiguió a quienes lucharon por el cambio social» y emitió una disculpa oficial en nombre del Estado mexicano hacia las víctimas de la represión. López Obrador afirmó además que se tomarán medidas judiciales contra los autores sobrevivientes de la represión, y prometió que las víctimas sobrevivientes podrán reclamar una indemnización conforme a la ley. 

Soldados mexicanos en las calles, 30 de julio de 1968

La guerra se caracterizó por una reacción violenta contra el movimiento estudiantil activo de fines de la década de 1960 que terminó con la masacre de Tlatelolco en una manifestación estudiantil de 1968 en la Ciudad de México, en la cual de 30 a 300 personas (según informes oficiales, afirman fuentes no gubernamentales cientos de estudiantes fueron asesinados, y en la masacre de Corpus Christi, otra masacre de manifestantes estudiantiles en la Ciudad de México el 10 de junio de 1971.

Hubo varios grupos apenas conectados que lucharon contra el gobierno durante este período. Entre las más importantes, la Liga Comunista del 23 de septiembre estuvo a la vanguardia del conflicto, activa en varias ciudades de todo México, y se basó en gran medida en organizaciones estudiantiles socialistas y marxistas. Llevaron a cabo enfrentamientos con las fuerzas de seguridad mexicanas, varios secuestros e intentaron secuestrar a Margarita López Portillo, la hermana del presidente. En Guerrero, el Partido de los Pobres, aparentemente luchando contra la impunidad de los terratenientes y las prácticas policiales opresivas en las zonas rurales, fue dirigido por el ex maestro Lucio Cabañas.; llevaron a cabo emboscadas del ejército y las fuerzas de seguridad y el secuestro del gobernador electo de Guerrero. La legalización de los partidos políticos de izquierda en 1978 junto con la amnistía de los guerrilleros encarcelados y en general provocó que varios combatientes pusieran fin a la lucha militante contra el gobierno. Sin embargo, ciertos grupos continuaron luchando, y la Comisión Nacional de Derechos Humanos afirma que las hostilidades continuaron en 1982. En junio de 2002, un informe preparado para Vicente Fox, el primer presidente que no pertenecía al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 70 años, detallaba las acciones del gobierno de 1964 a 1982. El informe indica, según BBC News, que el ejército mexicano «secuestraron, torturaron y mataron a cientos de sospechosos rebeldes» en el período y acusaron al estado mexicano de genocidio. El Fiscal Especial mexicano afirmó que el informe era excesivamente parcial contra los militares y que no detallaba los crímenes cometidos por los rebeldes, incluidos los secuestros, robos a bancos y asesinatos. Sin embargo, el consenso general es que el informe evaluó con precisión la culpabilidad del gobierno. En lugar de garantizar la seguridad de civiles inocentes, los victimizó y los mató por igual.

La Primera Guerra del Congo (1996–1997): también conocida como la Primera Guerra Mundial de África, fue una guerra civil y un conflicto militar internacional que tuvo lugar principalmente en Zaire (actual República Democrática del Congo ), con grandes repercusiones en Sudán y Uganda . El conflicto culminó en una invasión extranjera que reemplazó al presidente zaireño Mobutu Sese Seko con el líder rebelde Laurent-Désiré Kabila. Después de años de luchas internas, dictadura y declive económico, Zaire era un estado moribundo en 1996. Las partes orientales del país habían sido desestabilizadas debido al genocidio de Ruanda y otros conflictos regionales, y en muchas áreas la autoridad estatal ya había colapsado, con luchas internas. Milicias, señores de la guerra y grupos rebeldes (algunos aliados, otros enemigos de Mobutu) en el poder. La población de Zaire se había vuelto inquieta y resentida por el régimen inepto y corrupto, cuyo ejército estaba en una condición catastrófica, mientras que el presidente Mobutu tenía una enfermedad terminal y ya no podía mantener bajo control las diferentes facciones de su gobierno. Además, la mayoría de los estados vecinos se habían convertido en enemigos, mientras que el apoyo internacional de Mobutu se había erosionado casi por completo. 

Foto: Soldados de la República Democrática del Congo. Fuente: https://aquellasarmasdeguerra.wordpress.com/2015/01/08/la-segunda-guerra-el-congo-1998-2003/

La situación finalmente se intensificó cuando Ruanda invadió Zaire en 1996 para derrotar a varios grupos rebeldes que habían encontrado refugio en el país. Esta invasión se intensificó rápidamente, a medida que más estados (incluidos Uganda, Burundi, Angola y Eritrea) se unieron a la invasión, mientras se formaba una alianza congoleña de rebeldes anti-Mobutu. Aunque el gobierno de Zaire intentó poner una resistencia efectiva y fue apoyado por las milicias aliadas, así como por Sudán, el régimen de Mobutu colapsó en cuestión de meses. A pesar de la corta duración de la guerra, estuvo marcada por la destrucción generalizada y la violencia étnica extensa, con cientos de miles de muertos en los combates y los pogromos que lo acompañan. Se instaló un nuevo gobierno, y Zaire pasó a llamarse República Democrática del Congo, pero esto trajo pocos cambios verdaderos. Kabila pronto enajenó a sus aliados rwandeses y ugandeses. Para evitar un golpe, Kabila expulsó a todas las fuerzas ruandesas y ugandesas del Congo. Este evento fue una de las principales causas de la Segunda Guerra del Congo el año siguiente. Algunos expertos prefieren ver los dos conflictos como una guerra

Después de 1989 

El final de la Guerra Fría creó un sistema unipolar con un poder militar estadounidense preponderante. 

Aunque eso ha atenuado los conflictos tradicionales, los conflictos regionales y las amenazas que aprovechan las debilidades de la estructura militar convencional son cada vez más frecuentes.  Al mismo tiempo, aumentó la sofisticación y la letalidad de los actores no estatales. Están bien armados con armas tecnológicamente avanzadas, que ahora están disponibles a precios bajos. Del mismo modo, las tecnologías comerciales, como los teléfonos celulares y las redes digitales, se adaptan al campo de batalla. Otro elemento nuevo es la capacidad de los actores no estatales de persistir dentro del sistema moderno. 

2006 Israel – Guerra de Hezbolá 

Uno de los ejemplos más citados de una guerra híbrida es el conflicto de 2006 entre Israel y Hezbolá. Hezbollah es un actor sofisticado no estatal patrocinado por Irán. Si bien el grupo a menudo actúa como representante de Irán, tiene su propia agenda. Fue la política de Hezbolá, más que la de Irán, lo que condujo al secuestro de las tropas israelíes, que fue el impulso para la guerra.  La guerra contó con cerca de 3.000 combatientes de Hezbolá incrustados en la población local atacada por aproximadamente 30.000 tropas regulares israelíes.  El grupo usó células descentralizadas compuestas por guerrillas y tropas regulares, armadas con armamento que usan los estados nacionales, como misiles antitanque , cohetes, vehículos aéreos no tripulados armados y dispositivos explosivos improvisados avanzados. Las células de Hezbollah derribaron helicópteros israelíes, dañaron los tanques Merkava IV, se comunicaron con teléfonos celulares encriptados y monitorearon los movimientos de las tropas israelíes con visión nocturna y dispositivos de imágenes térmicas. Los operativos de la Fuerza Quds iraní actuaron como mentores y proveedores de sistemas avanzados. Hezbolá aprovechó la comunicación de masas para distribuir inmediatamente fotos y videos del campo de batalla que dominaban la batalla de percepción durante todo el conflicto. Israel no perdió la guerra en el campo de batalla, pero perdió la batalla de la información, como la abrumadora percepción de la derrota israelí. 

El ISIL 2014 avanza hacia Iraq 

El Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL) es un actor no estatal que utiliza tácticas híbridas contra el ejército iraquí convencional. El EIIL tiene aspiraciones de transición y utiliza tácticas irregulares y regulares y terrorismo. En respuesta, [Iraq] recurrió a tácticas híbridas en sí utilizando actores no estatales e internacionales para contrarrestar el avance del EIIL. Asimismo, Estados Unidos era un participante híbrido y utilizaba una combinación de poder aéreo tradicional, asesores de las tropas del gobierno iraquí, peshmerga kurda, milicias sectarias; También entrenó a las fuerzas de oposición dentro de Siria. La guerra híbrida es un conflicto con un grupo interconectado de actores estatales y no estatales que persiguen objetivos superpuestos y un estado local débil

Actividades rusas en la década de 2010 

La intervención militar rusa en Ucrania (2014-presente): La  guerra ruso-ucraniana es un conflicto prolongado entre Rusia y Ucrania que comenzó en febrero de 2014. La guerra se ha centrado en el estado de las regiones ucranianas de Crimea y Donbass. Después de las protestas de Euromaidan y la posterior remoción del presidente ucraniano Viktor Yanukovich, y en medio de los disturbios en todo el sur y este de Ucrania, los soldados rusos sin insignias tomaron el control de las posiciones estratégicas y la infraestructura dentro del territorio ucraniano de Crimea. El 1 de marzo de 2014, el Consejo de la Federación de Rusia adoptó por unanimidad una resolución a petición del presidente de Rusia, Vladimir Putin, para utilizar la fuerza militar en el territorio de Ucrania. La resolución fue adoptada varios días después del inicio de la operación militar rusa sobre el «Regreso de Crimea«. Rusia luego anexó Crimea después de un referéndum ampliamente criticado que fue organizado por Rusia después de la captura del Parlamento de Crimea por los «pequeños hombres verdes» rusos y en la que la población de la República Autónoma de Crimea votó para unirse a la Federación Rusa, según un funcionario ruso, los resultados (se informó que aproximadamente el 95.5% de los votantes participantes en Crimea (la participación fue del 83%) estaban a favor de separarse de Ucrania y unirse a Rusia). En abril, manifestaciones de grupos pro-rusos en el área de Donbass en Ucrania se convirtió en una guerra entre el gobierno ucraniano y las fuerzas separatistas respaldadas por Rusia de las autoproclamadas República Popular de Donetsk y Lugansk. En agosto, los vehículos militares rusos cruzaron la frontera en varios lugares del Óblast de Donetsk. La incursión del ejército ruso fue vista como responsable de la derrota de las fuerzas ucranianas a principios de septiembre.

En noviembre de 2014, el ejército ucraniano informó de un intenso movimiento de tropas y equipos desde Rusia hacia las partes controladas por los separatistas del este de Ucrania. Associated Press informó que 80 vehículos militares sin marcar se movían en áreas controladas por los rebeldes. La Misión de Monitoreo Especial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) observó convoyes de armas pesadas y tanques en territorio controlado por la RDP sin insignias. Los monitores de la OSCE declararon además que observaron vehículos que transportaban municiones y cadáveres de soldados que cruzaban la frontera ruso-ucraniana bajo la apariencia de convoyes de ayuda humanitaria. A principios de agosto de 2015, la OSCE observó más de 21 de estos vehículos marcados con el código militar ruso para soldados muertos en acción. Según The Moscow Times, Rusia ha tratado de intimidar y silenciar a los trabajadores de derechos humanos que discuten las muertes de soldados rusos en el conflicto. La OSCE informó repetidamente que a sus observadores se les negó el acceso a las áreas controladas por «fuerzas combinadas ruso-separatistas». La mayoría de los miembros de la comunidad internacional y organizaciones como Amnistía Internacional han condenado a Rusia por sus acciones en la Ucrania posrevolucionaria, acusándola de violar el derecho internacional y violar la soberanía de Ucrania. Muchos países implementaron sanciones económicas contra Rusia, individuos o compañías rusas, a lo que Rusia respondió en especie. En octubre de 2015, The Washington Post informó que Rusia ha redistribuido algunas de sus unidades de élite desde Ucrania a Siria para apoyar al presidente sirio Bashar al-Assad. En diciembre de 2015, el presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, admitió que los oficiales de inteligencia militar rusos estaban operando en Ucrania, aunque insistieron en que no eran lo mismo que las tropas regulares. Actualmente, el 7% del territorio de Ucrania está bajo ocupación

Tropas rusas con uniformes sin marcar patrullando en el aeropuerto internacional de Simferopol , 28 de febrero de 2014.  Fuente: http://www.voanews.com/content/us-britain-no-zero-sum-game-for-ukraine/1859367.html

Guerra ruso-georgiano: La guerra ruso-georgiana fue una guerra entre Georgia, Rusia y las autoproclamadas repúblicas de Osetia del Sur y Abjasia, respaldadas por Rusia. La Guerra tuvo lugar en agosto de 2008 luego de un período de empeoramiento de las relaciones entre Rusia y Georgia, ambas repúblicas anteriormente constituyentes de la Unión Soviética. Los combates tuvieron lugar en la región estratégicamente importante de Transcaucásica. Fue considerada como la primera guerra europea del siglo XXI. La República de Georgia declaró su independencia a principios de 1991 cuando la Unión Soviética comenzó a desmoronarse. 

En este contexto, una guerra entre Georgia y los separatistas dejó partes del antiguo Óblast Autónomo de Osetia del Sur bajo el control de facto de separatistas respaldados por Rusia pero internacionalmente no reconocidos. Después de la guerra, una fuerza conjunta de mantenimiento de la paz de tropas georgianas, rusas y osetias se estacionó en el territorio. Un punto muerto similar se desarrolló en la región de Abjasia, donde los separatistas de Abjasia habían emprendido la guerra en 1992-1993. Después de las elecciones de Vladimir Putin en Rusia en 2000 y un cambio de poder pro-occidental en Georgia en 2003, las relaciones entre Rusia y Georgia comenzaron a deteriorarse, llegando a una crisis diplomática total en abril de 2008. Para el 1 de agosto de 2008, los separatistas de Osetia del Sur habían comenzado a bombardear aldeas georgianas, con una respuesta esporádica de las fuerzas de paz georgianas en el área. Los ataques de artillería de separatistas pro-rusos rompieron un acuerdo de alto el fuego de 1992. Para poner fin a estos ataques y restablecer el orden, el ejército georgiano fue enviado a la zona de conflicto de Osetia del Sur el 7 de agosto. Los georgianos tomaron el control de la mayor parte de Tsjinvali, una fortaleza separatista, en horas.

Location of Georgia (including Abkhazia and South Ossetia) and Russian North Caucasus. Fuente: https://en.wikipedia.org/wiki/Russo-Georgian_War

Las tropas rusas cruzaron ilícitamente la frontera estatal ruso-georgiana y avanzaron hacia la zona de conflicto de Osetia del Sur antes del 7 de agosto antes de la respuesta militar georgiana. Rusia acusó a Georgia de «agresión contra Osetia del Sur«, y lanzó una invasión terrestre, aérea y marítima a gran escala de Georgia el 8 de agosto con el objetivo declarado de una operación de cumplimiento de la paz. Las fuerzas rusas y de Osetia del Sur lucharon contra las fuerzas de Georgia en Osetia del Sur y sus alrededores durante varios días, hasta que las fuerzas de Georgia se retiraron. 

Las fuerzas rusas y abjasias abrieron un segundo frente atacando el desfiladero de Kodorien en poder de Georgia. Las fuerzas navales rusas bloquearon parte de la costa georgiana. La fuerza aérea rusa atacó objetivos más allá de la zona de conflicto, en partes indiscutibles de Georgia. Esta fue la primera guerra de la historia en la que la guerra cibernética coincidió con la acción militar. También se libró una guerra de información durante y después del conflicto. Nicolas Sarkozy, presidente de Francia, negoció un acuerdo de alto el fuego el 12 de agosto. Las fuerzas rusas ocuparon temporalmente las ciudades georgianas de Zugdidi, Senaki, Poti y Gori, manteniéndose en estas áreas más allá del alto el fuego. Los osetios del sur destruyeron la mayoría de las aldeas georgianas étnicas en Osetia del Sur y fueron responsables de la limpieza étnica de los georgianos. Rusia reconoció la independencia de Abjasia y Osetia del Sur de Georgia el 26 de agosto y el gobierno georgiano cortó las relaciones diplomáticas con Rusia. Rusia mayormente completó su retirada de tropas de partes indiscutibles de Georgia el 8 de octubre. La guerra desplazó a 192.000 personas y mientras muchos regresaron a sus hogares después de la guerra, 20,272 personas, en su mayoría de etnia georgiana, permanecieron desplazadas a partir de 2014. Desde la guerra, Rusia ocupó Abjasia y Osetia del Sur en violación del acuerdo de alto el fuego de agosto de 2008.

Guerra Civil tayikos: La Guerra Civil tayikos, también conocida como la Guerra Civil de Tayikistán , comenzó en mayo de 1992, cuando los grupos regionales de los Garm y Gorno-Badakhshan regiones de Tayikistán se levantaron contra El recién formado gobierno del presidente Rahmon Nabiyev , dominado por personas de las regiones de Khujand y Kulob . Los grupos rebeldes fueron liderados por una combinación de reformadores democráticos liberales e islamistas, que luego se organizaría bajo el estandarte de la Oposición Tayika Unida. El gobierno fue apoyado por guardias fronterizos rusos. La principal zona de conflicto estaba en el sur del país, aunque se produjeron disturbios en todo el país. La guerra civil estaba en su apogeo durante su primer año y se prolongó durante cinco años, devastando el país. Se estima que entre 20.000 y 100.000 personas fueron asesinadas en junio de 1997 y alrededor del 10 al 20 por ciento de la población se desplazó internamente. El 27 de junio de 1997, el presidente de Tayikistán, Emomali Rahmon, el líder de la Oposición de Tayikistán Unido (UTO) Sayid Abdulloh Nuri y el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas, Gerd Merrem, firmaron el «Acuerdo general sobre el establecimiento de la paz y el acuerdo nacional en Tayikistán» y el «Protocolo de Moscú” en Moscú, Rusia, que pone fin a la guerra

La Guerrea de Transnistria: La Guerra de Transnistria fue un conflicto armado que estalló en noviembre de 1990 en Dubăsari, entre las fuerzas pro Transnistria, incluidas la Guardia Republicana Transnistria, las milicias y las unidades cosacas (que fueron apoyadas por elementos del 14º ejército ruso ) y fuerzas pro moldovas , incluidas las tropas y la policía moldavas. Los combates se intensificaron el 1 de marzo de 1992 y, alternando con ad hoc los ceses al fuego duraron toda la primavera y principios del verano de 1992 hasta que se declaró un alto el fuego el 21 de julio de 1992, que se ha mantenido. El conflicto seguía sin resolverse, pero en 2011 se mantuvieron conversaciones bajo los auspicios de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) con Lituania en la presidencia rotativa. Antes de la ocupación soviética de Besarabia y Bucovina del Norte y la creación de la RSS de Moldavia en 1940, la parte de Besarabia de Moldavia, es decir, la parte situada al oeste del río Dniéster (Nistru), era parte de Rumania (1918-1940). El Pacto Molotov-Ribbentrop entre la Unión Soviética y la Alemania nazi, que condujo a los acontecimientos de 1940, fue denunciado posteriormente por la actual Moldova, que lo declaró «nulo y sin efecto» en su Declaración de Independencia. En 1991. Sin embargo, después de la desintegración de la Unión Soviética, los cambios territoriales resultantes se han mantenido. Antes de la creación de la RSS de Moldavia, la Transnistria de hoy era parte de la RSS de Ucrania, como una república autónoma llamada la República Socialista Soviética Autónoma de Moldavia, con Tiraspol como su capital (1924-1940). Representa un poco más de una décima parte del territorio de Moldavia. Las primeras muertes en el conflicto emergente tuvieron lugar el 2 de noviembre de 1990, dos meses después de la declaración de independencia del PMR del 2 de septiembre de 1990. Las fuerzas moldavas entraron en Dubăsari para separar Transnistria en dos mitades, pero fueron detenidas por los habitantes de la ciudad, que habían bloqueado el puente sobre el Dniéster, en Lunga. En un intento de romper el obstáculo, las fuerzas moldavas abrieron fuego. En el curso de la confrontación, tres locales de Dubăsari, Oleg Geletiuk, Vladimir Gotkas y Valerie Mitsuls, fueron asesinados por las fuerzas moldavas y dieciséis personas resultaron heridas. Un segundo intento moldavo de cruzar el puente de Lunga tuvo lugar el 13 de diciembre de 1991. Como resultado de los combates, 27 soldados PMR fueron tomados prisioneros y cuatro soldados moldavos (Ghenadie Iablocikin, Gheorghe Cașu, Valentin Mereniuk y Mihai Arnăut) fueron asesinados, sin que Moldavia pueda cruzar el puente. Después de este segundo intento fallido, hubo una pausa en la actividad militar hasta el 2 de marzo de 1992, considerada la fecha oficial de inicio de la Guerra de Transnistria. Este día fue el mismo día en que Moldavia fue admitida como miembro de las Naciones Unidas, es decir, recibió el reconocimiento internacional total de su declaración de independencia del 27 de agosto de 1991. El conflicto armado duró hasta el 21 de julio de 1992, en tres áreas a lo largo del río Dniéster.

Territorial control in the Transnistrian region after the war. Fuente: https://en.wikipedia.org/wiki/Transnistria_War

La interferencia de Rusia en las elecciones de 2016 en Estados Unidos: El gobierno ruso interfirió en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 con el objetivo de dañar la campaña de Hillary Clinton, impulsar la candidatura de Donald Trump y aumentar la discordia política y social en los Estados Unidos.

La Agencia de Investigación de Internet (IRA), con sede en San Petersburgo y descrita como una granja de trolls, creó miles de cuentas de redes sociales que pretendían ser estadounidenses que apoyaban a grupos políticos radicales, y planeó o promovió eventos en apoyo de Trump y contra Clinton; llegaron a millones de usuarios de redes sociales entre 2013 y 2017. Los artículos fabricados y la desinformación se difundieron desde los medios controlados por el gobierno ruso y se promocionaron en las redes sociales. Además, los piratas informáticos afiliados al servicio de inteligencia militar ruso (GRU) se infiltraron en los sistemas de información del Comité Nacional Demócrata (DNC), el Comité de Campaña del Congreso Democrático (DCCC), y los funcionarios de campaña de Clinton, en particular el presidente John Podesta, y publicaron archivos y correos electrónicos robados a través de DCLeaks, Guccifer 2.0 y WikiLeaks durante la campaña electoral. 

Finalmente, varias personas conectadas con Rusia se contactaron con varios asociados de la campaña de Trump, ofreciendo oportunidades de negocios a la Organización Trump e información perjudicial sobre Clinton. Funcionarios del gobierno ruso han negado su participación en cualquiera de los hacks o filtraciones. Las actividades de interferencia rusas desencadenaron fuertes declaraciones de las agencias de inteligencia estadounidenses, una advertencia directa del entonces presidente estadounidense Barack Obama al presidente ruso Vladimir Putin, nuevas sanciones económicas contra Rusia, el cierre de las instalaciones diplomáticas rusas y la expulsión de su personal. Los comités de inteligencia del Senado y la Cámara llevaron a cabo sus propias investigaciones sobre el asunto. Trump negó que hubiera ocurrido la interferencia, alegando que era un «engaño» perpetrado por los demócratas para explicar la pérdida de Clinton. Se descartó el director del FBI James Comey, en parte, sobre su investigación de la intromisión de Rusia. Los intentos rusos de interferir en las elecciones fueron revelados públicamente por primera vez por miembros del Congreso de los Estados Unidos el 22 de septiembre de 2016, confirmados por las agencias de inteligencia de los Estados Unidos el 7 de octubre de 2016, y más detallados por el Director de la oficina de Inteligencia Nacional en enero de 2017. El Comité de Inteligencia del Senado, liderado por los republicanos, concluyó en abril de 2020 que la evaluación de la comunidad de inteligencia de enero de 2017 alegando que la interferencia rusa era «coherente y bien construida». El comité también concluyó que la evaluación era «adecuada«, aprendiendo de los analistas que «no había presión por motivos políticos para llegar a conclusiones específicas».

John O. Brennan, Assistant to the President for Counterterrorism and Homeland Security, in the Oval Office, January 4, 2010 Fuente: https://www.flickr.com/people/35591378@N03

Según las agencias de inteligencia estadounidenses, la operación fue ordenada directamente por Putin. La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) abrió la investigación Crossfire Hurricane de la interferencia rusa el 31 de julio de 2016, incluido un enfoque especial en los vínculos entre los asociados de Trump y los funcionarios rusos y la sospecha de coordinación entre la campaña de Trump y el gobierno ruso. El trabajo del FBI fue asumido en mayo de 2017 por el ex director del FBI Robert Mueller, quien dirigió una investigación del Consejo Especial hasta marzo de 2019. Mueller concluyó que la interferencia rusa fue «radical y sistemática» y «violó la ley penal de Estados Unidos«, y él acusó a veintiséis ciudadanos rusos y tres organizaciones rusas. La investigación también condujo a acusaciones y condenas de funcionarios de campaña de Trump y estadounidenses asociados, por cargos no relacionados. El informe del Consejo Especial, hecho público el 18 de abril de 2019, examinó numerosos contactos entre la campaña de Trump y los funcionarios rusos, pero concluyó que, aunque la campaña de Trump acogió con beneplácito las actividades rusas y esperaba beneficiarse de ellas, no había pruebas suficientes para llevar a cabo ninguna conspiración. O cargos de coordinación contra Trump o sus asociados.

Las relaciones entre Rusia y la Unión Europea. Las alegaciones de intimidación de Rusia y la desestabilización de países de la UE: Las relaciones entre Rusia y la Unión Europea son las relaciones internacionales entre la Unión Europea (UE) y su mayor estado fronterizo, Rusia, al este. Las relaciones de los estados miembros individuales de la Unión Europea y Rusia varían, aunque un esquema de política exterior común de la década de 1990 hacia Rusia fue el primero que se acordó. Además, se acuerdan cuatro espacios comunes Unión Europea-Rusia como marco para establecer mejores relaciones. La última asociación estratégica UE-Rusia se firmó en 2011, pero luego fue cuestionada por el Parlamento Europeo en 2015 después de la anexión de Crimea y la guerra en Donbass. Rusia limita con cinco estados miembros de la UE: Estonia, Finlandia, Letonia, Lituania y Polonia. La disputa por el gas entre Rusia y Ucrania en 2009 dañó la reputación de Rusia como proveedor de gas. Después de un acuerdo alcanzado entre Ucrania y la UE el 23 de marzo de 2009 para mejorar los gasoductos de Ucrania. El primer ministro ruso Vladimir Putin amenazó con revisar las relaciones de Rusia con la UE. «Si se ignoran los intereses de Rusia, también tendremos que comenzar a revisar los fundamentos de nuestras relaciones», dijo Putin. Según el ministro de Energía ruso, Sergei Shmatko, el plan parecía acercar a Ucrania legalmente a la Unión Europea y podría dañar los intereses de Moscú. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia calificó el acuerdo como «un acto hostil» (el 26 de marzo de 2009). La profesora Irina Busygina de la Institución Estatal de Moscú para Relaciones Exteriores ha dicho que Rusia tiene mejores relaciones con ciertos líderes de algunos países de la UE que con la UE en su conjunto porque la UE no tiene perspectivas de una política exterior común. En septiembre de 2012, la Comisión Europea (CE) abrió una investigación antimonopolio relacionada con los contratos de Gazprom en Europa central y oriental. Rusia respondió promulgando, también en septiembre de 2012, legislación que obstaculiza las investigaciones extranjeras.  En 2013, los miembros más pobres de la UE generalmente pagaban los precios más altos por el gas de Gazprom. 

De izquierda a derecha: el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy , el presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel. Fuente: http://www.kremlin.ru/

La investigación de la comisión se retrasó debido a la intervención militar de Rusia en Ucrania. En abril de 2015, las CE acusaron a Gazprom de fijación de precios injustos y restricción de la competencia.  La Comisionada Europea para la Competencia, Margrethe Vestager, declaró que «Todas las empresas que operan en el mercado europeo, sin importar si son europeas o no, tienen que cumplir con nuestras normas de la UE. Me preocupa que Gazprom esté infringiendo las leyes antimonopolio de la UE«. “Gobierna abusando de su posición dominante en los mercados de gas de la UE«. Gazprom dijo que estaba «fuera de la jurisdicción de la UE» y se describió a sí mismo como «una compañía que de acuerdo con la legislación rusa realiza funciones de interés público y tiene el estatus de entidad estratégica controlada por el estado».  La presidenta lituana Dalia Grybauskaitė dijo que el Kremlin estaba usando Gazprom como «una herramienta de chantaje político y económico en Europa«.  En octubre de 2016, el general Leonid Ivashov explicó en el Canal Uno de Rusia que, el compromiso de Rusia en la Guerra Civil Siria fue fundamental para evitar la construcción de tuberías de hidrocarburos desde Oriente Medio hasta Europa, lo que sería catastrófico para Gazprom y, a su vez, para el presupuesto de la Federación Rusa.

Guerra cibernética de Rusia: La guerra cibernética de Rusia incluye ataques de denegación de servicio, ataques de piratas informáticos, difusión de desinformación y propaganda, participación de equipos patrocinados por el estado en blogs políticos, vigilancia de internet, utilizando tecnología SORM, persecución de ciberdisidentes y otras medidas activas.  Según el periodista de investigación Andrei Soldatov, algunas de estas actividades fueron coordinadas por la inteligencia de señales rusa, que era parte del FSB y anteriormente parte de la 16ª Departamento del KGB. Un análisis realizado por la Agencia de Inteligencia de Defensa en 2017 describe la visión de Rusia de las «Contramedidas de información» o IPb (informatsionnoye protivoborstvo ) como «estratégicamente decisivas y críticamente importantes para controlar su población nacional e influir en los estados adversarios«, dividiendo las «Contramedidas de información» en dos categorías de Grupos «informativo-técnico» e «informativo-psicológico«. El primero abarca las operaciones de red relacionadas con la defensa, el ataque y la explotación y el segundo a «intentos de cambiar el comportamiento o las creencias de las personas a favor de los objetivos gubernamentales rusos» El uso generalizado del gobierno ruso en los conflictos de la Guerra Civil Siria y la invasión rusa de Ucrania , de contratistas militares privados como los del Grupo Wagner fue señalado en 2018 por expertos como una parte clave de la estrategia rusa de guerra híbrida para promover sus intereses. Y ofuscando su participación y papel. 

Con respecto a Rusia, Jānis Bērziņš, director del Centro de Seguridad e Investigación Estratégica, ha publicado ampliamente para argumentar que usar el término «híbrido» para caracterizar la estrategia rusa es engañoso ya que Rusia tiene sus propias definiciones y conceptos: «la palabra «híbrido» es pegadizo ya que puede representar una mezcla de cualquier cosa. Sin embargo, su marco básico difiere del desarrollado por los rusos debido a que el primero es un concepto militar y el resultado del pensamiento militar estadounidense. Además, el concepto de Nueva Generación Warfare incluye operaciones convencionales. En otras palabras, “Hybrid Warfare podría ser parte de New Generation Warfare pero no puede definirlo”  Michael Kofman, investigador científico principal de la CNA y un miembro del Instituto Kennan del Centro Wilson, señaló en marzo de 2018 que las frecuentes referencias de Occidente a la guerra híbrida eran en efecto «una reacción occidental ininteligible, después de décadas de guerras de elección contra adversarios miserables, a la confrontación con otro poder que es capaz en todo el espectro del conflicto «. 

Rusia sobre las actividades de Estados Unidos

Guerra cibernética en los Estados Unidos: Como una gran economía desarrollada, Estados Unidos depende en gran medida de Internet y, por lo tanto, está muy expuesto a los ataques cibernéticos. Al mismo tiempo, Estados Unidos tiene capacidades sustanciales tanto en defensa como en proyección de poder gracias a una tecnología relativamente avanzada y un gran presupuesto militar. La guerra cibernética presenta una amenaza creciente para los sistemas físicos y las infraestructuras que están vinculados a Internet. La piratería maliciosa de enemigos nacionales o extranjeros sigue siendo una amenaza constante para los Estados Unidos. En respuesta a estas amenazas crecientes, Estados Unidos ha desarrollado capacidades cibernéticas significativas. El Departamento de Defensa de los Estados Unidos reconoce el uso de computadoras e Internet para llevar a cabo la guerra en el ciberespacio como una amenaza para la seguridad nacional, pero también como una plataforma de ataque. El Comando Cibernético de los Estados Unidos centraliza el comando de las operaciones del ciberespacio, organiza los recursos cibernéticos existentes y sincroniza la defensa de las redes militares estadounidenses. Es un Comando Combatiente Unificado de las Fuerzas Armadas. Operaciones de inteligencia de los Estados Unidos en el extranjero: Se considera ampliamente que Estados Unidos tiene la red de inteligencia más extensa y sofisticada de cualquier nación en mundo, con suborganizaciones notables que incluyen la Agencia Central de Inteligencia y la Agencia de Seguridad Nacional , entre otras. Ha llevado a cabo numerosas operaciones de espionaje contra países extranjeros, incluidos aliados y rivales. Esto incluye el espionaje industrial y el ciberespionaje. Mediante una combinación de piratería y órdenes judiciales secretas contra compañías tecnológicas estadounidenses, Estados Unidos también ha empleado la vigilancia masiva de individuos comunes, tanto estadounidenses como extranjeros. Muchas de estas operaciones han generado críticas públicas como poco éticas; Los ejemplos incluyen el derrocamiento de gobiernos extranjeros, experimentos humanos no consensuales, entregas extraordinarias, tortura, asesinatos selectivos, asesinatos y la financiación y capacitación de militantes que matarían a civiles y no combatientes

Participación de los Estados Unidos en el cambio de régimen: La participación de Estados Unidos en el cambio de régimen ha implicado acciones tanto abiertas como encubiertas destinadas a alterar, reemplazar o preservar gobiernos extranjeros. En la segunda mitad del siglo XIX, el gobierno de los   EEUU. Inició acciones para el cambio de régimen principalmente en América Latina y el suroeste del Pacífico, incluidas las guerras hispanoamericanas y filipino-americanas. A principios del siglo XX, Estados Unidos formó o instaló gobiernos amigos en muchos países del mundo, incluidos los vecinos Panamá, Honduras, Nicaragua, México, Haití y la República Dominicana. Los ejemplos incluyen regímenes en Filipinas, Corea, la parte oriental de China y gran parte de Europa. Las fuerzas de los Estados Unidos también contribuyeron decisivamente a poner fin al gobierno de Adolf Hitler sobre Alemania y de Benito Mussolini sobre Italia. Después de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos en 1945 ratificaron la Carta de la ONU, el documento de derecho internacional preeminente, que obligaba legalmente al gobierno de los Estados Unidos a las disposiciones de la Carta, incluido el Artículo 2 (4), que prohíbe la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales, excepto en circunstancias muy limitadas.  Por lo tanto, cualquier reclamo legal presentado para justificar el cambio de régimen por parte de una potencia extranjera conlleva una carga particularmente pesada. 

Después de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de los Estados Unidos luchó con la Unión Soviética por el liderazgo global, la influencia y la seguridad en el contexto de la Guerra Fría. Bajo la administración de Eisenhower, el gobierno de EE. UU. Temía que la seguridad nacional se viera comprometida por gobiernos apoyados por la propia participación de la Unión Soviética en el cambio de régimen y promovió la teoría del dominó, con presidentes posteriores siguiendo el precedente de Eisenhower.  Posteriormente, Estados Unidos amplió el alcance geográfico de sus acciones más allá del área tradicional de operaciones, América Central y el Caribe. Las operaciones significativas incluyeron el golpe de estado iraní orquestado en 1953 por los Estados Unidos y el Reino Unido, la invasión de la Bahía de Cochinos en 1961 dirigida a Cuba y el apoyo al derrocamiento de Sukarno por el general Suharto en Indonesia. Además, EE. UU. Ha interferido en las elecciones nacionales de países, incluidos Japón en las décadas de 1950 y 1960, Filipinas en 1953 y Líbano en las elecciones de 1957 utilizando infusiones secretas de efectivo. Según un estudio, Estados Unidos realizó al menos 81 intervenciones conocidas abiertas y encubiertas en elecciones extranjeras durante el período 1946-2000. Otro estudio encontró que los Estados Unidos participaron en 64 intentos encubiertos y seis intentos abiertos de cambio de régimen durante la Guerra Fría.  Tras la disolución de la Unión Soviética, Estados Unidos ha liderado o apoyado guerras para determinar la gobernanza de varios países. Los objetivos declarados de Estados Unidos en estos conflictos han incluido luchar en la Guerra contra el Terror, como en la guerra afgana en curso, o eliminar los regímenes dictatoriales y hostiles, como en la Guerra de Irak.

Ley de Contrarrestar a los adversarios de los Estados Unidos a través de sanciones: La Ley de Contrarrestar a los Adversarios de los Estados Unidos a través de Sanciones, CAATSA (HR 3364, Pub.L.  115–44), es una ley federal de los Estados Unidos que impuso sanciones a Irán, Corea del Norte y Rusia. El proyecto de ley se aprobó el 27 de julio de 2017, 98–2 en el Senado, después de haber aprobado la Cámara 419–3. El 2 de agosto de 2017, el presidente Donald Trump lo promulgó y declaró que creía que la legislación era «seriamente defectuosa Moscú acusó a Washington de llevar a cabo una guerra híbrida contra Rusia durante las revoluciones de color”. Su percepción de estar en guerra o en un estado permanente de conflicto con los EE. UU. Y sus aliados se vieron favorecida por el levantamiento de Maidan en 2014 en Ucrania. Las actividades de Rusia en los antiguos estados soviéticos han sido descritas como hobbesianas y que recuerdan el pensamiento de la Guerra Fría. 

Angela Merkel criticó el borrador de nuevas sanciones contra Rusia que apuntan a proyectos de energía entre la UE y Rusia Fuente: http://www.kremlin.ru/events/president/news/57496/photos

Hablando en el Club de Discusión de Valdai en noviembre de 2014, el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, dijo:

Es un término interesante, pero lo aplicaría sobre todo a los Estados Unidos y su estrategia de guerra: es realmente una guerra híbrida destinada no tanto a derrotar militarmente al enemigo como a cambiar los regímenes en los estados que persiguen una política de Washington. No le gusta. Utiliza presión financiera y económica, ataques de información, usa a otros en el perímetro de un estado correspondiente como representantes y, por supuesto, información y presión ideológica a través de organizaciones no gubernamentales financiadas externamente. ¿No es un proceso híbrido y no lo que llamamos guerra?

Estados Unidos sobre las actividades rusas

El general Philip Breedlove, en una audiencia en el Senado de Estados Unidos en febrero de 2016, afirmó que Rusia está utilizando refugiados para debilitar a Europa y está dirigiendo la afluencia de refugiados para desestabilizar áreas y regiones en términos de economía y crear disturbios sociales. El 10 de febrero de 2016, el ministro de Defensa finlandés, Jussi Niinistö, dijo en una reunión de ministros de Defensa de la OTAN que Finlandia espera que Rusia abra un segundo frente, con la posibilidad de que hasta un millón de inmigrantes lleguen a la frontera entre Finlandia y Rusia. Ilkka Kanerva, ex canciller de Finlandia y ahora presidente del Comité de Defensa parlamentaria del país, hizo una declaración similar.

Actividades iraníes en la década de 2010 

Conflicto de poder entre Irán y Arabia Saudita: El conflicto de poder entre Irán y Arabia Saudita, a veces también conocido como la Guerra Fría del Medio Oriente, es la lucha continua por la influencia en el Medio Oriente y las regiones circundantes entre la República Islámica de Irán y el Reino de Arabia Saudita. Los dos países han brindado diversos grados de apoyo a las partes opuestas en los conflictos cercanos, incluidas las guerras civiles en Siria y Yemen. La rivalidad también se extiende a las disputas en Bahrein, Líbano, Qatar, Pakistán, Afganistán, Nigeria, y Marruecos, así como una competencia más amplia en el norte y este de África, partes de Asia del Sur, Asia Central, y el Cáucaso. En lo que se ha descrito como una guerra fría, el conflicto se libra en múltiples niveles sobre la influencia geopolítica, económica y sectaria en la búsqueda de la hegemonía regional. El apoyo estadounidense a Arabia Saudita y sus aliados, así como el apoyo ruso y chino a Irán y sus aliados han hecho comparaciones con la dinámica de la era de la Guerra Fría, y el conflicto de poder se ha caracterizado como un frente a lo que el ex primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, ha denominado la » Nueva Guerra Fría» La rivalidad de hoy es principalmente una lucha política y económica exacerbada por las diferencias religiosas, y el sectarismo en la región es explotado por ambos países con fines geopolíticos como parte de un conflicto mayor. Irán es en gran parte musulmán chiíta, mientras que Arabia Saudita se ve a sí misma como la principal potencia musulmana sunita.

El conflicto entre Irán e Israel de proxy, o Irán-Israel guerra de poder y entre Irán e Israel Guerra Fría: Es una guerra de poder entre Irán e Israel en el siglo XXI. El conflicto está ligado a la lucha política del liderazgo iraní contra Israel y su objetivo declarado de disolver el estado judío, con el objetivo contrario de Israel de evitar que el gobierno iraní adquiera armas nucleares y degradar a sus aliados y representantes como la organización político- militante libanesa de Hezbolá.

The USS Boxer, seen here off the coast of Australia, was deployed to the Persian Gulf in June 2019 as a result of increased tensions between the U.S. and Iran. Fuente: U.S. Navy photo by Photographer’s Mate 3rd Class James F. Bartels

El conflicto surgió gradualmente de la postura hostil de Irán hacia Israel después de la Revolución iraní de 1979, en el apoyo iraní encubierto de Hezbolá durante el conflicto del sur del Líbano (1985-2000) y en 2005 se convirtió en un conflicto regional indirecto. En 2006, Irán participó activamente en el apoyo a Hezbolá durante la Guerra del Líbano de 2006 y, paralelamente, comenzó a apoyar a Hamas y la Jihad Islámica Palestina. Israel, por otro lado, inició una campaña para dañar el programa nuclear iraní, utilizando varias milicias anti-régimen dentro de Irán. Al comienzo de la Guerra Civil Siria, el conflicto se intensificó y en 2018 se convirtió en una guerra directa entre Irán e Israel. Las cuestiones clave en el conflicto incluyen el apoyo de Irán a grupos que se oponen a Israel, el apoyo de Israel a grupos rebeldes anti-iraníes, el programa nuclear de Irán y los lazos de Israel con otros rivales de Irán como Arabia Saudita y Estados Unidos. La participación de ambos países en la Guerra Civil siria ha creado posibilidades adicionales de conflicto directo entre los dos estados. Irán ha brindado un apoyo significativo a Hezbolá, Hamas y PIJ, mientras que Israel ha apoyado a los Muyahidines del Pueblo de Irán y ha llevado a cabo asesinatos y ataques contra objetivos iraníes directamente. Israel también ha llevado a cabo una guerra cibernética contra Irán, y ha abogado públicamente por la acción militar internacional contra Irán.Israel ha acusado a Irán de intentar formar una ruta continua de transporte terrestre desde Irán a través de Irak y Siria al Líbano, que Israel ve como una amenaza estratégica significativa. Irán ve a Israel como un » régimen sionista » ilegítimo y su liderazgo ha acusado a Israel de ser un estado cliente estadounidense hostil a los musulmanes

Irán y terrorismo patrocinado por el estado: Desde la Revolución iraní en 1979, el gobierno de Irán ha sido acusado por varios países de entrenar, financiar y proporcionar armas y refugios seguros para actores militantes no estatales, como Hezbollah en el Líbano, Hamas en Gaza y otros grupos palestinos (La Jihad Islámica (PIJ) y el Frente Popular para la Liberación de Palestina – Comando General (PFLP-GC). Estos grupos son designados grupos terroristas por varios países y organismos internacionales; sin embargo, Irán considera que dichos grupos son «movimientos de liberación nacional» con derecho a la legítima defensa frente a la ocupación militar israelí. El Departamento de Estado de los Estados Unidos también acusó a las milicias chiítas iraquíes respaldadas por Irán de terrorismo contra las tropas estadounidenses e Irán de ciberterrorismo, principalmente a través de su Fuerza Quds. Después de la caída del Shah en 1979, la República Islámica de Irán estableció el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) para promover internamente la política social del gobierno. Se acusa al IRGC de difundir su ideología en las regiones vecinas mediante la capacitación y el financiamiento de «organizaciones terroristas«. Para 1986, IRGC tenía 350,000 miembros y había adquirido una pequeña fuerza naval y aérea. Para 1996, sus fuerzas terrestres sumaban 100.000 soldadosy las fuerzas navales sumaban 20.000. Se cree que usan la Fuerza Quds para entrenar a militantes islámicos.

En 1995, la Guardia Revolucionaria iraní celebró una conferencia con organizaciones mundiales acusadas de participar en terrorismo, incluido el Ejército Rojo japonés, el Ejército secreto armenio, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán , el Partido Da’wah iraquí, el Frente Islámico para la Liberación de Bahrein y Hezbolá en Beirut con el único propósito de proporcionar capacitación a estas organizaciones supuestamente para ayudar en la desestabilización de los Estados del Golfo y ayudar a los militantes en estos países a reemplazar los gobiernos existentes con regímenes similares a Irán. El Departamento de Estado de los Estados Unidos afirma que IRGC brinda apoyo a Hamas, Hezbollah y la Yihad Islámica Palestina en Israel. También dicen que IRGC ha brindado mucho apoyo y capacitación a los terroristas que apoyan la resistencia palestina. También están acusados ​​de ayudar a la insurgencia iraquí en el sur de Irak. El 15 de abril de 2019, Estados Unidos designó oficialmente a la élite IRGC de Irán como una organización terrorista extranjera. Esto siguió a la declaración anterior del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el 8 de abril de que nombraría a la élite IRGC de Irán como una organización terrorista. Crisis del Golfo Pérsico de 2019: La crisis 2019-2020 del Golfo Pérsico, también conocida como la Crisis en el Golfo y la confrontación iraní-estadounidense es una intensificación de las tensiones militares entre la República Islámica de Irán y sus aliados y los Estados Unidos de América y sus aliados en la región del Golfo Pérsico . Estados Unidos comenzó a acumular su presencia militar en la región para disuadir una supuesta campaña planeada por Irán y sus aliados no estatales para atacar las fuerzas e intereses estadounidenses en el Golfo Pérsico e Irak. Esto siguió a un aumento de las tensiones políticas entre los dos países durante la administración Trump, que incluyó la retirada de los EEUU del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), la imposición de nuevas sanciones contra Irán y la designación del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) como organización terrorista. En respuesta, Irán designó al Comando Central de los Estados Unidos como una organización terrorista. Varios buques mercantes en el Golfo Pérsico sufrieron daños en dos incidentes en mayo y junio de 2019. Las naciones occidentales culparon a Irán, mientras que Irán negó su participación. En junio de 2019, Irán derribó un avión no tripulado de vigilancia estadounidense RQ-4A que volaba sobre el Estrecho de Ormuz, lo que aumentó drásticamente las tensiones y casi resultó en una confrontación armada. En julio de 2019, un iraní petrolero fue capturado por Gran Bretaña en el estrecho de Gibraltar con el argumento de que fue el envío de petróleo a Siria en violación de la Unión sanciones de la UE. Más tarde, Irán capturó un petrolero británico y sus tripulantes en el Golfo Pérsico. Tanto Irán como el Reino Unido liberaron los barcos. Mientras tanto, EE. UU. Creó el multinacional Construct International Maritime Security Construct (IMSC), que buscaba aumentar la «vigilancia general y la seguridad en vías fluviales clave en el Medio Oriente«, según el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

La crisis se intensificó a fines de 2019 y principios de 2020 cuando miembros de la milicia Kata’ib Hezbollah, que forma parte de las Fuerzas de Movilización Popular de Iraq, mataron a un contratista estadounidense en un ataque contra una base iraquí que albergaba personal norteamericano. En represalia, Estados Unidos realizó ataques aéreos contra las instalaciones de Kata’ib Hezbollah en Irak y Siria, matando a 25 milicianos. Kata’ib Hezbollah respondió con un ataque contra la embajada de los Estados Unidos en Bagdad, lo que llevó a los Estados Unidos a desplegar miles de nuevas tropas en el Medio Oriente y anunciar que atacaría preventivamente a los «representantes» de Irán en Irak. Días después, el comandante de la Fuerza Quds del IRGC Qasem Soleimani y el comandante del PMF Abu Mahdi al-Muhandis fueron eliminados en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses, lo que resultó en que el Líder Supremo de Irán Ali Khamenei se comprometiera a vengarse de las fuerzas estadounidenses. Estados Unidos desplegó cerca de 4.000 soldados en respuesta a las tensiones, e Israel aumentó sus niveles de seguridad. El 5 de enero de 2020, Irán finalizó sus compromisos con el acuerdo nuclear, y el parlamento iraquí aprobó una resolución para expulsar a todas las tropas extranjeras de su territorio

Guerra cibernética en Irán: Irán ha sido acusado de conducir una guerra híbrida. Según la BBC, «Irán, junto con sus aliados Houthi [en Yemen]], está llevando a cabo una guerra clásica de los débiles contra los fuertes; un» ‘conflicto híbrido’ como se le conoce en los libros de texto estratégicos. Está tomando prestadas muchas de las tácticas del libro de jugadas ruso: el uso de la negación; proxies; operaciones cibernéticas y guerra de información” La guerra cibernética es parte de la estrategia militar de «guerra suave» de Irán. Siendo una víctima y una apuesta de guerra cibernética, Irán es considerado una potencia militar emergente en el campo. Desde noviembre de 2010, una organización llamada «El Comando de Defensa Cibernética» ha estado operando en Irán bajo la supervisión de la «Organización de Defensa Civil Pasiva» del país, que es una subdivisión del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas iraníes. Según un informe de 2014 del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional, Irán es «uno de los jugadores más activos en la arena cibernética internacional«. En 2013, un general de la Guardia Revolucionaria declaró que Irán tiene «el cuarto poder cibernético más grande entre los ejércitos cibernéticos del mundo» En junio de 2010, Irán fue víctima de un ataque cibernético cuando su instalación nuclear en Natanz fue infiltrada por el gusano cibernético “Stuxnet” Según se informa, un esfuerzo combinado de Estados Unidos e Israel, Stuxnet destruyó quizás más de 1,000 centrifugadoras nucleares y, según un artículo de Business Insider , «[retrasó] el programa atómico de Teherán por al menos dos años«. El gusano se extendió más allá de la planta para supuestamente infectar más de 60.000 computadoras, pero el gobierno de Irán indica que no causó daños significativos. Irán aportó soluciones colectivas al gusano y supuestamente ahora está mejor posicionado en términos de tecnología de guerra cibernética. Ningún gobierno se ha atribuido la responsabilidad del gusano

Irán sobre las actividades de Estados Unidos 

Estados Unidos ha sido acusado de llevar a cabo una guerra híbrida contra Irán y otros países. 

Actividades de Arabia Saudita y Emiratos en la década de 2010 

Crisis diplomática de Qatar 2017-2019: La crisis diplomática de Qatar comenzó en junio de 2017, cuando Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Egipto, Maldivas, Mauritania, Senegal, Yibuti, Comoras, Jordania, el gobierno libio con sede en Tobruk y el gobierno yemení dirigido por Hadi rompió relaciones diplomáticas con Qatar y prohibió a los aviones y barcos registrados en Qatar utilizar su espacio aéreo y rutas marítimas junto con Arabia Saudita bloqueando el único cruce terrestre. La coalición liderada por Arabia Saudita citó el supuesto apoyo de Qatar al terrorismo como la razón principal de sus acciones, e insistió en que Qatar ha violado un acuerdo de 2014 con los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG). Arabia Saudita y otros países han criticado las relaciones de Al Jazeera y Qatar con Irán. Qatar reconoce que ha brindado asistencia a algunos grupos islamistas (como la Hermandad Musulmana), pero niega ayudar a grupos militantes vinculados a Al Qaeda o al Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL). Qatar también afirma que ha ayudado a los Estados Unidos en la Guerra contra el Terror y la continua intervención militar contra ISIL. Las interrupciones iniciales del suministro fueron mitigadas por importaciones adicionales de Irán y Turquía, y Qatar no aceptó ninguna de las demandas de la coalición liderada por Arabia Saudita. Las demandas incluyeron reducir las relaciones diplomáticas con Irán, detener la coordinación militar con Turquía y cerrar Al-Jazeera. El 27 de julio de 2017, el ministro de Asuntos Exteriores de Qatar, Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, dijo a los periodistas que Egipto, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein estaban mostrando «terquedad» a Qatar y no habían tomado ninguna medida para resolver la crisis. Al Thani agregó que el Consejo de Seguridad, la Asamblea General y «todos los mecanismos de las Naciones Unidas» podrían desempeñar un papel en la resolución de la situación. El 24 de agosto de 2017, Qatar anunció que restablecería relaciones diplomáticas plenas con Irán. A partir de 2020, aún no se ha alcanzado una solución diplomática, pero el Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman, ha mostrado recientemente una creciente aptitud hacia el compromiso. Arabia Saudita y terrorismo patrocinado por el estado: Si bien Arabia Saudita es a menudo una fuente secundaria de fondos y apoyo para los movimientos terroristas que pueden encontrar benefactores más motivados e ideológicamente invertidos, Arabia Saudita sigue siendo el patrocinador más prolífico del terrorismo islamista internacional, presuntamente apoyando a grupos tan dispares como los talibanes de Afganistán, Al Qaeda, Lashkar-e-Taiba (LeT) y el Frente Al-Nusra.

Se dice que Arabia Saudita es la mayor fuente de fondos del mundo y el promotor del yihadismo salafista, que forma la base ideológica de grupos terroristas como Al Qaeda, Talibán, Estado Islámico de Irak y el Levante y otros. En un cable diplomático de diciembre de 2009 al personal del Departamento de Estado de EE. UU. (Hecho público en las filtraciones de cable diplomático al año siguiente), la Secretaria de Estado de EEUU Hillary Clinton instó a los diplomáticos estadounidenses a aumentar los esfuerzos para bloquear el dinero los estados árabes del Golfo de ir a los terroristas en Pakistán y Afganistán, escribiendo que «Los donantes en Arabia Saudita constituyen la fuente más importante de financiamiento para los grupos terroristas sunitas en todo el mundo» y que «se necesita hacer más, ya que Arabia Saudita sigue siendo una base de apoyo financiero crítico para Al Qaeda , los talibanes, LeT y otros grupos terroristas”. Un cable del Departamento de Estado de agosto de 2009 también dijo que Lashkar-e-Taiba, con sede en Pakistán, que llevó a cabo los ataques de Mumbai en 2008, utilizó una compañía de fachada con sede en Arabia Saudita para financiar sus actividades en 2005.  La violencia en Afganistán y Pakistán está financiada en parte por donantes ricos y conservadores en todo el Mar Arábigo, cuyos gobiernos hacen poco para detenerlos. Otros tres países árabes que figuran como fuentes de dinero militante son Qatar, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos, todos vecinos de Arabia Saudita. Según dos estudios publicados en 2007 (uno por Mohammed Hafez de la Universidad de Missouri en Kansas City y el otro por Robert Pape de la Universidad de Chicago), la mayoría de los terroristas suicidas en Irak son sauditas. Quince de los 19 secuestradores de los cuatro aviones que fueron responsables del 11 de septiembre se originaron en Arabia Saudita, dos de los Emiratos Árabes Unidos, uno de Egipto y uno del Líbano. Osama bin Laden nació y se educó en Arabia Saudita. A partir de mediados de la década de 1970, el resurgimiento islámico fue financiado por una gran cantidad de dinero de las exportaciones de petróleo de Arabia Saudita. Las decenas de miles de millones de dólares en la generosidad » petro-islam » obtenida del precio recientemente elevado del petróleo financiaron un «90% de los gastos de toda la fe».

Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos han sido acusados ​​de realizar una guerra híbrida contra Qatar

Actividades chinas en la década de 2010 

China ha sido acusada de llevar a cabo una guerra híbrida contra Taiwán y en el Mar del Sur de China 

Actividades indias en la década de 2010 

India ha sido acusada de llevar a cabo una guerra híbrida contra Pakistán.


[1] El Frente Sandinista de Liberación Nacional, es un partido político socialista en Nicaragua. Sus miembros se llaman sandinistas. El partido lleva el nombre de Augusto César Sandino, quien encabezó la resistencia nicaragüense contra la ocupación estadounidense de Nicaragua en la década de 1930.

[2] Los Contras eran los diversos grupos rebeldes de derecha financiados y respaldados por Estados Unidos que estuvieron activos desde 1979 hasta principios de la década de 1990 en oposición al gobierno socialista de la Junta Sandinista de Reconstrucción Nacional en Nicaragua. Entre los distintos grupos de la contra, la Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN) emergió como la más grande con diferencia. En 1987, prácticamente todas las organizaciones de la contra se unieron, al menos nominalmente, en la Resistencia Nicaragüense

[3] Anastasio Somoza García asumió la presidencia después de atraer al líder rebelde Augusto César Sandino a conversaciones de paz y asesinarlo poco después. Somoza enmendó la Constitución de Nicaragua, concentró el poder en sus manos y nombró a sus parientes y compinches para los principales cargos gubernamentales.Aunque Somoza y sus dos hijos ocuparon legalmente la presidencia por solo 30 de esos 43 años, fueron el poder detrás de otros presidentes en los años intermedios. Continuaron controlando la Guardia Nacional. Las diferencias en el estilo de gobierno de los Somoza, de padre a hijo, reflejan su adaptación a la política estadounidense-latinoamericana. Su régimen fue derrocado en 1979 por el Frente Sandinista de Liberación Nacional.durante la Revolución Nicaragüense.

1 pensamiento sobre “Evolución Histórica de las Amenazas Híbridas II Parte

Deja una respuesta