EL REY EMÉRITO, AL ATAQUE: Don Juan Carlos volverá a España dentro de un mes con informes que «fulminan» a Iglesias y a Sánchez

Don Juan Carlos está dispuesto a plantar cara al Gobierno, al que considera responsable de sus males.

La salida de España del Rey Juan Carlos sigue provocando que corran ríos de tinta. Diversas fuentes localizan ahora al octogenario monarca en la lejana Nueva Zelanda, mientras otras informaciones lo sitúan en lugares tan dispersos del globo como República Dominicana, Abu Dabi o Portugal.

Pero lo cierto es que, de momento, el paradero del Emérito es una incógnita que solo conocen su familia, los amigos más allegados y el propio Gobierno.

Sin embargo, la ubicación actual de Don Juan Carlos, tal y como ha podido saber Periodista Digital de fuentes próximas a Zarzuela, no es ni mucho menos la definitiva, ya que el destino actual del Rey Emérito es provisional, “podemos decir que está de vacaciones”, explican las fuentes consultadas.

Poco se sabe de su destino final pero a estas alturas hay segura una cuestión: Don Juan Carlos tiene previsto regresar con asiduidad a España ,“no piensa renunciar a su país”, según cuentan fuentes próximas a Palacio de la Zarzuela. De hecho, ya hay fecha para su regreso a la península: el 10 de septiembre.

Pese a que Don Juan Carlos no cuenta este año con la excusa de participar en una regata que, no se ha perdido en los últimos años porque ha sido suspendida, el campeonato pontevedrés de Sangenjo, el Rey Emérito sí tiene previsto estar esos días a esa localidad gallega.

El padre de Don Felipe VI así lo habría confesado durante una cena con amigos en Sangenjo, poco antes de abandonar España desde el aeropuerto de Vigo. Al parecer, Juan Carlos I aseguró que se volverían a ver en ese mismo restaurante donde compartían mesa (Club Náutico) el 10 de septiembre de 2020, día que sería la víspera de los campeonatos que arrancarían el 11 de ese mes.

Aunque este año no habrá regatas, el grupo de amigos de Don Juan Carlos sí tiene previsto navegar esos días (11, 12 y 13 de septiembre de 2020), coincidiendo con el calendario del campeonato que ha sido aplazado.

Pero el regreso de Don Juan Carlos no solo será motivo de alegría para los amigos, también va a ser motivo de mucha preocupación para quienes habitan en el Palacio de la Moncloa: El Rey emérito está dispuesto a tirar de la manta y a culpar a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias de ser responsables de orquestar una campaña contra él –basada en calumnias- para dañar a la Corona.

Don Juan Carlos tiene previsto denunciar, y hacer frente, públicamente a los partidos que forman parte del gobierno, así como quienes los apoyan (etarras y separatistas), que son quienes han organizado la campaña de acoso y derribo en su contra y, por supuesto, su objetivo de liquidar la Constitución Española de 1978.

Posiblemente, el Rey emérito se acabe dirigiendo a los españoles a través de una tercera persona de acreditada credibilidad, de reconocido prestigio. Sus revelaciones pueden acabar siendo una bomba que fulmine al Gobierno de Sánchez, lo cual es motivo de especial preocupación entre quienes habitan en el Palacio de la Moncloa: en el gabinete del presidente se han encendido todas las alarmas.

Mientras tanto, la Casa Real permanece en un silencio que también está “angustiando” a los inquilinos del Palacio de la Moncloa.

Deja una respuesta