EL INFAME JUICIO Y SENTENCIA POLÍTICA AUSBANC-MANOS LIMPIAS (HASTA 10 CAUSAS DE NULIDAD).

Miguel Bernad Remón

EL juicio AUSBACN – MANOS LIMPIAS, que se llevó a cabo en la Audiencia Nacional, tenía como objetivo primordial, desactivar, desguazar a Manos Limpias como único referente de la lucha contra la corrupción en España.

El juicio y la sentencia, llenos ambos de irregularidades, ilegalidades, se acabó convirtiendo en un juicio político contra Miguel Bernad y Manos Limpias.

Entre esas ilegalidades, sobresalen y llaman la atención algunas, que conducen de manera descarada e inapelable a su NULIDAD.

1º.- La primera causa de nulidad, guarda relación con un delito de cohecho y una investigación prospectiva.

El ex presidente del BBVA, Francisco González, encarga al comisario Villarejo, habiendo estipulado previamente un precio, que efectúe una investigación prospectiva a AUSBANC y esa investigación se hace extensiva a MANOS LIMPIAS. Con posterioridad se elabora una denuncia anónima que se presenta “a la carta” en la Audiencia Nacional, adjudicándosela al Juez Pedraz, enemigo de Luis Pineda y de Miguel Bernad.

2º.- La segunda causa de nulidad sucede, cuando la ponente, la Jueza Teresa Palacios no se abstiene “a sabiendas” de la íntima relación con Villarejo, principal testigo de la causa.

3º.- La tercera causa, tiene lugar cuando el Tribunal rechaza el testimonio de Villarejo, alegando con toda desfachatez que su “testimonio no era útil a la presente causa”.

4.- La cuarta causa de nulidad, acontece cuando quedó acreditado en un informe pericial que la UDEF manipuló los ordenadores de MANOS LIMPIAS

5.- La quinta causa de nulidad, deviene cuando se acepta un testimonio a través de un teléfono móvil. En un anterior proceso, la Presidenta del Tribunal, se opuso al testimonio por teléfono móvil.

6.- La sexta causa de nulidad se produce cuando la Presidenta, increpa a Luis Pineda (acusado y a la vez abogado defensor de el mismo), manifestándole «váyase del estrado de abogados porque me molesta«

En el juicio contra el etarra Arnaldo Otegi un comentario de mucha menor entidad abrió la puerta a que el proceso fuera declarado NULO.

7.- Séptima causa de nulidad: el Fiscal ofrece la posibilidad de emprender acciones a presuntos perjudicados (Unicaja, BBVA). En el caso de Unicaja, rechazan las acciones porque se consideraron no perjudicados, y emiten comunicados exonerando de cualquier delito a AUSBANC y a MANOS LIMPIAS y además manifiestan durante el juicio oral no haber sido extorsionados.

El BBVA se retira de la acusación pues estaban cometiendo un fraude procesal al haber sido el bando el que contrató al comisario Villarejo, la investigación prospectiva y la denuncia anónima.

La teoría del «árbol contaminado« desde el principio era patente e incuestionable.

8.- La octava causa de nulidad es por motivo de una sentencia esperpéntica, incongruente, plagada de contradicciones: No se puede condenar por hechos no probados. No se puede condenar alegando otros hechos de manera genérica. No se puede condenar confundiendo amenazas y coacciones con extorsiones.

Tampoco se puede condenar sancionando más al presunto cómplice que al autor material.

En la disparatada sentencia, se exime de responsabilidad civil a Miguel Bernad al quedar suficientemente acreditado que ni perjudicó a nadie ni tampoco se enriqueció, pero no obstante, a pesar de ello se le condena, vulnerando los requisitos de extorsión.

9.- La novena causa de nulidad deriva de un error monumental: la ponente confunde dos procesos totalmente diferentes, atribuyendo a Manos Limpias un proceso en el que no interviene.

10.- La décima causa de nulidad se basa en el hecho de que se acusa a Manos Limpias de organización criminal y en la sentencia no se menciona a Manos Limpias; como si no hubiera existido.

En el recurso de casación interpuesto ante el Tribunal Supremo se ha solicitado vista oral, para poner de manifiesto, la chapuza, la indecencia de un juicio y sentencia política para desguazar a Manos Limpias.

Este es el resumen de un juicio infame, que quedará en la historia judicial de España como muestra de la demolición del Estado de Derecho; en un país supuestamente democrático, rompieron con los principios rectores de nuestro ordenamiento jurídico mediante un juicio y una sentencia políticos.

Fdo.: Miguel Bernad Remón

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: