El golpista-separatista catalán Carles Puigdemont, detenido en Cerdeña por la orden de busca y captura del Tribunal Supremo

Las autoridades italianas han detenido esta noche en Cerdeña al expresidente del Gobierno catalán Carles Puigdemont, prófugo de la Justicia española desde el otoño de 2017.

La detención se ha producido en virtud de la orden de busca y captura internacional emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa del ‘procés’.

Puigdemont, residente en Waterloo (Bélgica) desde hace cuatro años, tenía previsto participar en L’Alguer (Cerdeña) en el Aplec Internacional Adifolk, un evento patrocinado por una asociación para la promoción del folclore catalán.

El expresidente catalán es miembro del Parlamento Europeo pero en este momento tiene suspendido el privilegio de la inmunidad por decisión de la Eurocámara.

El pasado julio, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea decidió mantener provisionalmente la decisión del Parlamento Europeo mientras resuelve el fondo del recurso interpuesto por el expresidente catalán.

El ex presidente catalán ha sido detenido nada más aterrizar en el aeropuerto de Alghero por policías fronterizos italianos y pasará este viernes a disposición judicial. Josep Lluis Alay, jefe de la oficina de Puigdemont, ha confirmado que tendrá que comparecer ante los jueces de la Corte de Apelación de Sassari, competentes para decidir sobre su liberación o su extradición a España.

La detención de Puigdemont en Italia llega tras la decisión tomada el pasado 30 de julio por el Tribunal General de la Unión Europea, en la que retiró la inmunidad a los eurodiputados Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí. Los tres afectados habían recurrido al TGUE después de que el Parlamento Europeo votara retirar la inmunidad y aceptar el suplicatorio enviado por el Tribunal Supremo.

Sin embargo, el razonamiento del Tribunal General de la Unión Europea partía de la base de que las euroórdenes no se encontraban activas y que por tanto los eurodiputados no estaban en riesgo de detención.

Esta situación ha cambiado ahora, cuando Puigdemont pisaba Italia y dejaba Bélgica, que ya ha rechazado en anteriores ocasiones ejecutar la entrega de Puigdemont a España. El ex presidente de la Generalitat dejó Cataluña por Waterloo tras el referéndum ilegal del 1 de octubre, por el que sus compañeros de Govern fueron condenados y encarcelados hasta el indulto aprobado este año por el Gobierno de Pedro Sánchez.

CONTINUARÁ…

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
A %d blogueros les gusta esto: