EL ESCÁNDALO DE LAS CONEXIONES EXISTENTES ENTRE EL COMISARIO VILLAREJO Y LA JUEZ TERESA PALACIOS INVALIDAN EL JUICIO AUSBANC-MANOS LIMPIAS

Miguel Bernad Remón- Manos Limpias

Teresa Palacios, ponente en la Causa promovida por la Audiencia Nacional contra Manos Limpias y AUSBANC tenía que haberse abstenido (éste era su deber) al inicio del proceso, cuando las defensas de las partes acusadas pusieron en evidencia que el origen del proceso se gestó por una ilegal investigación prospectiva del comisario Villarejo.

La juez Teresa Palacios era consciente de su amistad con Villarejo desde el año 2007.

Pero lo más grave de no abstenerse radica en que el proceso contra AUSBANC – Manos Limpias estaba no solo contaminado de origen, sino que además esa contaminación adquiere un plus, cuando la ponente no se abstiene, cuando esa era su obligación. No se olvide que, ya en otro procedimiento anterior se abstuvo al manifestar ella misma que tenía amistad con Villarejo y que había tenido varias comidas con él.

Las defensas de los acusados pidieron una y otra vez, el testimonio de Villarejo, cuestión de lo más elemental y fundamental para la causa. La señora Teresa Palacios afirma, con absoluta desfachatez, no ser útil a la presente causa”.

Es obvio que esa tenaz oposición al testimonio de su amigo, podía seriamente comprometerla. Una vez finalizado el juicio, sin el testimonio del principal actor, acaba saliendo a la luz pública un audio de Villarejo, compartiendo mesa y mantel coincidiendo con el santo de Teresa Palacios. Es entonces cuando las partes acusadas, solicitan su recusación; y ella se niega al manifestar que la recusación es extemporánea y que no cabe recurso.

Es importante subrayar que la actual legalidad permite que se pueda solicitar la recusación en el momento en que aparece una prueba esencial que, hasta entonces se desconocía, durante el desarrollo del juicio. Circunstancia de la que la juez Teresa Palacios era perfectamente conocedora.

Cabe recordar que su amigo Villarejo la contrató con un buen sueldo en  Schola Iuris.

Hay unas preguntas que todavía no han tenido respuesta:

  1. ¿Por qué no se abstuvo cuando se lo pidieron las partes acusadas, sabiendo ella de su amistad con Villarejo?
  2. ¿Por qué se opuso, posteriormente, al testimonio de Villarejo, manifestando que no era útil a la causa?
  3. Por qué esa tenaz obstinación a realizar la recusación cuando aparece la cinta grabada donde compartía mesa y mantel con Villarejo?

La única respuesta válida es que la magistrada-juez Teresa Palacios, presuntamente prevaricó y que el proceso contra AUSBANC- Manos Limpias, solo por este gravísimo hecho es nulo de Pleno Derecho.

Fdo.: Miguel Bernad Remón

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: