Después de haber conocido varias sentencias sobre casos muy, pero que muy parecidos, pero con resultados totalmente distintos, ahora entiendo mucho mejor por qué los jueces los llaman «fallos».

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: