DEFENSA FRENTE A LAS AMENAZAS HÍBRIDAS I Parte

David Odalric de Caixal i Mata: Historiador Militar, experto en Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista. Director del Área de Seguridad y Defensa de INISEG (Instituto Internacional de Estudios en Seguridad Global). Director del Observatorio contra la Amenaza Terrorista y la Radicalización Yihadista (OCATRY). Asesor en Seguridad y Defensa en HERTA SECURITY. Membership research projects in support of Veterans of the Armed Forces of the United Kindom. Membership in support of the AUSA (Association of the United States Army) Miembro asesor de la Sección de Derecho Militar y Seguridad del ICAM (Ilustre Colegio de Abogados de Madrid). Membership in support of the Friends of the Israel Defense Forces. Miembro del Consejo Asesor del Likud-Serbia (Israel).  Miembro de Honor de la Academia Europea de las Ciencias, Artes y Humanidades. 

EL ENFOQUE INTEGRAL A LOS CONFLICTOS HÍBRIDOS El Enfoque Integral (Comprehensive Approach)[1] se ha convertido en uno de los conceptos más utilizados en la esfera de la seguridad y la defensa en los últimos años. Considerado por muchos como el nuevo paradigma para la gestión de crisis internacionales, esta idea surgió a mediados de la década pasada para dar respuesta a las dificultades observadas por las fuerzas multinacionales en operaciones de gestión de crisis, estabilización posconflicto y construcción nacional que se han realizado desde el fin de la guerra fría. Para ello, esta iniciativa pretende armonizar los objetivos, las estrategias y las acciones de todos los actores participantes en una intervención de este tipo a todos los niveles, planos y fases de la misma. Al reforzar la Cooperación Cívico-Militar (CIMIC)[2] y la colaboración interagencias en los planos nacional e internacional, el Enfoque Integral ha adquirido un gran protagonismo puesto que se perfila como una novedosa aproximación a la gestión de la Seguridad Nacional y un nuevo modelo para la resolución de crisis complejas; por lo que está siendo desarrollado e implementado por numerosos países de nuestro entorno y por organizaciones internacionales como Naciones Unidas, la Unión Europea o la Alianza Atlántica. En términos generales, puede afirmarse que la necesidad de desarrollar nuevas herramientas nacionales y multinacionales de gestión de crisis se puso de manifiesto tras el fin de la guerra fría, cuando muchos conflictos que habían permanecido ocultos tras la política de bloques estallaron con toda su violencia y obligaron a la comunidad internacional a intervenir en su resolución. Desde entonces, el grueso de las operaciones de gestión de crisis –entendidas éstas como aquellas acciones orientadas a detener una crisis, prevenir su escalada hacia un conflicto armado y/o contener cualquier posible hostilidad derivada– se han realizado en un marco normativo, mediático, operativo y táctico difuso; en un entorno multinacional muy complejo; han contado con la participación de muchos actores –Fuerzas Armadas, agencias gubernamentales, organizaciones internacionales, empresas privadas u Organizaciones No Gubernamentales (ONG)– de distinta procedencia y con cometidos, agendas, objetivos y recursos muy dispares; y también han requerido el empleo concertado de una amplia gama de acciones e instrumentos de naturaleza política, diplomática, económica, informativa, humanitaria, policial o militar. Y es que la experiencia acumulada de la participación de la comunidad internacional en la resolución de conflictos en América Latina, África Subsahariana, continente asiático, los Balcanes, Afganistán o Irak pronto puso de manifiesto las carencias nacionales e internacionales en materia de gestión de crisis, estabilización posconflicto o construcción nacional. Por un lado, pronto se observó que las Fuerzas Armadas de Occidente –equipadas, adiestradas y organizadas para combatir contra el Pacto de Varsovia[3]– gozaban de la supremacía militar en el plano convencional, pero en muchos casos carecían de las capacidades necesarias para conducir operaciones de baja y media intensidad o llevar a cabo labores de estabilización o apoyo militar a la reconstrucción. Ello supuso el desarrollo de nuevas capacidades y la reorientación de las exis tentes para realizar con éxito esta gama de operaciones muy alejadas de las tradicionales misiones de los ejércitos. Igualmente, la creciente presencia de actores civiles (agencias gubernamentales, organizaciones internacionales, ONG, empresas privadas o medios de comunicación) en el teatro de operaciones obligó al desarrollo de nuevos protocolos de actuación y colaboración, la codificación de la CIMIC y el desarrollo de nuevos métodos de planeamiento cívico-militar concertado o de empleo de medios civiles bajo mando militar.

Hace 25 años se disolvió el Pacto de Varsovia. Pocos años después, la frontera occidental de la OTAN se desplazó hacia el este. Las consecuencias políticas se siguen percibiendo en nuestros días. Fuente: https://www.dw.com/es/el-fin-de-una-alianza/a-19369731

Y por último lugar, las recientes experiencias en labores de estabilización y construcción nacional en escenarios hostiles no sólo han obligado a limitar las aspiraciones de la comunidad internacional en la creación de Estados y descartar nuevas aventuras de este tipo; revelado la inviabilidad política y estratégica de mantener largas campañas militares; expuesto el valor de la comunicación estratégica y la gestión de la información pública u obligado a revisar los pilares de la contrainsurgencia y elaborar un nuevo cuerpo de pensamiento para acometer las labores de estabilización, apoyo militar a la reconstrucción y de seguridad; sino que también han mostrado la extrema necesidad de integrar los esfuerzos civiles y militares, públicos y privados, nacionales y multinacionales en un proceso de análisis, planeamiento, ejecución y evaluación lo más integrado y homogéneo posible. En otras palabras, las lecciones aprendidas de las experiencias recientes no sólo han expuesto la enorme dificultad que entraña la gestión de unas crisis que presentan una formidable complejidad en su dimensión interna y vertiente exterior; sino también han puesto de manifiesto la necesidad de concertar las estrategias, capacidades y acciones de todos los actores con intereses en la resolución de la crisis desde el primer momento y al más alto nivel, compartiendo –en la medida de lo posible– información, situación final deseada, objetivos estratégicos, planeamiento operativo y gestión de recursos. La coordinación debe abarcar desde el nivel político-estratégico al táctico y realizarse en todas las fases y planos de la operación, desde su concepción inicial y posterior planeamiento operativo hasta su ejecución sobre el terreno y final evaluación. En consecuencia, desde un punto de visto conceptual, y teniendo en cuenta que no existe una definición universalmente aceptada de esta iniciativa, el Enfoque Integral pretende que los actores participantes en la gestión de una crisis dispongan de un procedimiento de concertación abierto que les dote de un conocimiento compartido de la situación y de sus posibles cursos de evolución; inclusivo para garantizar la contribución y la presencia de todos los actores interesados en participar; transparente porque todos puedan conocer de antemano el funcionamiento del proceso de toma de decisiones, planeamiento y evaluación; ágil porque no existan mecanismos de bloqueo y realista porque los objetivos a lograr estén condicionados a las prioridades políticas y los medios puestos a disposición por todos los actores durante la fase de concertación.

El presidente del Consejo Europeo, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker durante la rueda de prensa ofrecida durante la cumbre de Varsovia (Wojtek Radwanski / AFP) Fuente: https://www.lavanguardia.com/internacional/20160708/403056253849/otan-ue-acuerdan-cooperar-amenaza-hibridas-seguridad-maritima.html

Los métodos híbridos de guerra, como la propaganda, el engaño, el sabotaje y otras tácticas no militares, se han utilizado durante mucho tiempo para desestabilizar a los adversarios. Lo nuevo de los ataques observados en los últimos años es su velocidad, escala e intensidad, facilitada por el rápido cambio tecnológico y la interconectividad global. La OTAN tiene una estrategia sobre su papel en la lucha contra la guerra híbrida y está lista para defender a la Alianza y a todos los Aliados contra cualquier amenaza, ya sea convencional o híbrida.

  • La responsabilidad principal de responder a amenazas o ataques híbridos recae en la nación objetivo.
  • La OTAN está preparada para ayudar a cualquier Aliado contra amenazas híbridas como parte de la defensa colectiva. La Alianza ha desarrollado una estrategia sobre su papel en la lucha contra la guerra híbrida para ayudar a abordar estas amenazas.
  • En julio de 2018, los líderes de la OTAN acordaron establecer equipos de apoyo antihíbridos, que brindan asistencia específica y personalizada a los Aliados que lo soliciten, para prepararse y responder a las actividades híbridas.
  • La OTAN está fortaleciendo su coordinación con socios, incluida la Unión Europea, en sus esfuerzos por contrarrestar las amenazas híbridas.
  • La División Conjunta de Inteligencia y Seguridad de la OTAN[4] tiene una rama de análisis híbrido que ayuda a mejorar el conocimiento de la situación.
  • También contrarresta activamente la propaganda, no con más propaganda, sino con hechos, en línea, en el aire y en forma impresa

La estrategia de la Unión de la Seguridad de la UE, presentada el 24 de julio de 2020, define las acciones, instrumentos y medidas de carácter prioritario para garantizar la seguridad, tanto física como digital, en todos los sectores de la sociedad. La estrategia abarca cinco años a partir de 2020. Fuente: https://ec.europa.eu/info/strategy/priorities-2019-2024/promoting-our-european-way-life/european-security-union-strategy_es

Las amenazas híbridas combinan medios militares y no militares, así como encubiertos y abiertos, incluida la desinformación, los ciberataques, la presión económica, el despliegue de grupos armados irregulares y el uso de fuerzas regulares. Los métodos híbridos se utilizan para difuminar las líneas entre la guerra y la paz, e intentan sembrar dudas en las mentes de las poblaciones objetivo. La velocidad, la escala y la intensidad de las amenazas híbridas han aumentado en los últimos años. Estar preparado para prevenir, contrarrestar y responder a ataques híbridos, ya sea por parte de actores estatales o no estatales, es una de las principales prioridades de la OTAN. Desde 2015, la OTAN ha tenido una estrategia sobre su papel en la lucha contra la guerra híbrida. La OTAN se asegurará de que la Alianza y los Aliados estén suficientemente preparados para contrarrestar los ataques híbridos en cualquier forma que se materialicen. Disuadirá los ataques híbridos contra la Alianza y, si es necesario, defenderá a los Aliados afectados. Para estar preparado, la OTAN recopila, comparte y evalúa continuamente información con el fin de detectar y atribuir cualquier actividad híbrida en curso. La División Conjunta de Inteligencia y Seguridad en la Sede de la OTAN mejora la comprensión y el análisis de la Alianza de las amenazas híbridas. La rama de análisis híbrido proporciona a los responsables de la toma de decisiones una mayor conciencia sobre posibles amenazas híbridas. La Alianza apoya los esfuerzos de los Aliados para identificar las vulnerabilidades nacionales y fortalecer su propia resiliencia, si se solicita. La OTAN también sirve como un centro de conocimientos especializados, proporcionando apoyo a los Aliados en áreas tales como preparación civil y respuesta a incidentes químicos, biológicos, radiológicos y nucleares (QBRN); protección de infraestructura crítica; comunicaciones estratégicas; protección de civiles; defensa cibernética; seguridad energética; y lucha contra el terrorismo. La capacitación, los ejercicios y la educación también juegan un papel importante en la preparación para contrarrestar las amenazas híbridas. Esto incluye el ejercicio de procesos de toma de decisiones y respuestas conjuntas militares y no militares en cooperación con otros actores.

De esta forma, la operación Active Endeavour, inicialmente concebida para la lucha contra el terrorismo, y con un enfoque de misión “artículo 5”, ha evolucionado hacia una operación “no-artículo 5”, más versátil, y que cubra un mayor rango de operaciones de seguridad marítima, y que podría desempeñar una importante labor en coordinación con otras operaciones de la Unión Europea, tales como la operación EUNAVFOR Sophia. Imagen: Standing NATO Maritime Group. Fuente: www.shape.nato.int

Para disuadir las amenazas híbridas, la OTAN está resuelta a actuar con prontitud, cuando y donde sea necesario. Sigue aumentando la disponibilidad y la preparación de sus fuerzas y ha fortalecido su proceso de toma de decisiones y su estructura de mando como parte de su postura de disuasión y defensa. Esto envía una fuerte señal de que la Alianza está mejorando su capacidad de respuesta tanto política como militar y su capacidad para desplegar las fuerzas apropiadas en el lugar correcto en el momento adecuado. Si la disuasión falla, la OTAN está lista para defender a cualquier Aliado contra cualquier amenaza. Para ello, las fuerzas de la OTAN deben poder reaccionar de forma rápida y ágil, cuando y donde sea necesario. La OTAN continúa fortaleciendo su cooperación y coordinación con socios como Finlandia, Suecia, Ucrania y la Unión Europea (UE) para contrarrestar las amenazas híbridas y mejorar la resiliencia. Como parte de su cooperación cada vez más estrecha, la OTAN y la UE han intensificado su cooperación para hacer frente a las amenazas híbridas, con un enfoque especial en la lucha contra los ciberataques. Además, los Centros de Excelencia colaboran y aportan conocimientos y experiencia a la Alianza. Son centros de investigación internacionales que cuentan con fondos y personal a nivel nacional o multinacional. El Centro Europeo de Excelencia para Contrarrestar Amenazas Híbridas[5] ubicado en Helsinki, Finlandia, sirve como un centro de experiencia, ayudando a los países participantes a mejorar sus capacidades cívico-militares, resiliencia y preparación para contrarrestar amenazas híbridas. Fue inaugurado en octubre de 2017 por el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg[6], junto con la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad / vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini[7]. El Centro es una iniciativa del Gobierno de Finlandia, apoyada por otras 23 naciones, así como por la OTAN y la UE. Otros centros de excelencia contribuyen a los esfuerzos de la OTAN para contrarrestar las amenazas híbridas, incluido el Centro de excelencia de comunicaciones estratégicas[8] en Riga, Letonia; el Centro de Excelencia Cooperativa de Ciberdefensa[9] en Tallin, Estonia; y el Centro de Excelencia en Seguridad Energética[10] en Vilnius, Lituania.

La protección de Europa frente a las Amenazas Híbridas

  • Los rivales geopolíticos de Europa están incorporando cada vez más amenazas híbridas en sus sus ejércitos y desplegándolas contra la UE y la OTAN.
  • Este conjunto amorfo de amenazas existe por debajo del nivel de la guerra, lo que permite a otros poderes explotar las divisiones sociales existentes y sembrar confusión e inestabilidad.
  • Para hacer frente a las amenazas híbridas por sí mismos, los países de la UE deberán investigar más a fondo estas actividades híbridas y hacer públicas sus conclusiones.
  • Europa debería adoptar un enfoque de confrontación de «doble vía» seguido de un diálogo con poderes cibernéticos hostiles.
  • Los estados miembros de la UE también deberían invertir conjuntamente en capacidades cibernéticas ofensivas dentro de la PESCO, ampliar el ámbito de competencia de Europol para incluir la contrainteligencia y mejorar los estándares de higiene cibernética personal en el gobierno y entre los ciudadanos

El proceso de publicación de una noticia falsa. Fuente: Diario El País. El Centro de Excelencia de Comunicaciones Estratégicas (CECE) de la Alianza Atlántica ha detectado un viraje hacia asuntos relacionados con la independencia catalana generado por una diversidad de motores online con origen en varios miles de cuentas automatizadas en redes sociales que, normalmente, han centrado su actividad en desinformación sobre conflictos en los que el Kremlin tiene participación directa, más recientemente Ucrania o Siria. Y alerta de que países de la UE, como España, se encuentran desprotegidos ante esa amenaza. Fuente: https://www.europeancommunicationstrategies.com/El-Centro-de-Comunicacion-Estrategica-de-la-OTAN-advierte-a-Espana-frente-a-la-injerencia-rusa_a91.html

El 12 de octubre de 1983, Ronald Reagan firmó la Directiva 108 sobre decisiones de seguridad nacional ultrasecreta sobre «Camuflaje, encubrimiento y engaño soviéticos«. El documento declaraba sin rodeos que:

La Unión Soviética ha desarrollado una doctrina de “maskirovka” que exige el uso de camuflaje, ocultación y engaño (CC&D) en programas relacionados con la defensa y en la conducción de operaciones militares. Ellos definen maskirovka como un conjunto de medidas para engañar, o engañar, al enemigo con respecto a las capacidades, acciones e intenciones de seguridad nacional soviética. Estas medidas incluyen encubrimiento, simulación, acciones de distracción y desinformación. Se ha establecido una dirección soviética para maskirovka estratégica. Varios descubrimientos recientes revelan que el programa maskirovka soviético ha disfrutado de un éxito previamente insospechado y que aparentemente está entrando en una fase nueva y mejorada.

En 1987, Ronald Reagan y Mihaíl Gorbachov firmaron el acuerdo que restringía los arsenales nucleares de Estados Unidos y la Unión Soviética. BBC MUNDO / Gety Images. https://www.laprensa.com.ni/2019/11/04/internacionales/2607488-30-anos-de-la-caida-del-muro-de-berlin-mijail-gorbachov-advierte-que-el-mundo-esta-ante-un-peligro-colosal

Esta cita podría provenir fácilmente de un libro blanco de defensa de un estado miembro promedio de la OTAN en 2019. Las circunstancias geopolíticas actuales de Europa no son las primeras en las que ha tenido que enfrentar amenazas de naturaleza «híbrida«. Es poco probable que sean los últimos. Puede que la situación no sea del todo nueva, pero sin duda es tensa. Después de una década de crisis económica, los sistemas políticos europeos están agotados. Las relaciones son peores de lo habitual entre algunos de los estados miembros de la Unión Europea, entre Europa y Estados Unidos y entre grupos sociales dentro de los estados miembros. Y ahora es más barato y más fácil que nunca para aquellos que desean exacerbar esas divisiones hacerlo a través de anuncios baratos en las redes sociales, algunos bots y un puñado de hacks, todo respaldado con algunos esquemas financieros turbios. Sin depender de Estados Unidos, ¿puede Europa realmente ser soberana frente a las amenazas híbridas? Este documento evalúa cómo y en qué medida los estados de la UE pueden hacer frente a tales amenazas si tienen que actuar solos. El término «amenazas híbridas» tiene un valor conceptual dudoso. Varias definiciones se le han atribuido, y otros términos también compiten con él, como «guerra no lineal»[11], «conflicto asimétrico»[12] y «subversión«. Pero, en resumen, las ‘amenazas híbridas’ se refieren al uso de actores patrocinados por el estado, pero no afiliados oficialmente (negables), que no recurren a la violencia física. El propósito de las amenazas híbridas es coaccionar al objeto de una amenaza para que cumpla con los intereses estratégicos del agresor. Hay una advertencia implícita del uso de la fuerza detrás de tales amenazas. Como dijo recientemente al Consejo Europeo de Relaciones Exteriores un funcionario de un estado miembro de la UE con el título recientemente otorgado de “embajador de amenazas híbridas”: “No existe tal cosa como una ‘amenaza híbrida’

En los conflictos actuales, la relación entre medidas no-militares y militares es de 4 a 1 Fuente: https://www.dsn.gob.es/es/actualidad/infografias/guerra-no-lineal

Los trucos híbridos se han utilizado a lo largo de la historia, desde el caballo de Troya ideado por Odysseus hasta el malware troyano escrito por piratas informáticos en la actualidad. De hecho, incluso los períodos de paz son «híbridos«, marcados como están por asesinatos, corrupción, espionaje, desinformación, manipulación y presión económica. El debate público sobre las amenazas híbridas se concentra en las noticias falsas, la guerra de información y la manipulación de las redes sociales. Esta atención es comprensible: las noticias falsas son el elemento más visible de una campaña híbrida. Pero los medios de los estados para utilizar activos no divulgados y no atribuidos para debilitar a sus adversarios van mucho más allá de estos elementos. Y la desinformación rara vez es un fin en sí mismo, sino más bien una etapa preparatoria para futuras acciones subversivas. Amplia inteligencia, conspirativa, y los esfuerzos subversivos pueden debilitar la sociedad de un oponente de una manera que permita que una potencia extranjera entre y aproveche la situación. La mayoría de los europeos occidentales se sorprendieron por la velocidad y determinación de la guerra híbrida de Rusia contra Ucrania, pero no lo habrían estado si hubieran sido testigos del extenso esfuerzo subversivo que Rusia hizo en la Ucrania de antes de la guerra. La desestabilización rusa de Ucrania finalmente culminó en la invasión de Crimea. Esa acción directa, con el despliegue ruso de ‘hombrecitos verdes‘, conservó la característica de negación. Dicho esto, la acción no directa sigue siendo la principal manifestación de las amenazas híbridas, aunque su uso por parte de actores poderosos como Rusia contiene dentro de sí la amenaza latente de una posible violencia de seguimiento. La mayoría de los europeos occidentales se sorprendieron por la velocidad y determinación de la guerra híbrida de Rusia contra Ucrania, pero no lo habrían estado si hubieran sido testigos del extenso esfuerzo subversivo que Rusia hizo en la Ucrania de antes de la guerra. 


[1] ¿Qué es el enfoque integral? La literatura sobre este tema parece sugerir que no parece haber una definición común. El documento » The Comprehensive Approach to Civil-Military Crisis Management: A Critical Analysis and Perspective » (2010) de la Dra. Cécile Wendling proporciona un análisis de cómo este concepto es percibido por diferentes organizaciones internacionales como la OTAN, la UE, la OSCE, etc.  El enfoque integral parece ser un concepto global que a menudo se asocia con la cooperación cívico-militar; sin embargo, va más allá de la doctrina existente de la OTAN sobre cooperación civil-militar reforzada (CIMIC). Además, a menudo se menciona junto con la contrainsurgencia, los Equipos de Reconstrucción Provincial (PRT-Afganistán), las operaciones de paz, las operaciones de estabilidad y la gestión de crisis.

[2] CIMIC es la abreviatura de Civil-Military Co-operation, cuya traducción viene a ser Cooperación Cívico-Militar. Son el conjunto de actividades encaminadas a conseguir el apoyo a la misión mediante la cooperación y coordinación entre el Mando de la Fuerza y el entorno civil del área donde son o van a ser empleadas Fuerza Militares. El entorno civil incluye a la población, autoridades, organizaciones y agencias locales, nacionales o internacionales, bien sean gubernamentales o no.

Funciones CIMIC

Enlace cívico-militar (CML). Actividades realizadas para establecer y mantener los mecanismos y niveles de relación necesario entre las unidades militares y los actores civiles de la zona que pueden influir en el desarrollo de las operaciones. Con ellas se pretende reforzar la legitimidad de la misión, asegurar una eficaz comunicación y facilitar el desarrollo de las otras dos funciones claves. · Apoyo al entorno civil (SCE). Actividades para apoyar a las autoridades civiles u organizaciones en la ejecución de sus cometidos o para colaborar en el apoyo humanitario que necesite la población civil. Su finalidad es desarrollar actividades tendentes a minimizar la incidencia del elemento civil en las operaciones militares, creando con ello las condiciones necesarias para el cumplimiento de la misión militar. Cuando sea conveniente se realizarán tareas de asistencia humanitaria acorde a las capacidades propias. El apoyo buscará lograr una transición rápida y poco traumática para que las Autoridades Civiles asuman sus responsabilidades, y para que todo ello sea coherente con el estado final buscado con la operación militar. · Apoyo del entorno civil a la fuerza (STF). Actividades para facilitar la máxima cooperación de las autoridades civiles, organizaciones y población para la proyección, despliegue, sostenimiento y repliegue de la fuerza así como el apoyo al cumplimiento de la misión. Su finalidad es conseguir el apoyo preciso del entorno civil a las operaciones dentro de la zona de acción

[3] El Pacto de Varsovia, llamado oficialmente, Tratado de Amistad, Colaboración y Asistencia Mutua, fue una alianza militar compuesta por ocho países comunistas europeos, creada para contrarrestar el rearme de la República Federal de Alemania, popularmente llamada Alemania Occidental, y su ingreso en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). El tratado fue firmado en Varsovia (Polonia) el 14 de mayo de 1955 por Albania, Bulgaria, Checoslovaquia (hoy República Checa y Eslovaquia), República Democrática de Alemania (en la actualidad parte de la reunificada República Federal de Alemania), Hungría, Polonia, Rumania y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). En la firma del Tratado los países miembros se comprometían por un período de veinte años a prestarse ayuda militar mutua en el caso de que cualquiera de ellos fuese atacado por una potencia extranjera.

4 Insertada dentro de la estructura militar de la Organizacion del Tratado del Atlantico Norte, concretamente encuadrada dentro del Estado Mayor Militar Internacional (International Military Staff IMS), se encuentra la Division de Inteligencia (Intelligence Division). Ofrece la inteligencia estrategica y operativa al Secretario General, al Consejo, y al Comite Militar y de Planificacion. De acuerdo con la propia informacion oficial de la OTAN, se nutre principalmente de las aportaciones de los estados miembros y de las tropas de los mismos desplegadas bajo mision OTAN, carece pues por tanto de capacidad de recoleccion propia. La Division de Inteligencia se encarga de coordinar la recepcion de toda esta informacion, evaluarla y difundirla ademas de las siguientes funciones:

Genera estimaciones de inteligencia estrategica, documentos de politica de inteligencia y documentos de inteligencia basica.

Efectua el mantenimiento de una selección de bases de datos y servicios digitales de información de inteligencia.

También realiza funciones de alerta estratégica y gestión de crisis

Lleva a cabo el enlace con la OTAN y otros organismos nacionales con funciones de inteligencia especializada y actividades conexas.

[5] La UE y la OTAN inauguran el Centro Europeo de Excelencia para contrarrestar las amenazas híbridas en Finlandia
 La Unión Europea y la OTAN inaugurarán este lunes el Centro Europeo de Excelencia para contrarrestar las amenazas híbridas en Helsinki (Finlandia) con el que esperan estrechar su cooperación para investigar y responder a estas amenazas al alza. El Centro, creado en abril, es una iniciativa del Gobierno de Finlandia respaldado por los países de la Unión Europea y con el que también cooperará la OTAN. España, junto con otros nueve países de la UE, Estados Unidos y Noruega participan en el centro. Por parte europea, también participan Francia, Alemania, Letonia, Lituania, Polonia, Suecia, Reino Unido y Estonia, aunque otros cuatro Estados miembro tienen intención de sumarse. La UE y la OTAN inauguran el Centro Europeo de Excelencia para contrarrestar las amenazas híbridas en Finlandia «Una contribución esencial para nuestra capacidad de responder a crisis vendrá del Centro Europeo de Excelencia para contrarrestar las amenazas híbridas», ha asegurado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, que participará en la inauguración del centro en Helsinki esta tarde con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el Gobierno finlandés. La UE y la OTAN inauguran el Centro Europeo de Excelencia para contrarrestar las amenazas híbridas en Finlandia «El centro de entrenamiento se centrará en participar en la investigación, el entrenamiento, la formación y ejercicios» para contrarrestar estas amenazas, y permitirá «una cooperación estrecha» entre la UE y la OTAN, que han sido invitados a integrarse como observadores en la Junta de Dirección del organismo, ha recordado la jefa de la diplomacia europea. La UE y la OTAN inauguran el Centro Europeo de Excelencia para contrarrestar las amenazas híbridas en Finlandia. Además de investigar las amenazas híbridas y los métodos para contrarrestarlas, el centro en Helsinki desarrollará doctrina y organizará entrenamiento y ejercicios para reforzar las capacidades de los diferentes países, la UE y la OTAN para responder a esta amenaza. También promoverá la consultación y el diálogo estratégico entre ellos y buscará cooperar con otros Gobiernos o expertos de diferentes sectores profesionales.

[6] Jens Stoltenberg (Oslo, Noruega, 16 de marzo de 1959) es un economista y político noruego, actual secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desde el 1 de octubre de 2014 en sustitución del danés Anders Fogh Rasmussen. Anteriormente ocupó el cargo de primer ministro de Noruega entre 2005 y 2013, y fue líder del Partido Laborista Noruego desde 2002 a 2014.

[7] Federica Mogherini (Roma, 16 de junio de 1973) es una política y politóloga italiana. Desde el 1 de noviembre de 2014 hasta el 1 de diciembre de 2019 desempeñó el cargo de alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad tras haber sido nombrada por el Consejo Europeo y el presidente electo de la Comisión, Jean-Claude Juncker, el 30 de agosto de 2014.​ Fue ministra de Asuntos Exteriores de Italia desde febrero hasta octubre de 2014. Mogherini se graduó en ciencias políticas en la Universidad Sapienza de Roma con una tesis en filosofía política.

[8] El CECE es una organización militar internacional cuya función es informar y capacitar a funcionarios y especialistas de la OTAN y sus países socios. Principalmente facilita a la Alianza y a los Gobiernos que lo financian (1) informes detallados sobre la desinformación procedente de Rusia y otros países cuyos intereses puedan entrar en conflicto con los de EEUU y sus aliados europeos. Los hallazgos previos de ese centro han servido para poner a la OTAN en guardia ante la amenaza cibernética procedente de Rusia y su compleja maquinaria de propaganda geopolítica. Si el Centro dispusiera de apoyo de España, apuntan sus dirigentes, podría dedicar recursos a analizar e interceptar mensajes en español, catalán o cualquiera de las otras lenguas oficiales de España.

[9] OTAN CCD COE, oficialmente el Centro de Defensa Cibernética de la OTAN Cooperativa de Excelencia es una de la OTAN centros de excelencia, que se encuentra en Tallin, Estonia. El Centro fue establecido el 14 de mayo de 2008, recibió la acreditación completa por la OTAN y alcanzó el estatus de Organización Militar Internacional el 28 de octubre de 2008. Centro de Defensa de la OTAN Cooperativa de Cyber de la excelencia es una Organización Militar Internacional con la misión de mejorar la capacidad, la cooperación y la intercambio de información entre la OTAN, sus países miembros y asociados de la defensa cibernética, en virtud de la educación, la investigación y el desarrollo, las lecciones aprendidas y las consultas.

[10] El OTAN ENSEC CoE, referente mundial en Seguridad Energética. Desde agosto de 2012, el Centro de Excelencia de Seguridad Energética de la OTAN (OTAN ENSEC CoE) establecido en Vilnius (República de Lituania) está en funcionamiento.

[11] (la “primera guerra no lineal”) es la definición de la quinta guerra mundial “en la cual todos luchan contra todos”, descrita por Natan Dubovitcki en el cuento titulado Bez Neba (“Sin Cielo”), publicado en la revista Ruski Pioner (“Pionero Ruso”) el pasado 12 de marzo, unos días antes de la anexión de Crimea por Rusia. Tras su publicación se inició un debate entre varios autores (Peter Pomerantsev, Yuliya Komska y Bill Bowler) acerca de si esta aparente distopía contiene claves de la estrategia política e ideológica del Kremlin o solamente es un ejemplo más, puramente ficticio, de la literatura de género. En Rusia la literatura siempre ha sido algo más que arte; ha servido para expresar ideas políticas que los regímenes autocráticos (ya fuera el de los zares o el del partido único) habían proscrito.

[12] La guerra asimétrica es un conflicto violento en el que se constata una abismal diferencia cuantitativa y cualitativa entre los recursos militares, políticos y mediáticos de los contendientes comprometidos, y que por lo tanto obliga a los bandos a utilizar tácticas atípicas, que rebasan el manido marco de la tradición militar recurrente. Entre estos medios se cuenta la guerra de guerrillas, la resistencia, toda clase de terrorismo, la contrainsurgencia, el terrorismo de Estado, la guerra sucia o la desobediencia civil. En la guerra asimétrica no existe un frente determinado, ni acciones militares convencionales. Por el contrario, se basa en combinación de acciones políticas y militares, implicación de la población civil y otras operaciones similares. El concepto fue acuñado por William Lind en 1986 junto con un grupo de oficiales del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE.UU., dentro de lo que dio en llamarse la «Revolución en la Cuestión Militar». A pesar de ser reflejado y explorado en innumerables publicaciones dentro y fuera del ámbito militar, no ha terminado de plasmarse en la forma de conducir la guerra por parte de los propios EE.UU. Durante los últimos decenios un extenso número de autores ha explorado la idea.

1 pensamiento sobre “DEFENSA FRENTE A LAS AMENAZAS HÍBRIDAS I Parte

Deja una respuesta