¿Cómo llegaron 2.750 toneladas de nitrato de amonio al puerto de Beirut?

Una inmensa reserva de nitrato de amonio es la causa más probable de las explosiones que han destrozado el puerto de Beirut y sus alrededores, de acuerdo con las autoridades libanesas.

¿Pero cómo llegaron 2.750 toneladas de una carga tan peligrosa? ¿Y por qué permanecieron ahí durante más de seis años?

Una investigación de nuestros colegas de The Cube ha localizado el barco que contenía más de 2.000 toneladas de nitrato de amonio, llegando al puerto de Beirut en 2013.

Después de problemas legales y financieros, el barco nunca dejó las aguas de Beirut y el material explosivo fue trasladado a tierra firme, al puerto de la ciudad.

¿Por qué el Rhosus llegó a Beirut?

En 2015, una revista que informa sobre disputas marítimas legales trató el caso de un buque de carga que había sido abandonado en el puerto de Beirut dos años atrás.

En septiembre de 2013, el Rhosus, un barco con bandera moldava, zarpó de Georgia con 2.750 toneladas de nitrato de amonio, la misma cantidad que estaba almacenada en el Hangar 12, el almacén que explotó el pasado martes 4 de agosto de 2020.

Image

Mozambique era el destino final previsto del barco, pero el buque tuvo que hacer una parada en Beirut debido a «problemas técnicos».

Los artículos de la Unión de Marinos de Rusia detallaban el mismo caso, explicando que no se había pagado a los miembros rusos de la tripulación. El sindicato, que está afiliado a la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), informó que la tripulación estaba preocupada por la naturaleza de la carga.

Euronews se puso en contacto con Lloyd’s List, una agencia de inteligencia marítima, para corroborar los reportes. Citaron un informe de un bufete de abogados con sede en Beirut que decía que el buque había sido abandonado y detenido por el control estatal del puerto. Esto sucedió «después de que el fletador y los interesados por la carga perdieran interés en el envío de nitrato de amonio», dijo Lloyd’s List.

La agencia añadió que sus fuentes de seguros marítimos «insistieron en que tal conclusión es preliminar en esta etapa, en espera de una investigación adecuada».

«En algún momento entre la detención y el hundimiento (el barco se hundió en 2018 según los datos de Lloyd’s List), unas 2.750 toneladas de nitrato de amonio (un producto químico industrial ampliamente utilizado en la fabricación de fertilizantes y de explosivos comerciales e ilícitos) fueron almacenadas en el perímetro del puerto», añadió Lloyd’s List.

The Cube se ha puesto en contacto con el último propietario registrado del Rhosus, pero todavía no ha recibido una respuesta en el momento de publicación de este artículo.

Rastreando los movimientos del Rhosus en 2013

Cruzando múltiples fuentes, incluyendo los registros de la Organización Marítima Internacional (OMI) y la base de datos Equasis, Euronews confirmó que un barco había estado navegando con la bandera de Moldavia. Todas las fuentes describieron al Rhosus como un «buque de carga común» que mide más de 86 metros de largo.

Utilizando las coordenadas del barco proporcionadas por el Tráfico Marítimo, rastreamos el último viaje registrado del Rhosus en 2013 para ver cómo terminó en el puerto de Beirut.

El buque partió de Batumi, Georgia, el 27 de septiembre de 2013 con destino a Beira, Mozambique.

El Rhosus hizo una parada de dos días en Estambul y se quedó en el puerto de Atenas durante más de tres semanas a partir del 21 de octubre. El Tráfico Marítimo no registró ningún movimiento hasta el 15 de noviembre, cuando comenzó a avanzar por el mar Mediterráneo.

Pero en lugar de girar hacia el sur, hacia el canal de Suez y hacia Mozambique, el buque se dirigió a la capital libanesa y se acercó a Beirut el 20 de noviembre. Al día siguiente, el Tráfico Marítimo rastreó la ubicación del barco anclado dentro del puerto.

En el plazo de una semana, el buque se ubicó en un muelle de carga diferente, cerca pero no adyacente al Hangar 12.

El Rhosus fue localizado por última vez el 7 de agosto de 2014, cuando se lo situó cerca de los rompeolas del puerto.

Google My Maps / Marine Traffic
El último viaje rastreado del Rhosus lo muestra llegando a Beirut en noviembre de 2013.Google My Maps / Marine Traffic

La disputa diplomática

La ruta del barco coincide con los informes, pero quedan preguntas sobre por qué el buque estuvo virtualmente estacionado en el puerto de Beirut durante tantos meses, y qué pasó con su tripulación y su carga.

En una declaración a The Cube, la ITF confirmó que se había ocupado del caso de la tripulación abandonada a bordo del Rhosus en 2014.

La ITF dijo que el buque fue detenido por las autoridades portuarias por no pagar facturas de pago de salarios. El monto se estimaba a unos 100.000 dólares (equivalentes a más de 84.000 euros en 2020). La ITF nos dijo que, debido a esto, el Rhosus «probablemente permanecería detenido durante mucho tiempo».

Los registros de inteligencia de Lloyd’s List también muestran que el Rhosus fue incautado en febrero de 2014 a causa de «búnkeres no pagados». La agencia dice que el barco abandonado se hundió en los rompeolas en febrero de 2018.

«[Los] propietarios confirmaron [que el] propietario de la carga [había] desaparecido con los documentos de la carga», dijo un portavoz de la ITF.

Después de contratar a un abogado local, la tripulación del Rhosus presentó quejas por el retraso de los sueldos y pidió abandonar el buque.

Esto inició una disputa diplomática sobre su repatriación, y la ITF dijo que se pidió a las autoridades de Moldavia, Ucrania y Líbano que ayudaran con los procedimientos.

Finalmente, se permitió a la tripulación abandonar el buque y posteriormente fueron repatriados en septiembre de 2014.

¿Qué pasó después?

En 2017, la OMI publicó una guía sobre cómo manejar el transporte de nitrato de amonio, mencionando dos accidentes relacionados con la sustancia volátil.

Advirtieron sobre el peligro que representa «la aplicación de calor» cerca del fertilizante y señalaron los riesgos relacionados con su descomposición.

El legislador libanés Salim Aoun difundió cartas en medios de comunicación en las que funcionarios de aduanas también expresaban su preocupación por la carga a las autoridades judiciales.

La documentación de 2016 revela que los funcionarios de aduanas se cuestionaban si podían reexportar el cargamento debido a la naturaleza volátil del nitrato.

Image

Todavía no se sabe por qué las autoridades no hicieron nada si estaban al tanto de los peligros potenciales del nitrato de amonio bajo ciertas condiciones.

Deja una respuesta