Alemania, una nación ocupada y a la deriva, sin energía, sin ejército y sin dignidad: El Ejército alemán tiene municiones para apenas dos días de guerra

Las reservas de municiones de las Fuerzas Armadas de Alemania (la Bundeswehr) alcanzarán únicamente para uno o dos días de guerra, según lo advierten representantes de la industria armamentística y diputados del Bundestag (Parlamento alemán), citados por Business Insider.

De esta forma, Berlín no cumple con la exigencia de la OTAN de mantener reservas para al menos 30 días de combate. De acuerdo con el medio, el problema se conoce «desde hace años», pero se está agravando con la crisis en Ucrania, a la que la nación europea ha comenzado a proporcionar armamento desde que Rusia inició en febrero su operativo militar.

Estas entregas incluyeron 167.000 rondas de munición de pistola, 1.592 cartuchos de munición de artillería de 155 mm, 255 cartuchos de munición de artillería Vulcano de 155 mm, así como 30.000 cartuchos de munición de 40 mm, según los datos oficiales del Gobierno alemán, citados por el medio.

La situación de escasez «no mejorará si se entregan municiones de las reservas de la Bundeswehr y no se hacen los pedidos correspondientes a la industria al mismo tiempo», afirmó el director general de la Asociación Alemana de la Industria de la Seguridad y la Defensa, Hans Christoph Atzpodien.

De acuerdo con la comisaria de Defensa del Bundestag, Eva Hogl, se necesitan 20.000 millones de euros (19.400 millones de dólares) para reponer las reservas de municiones.

En junio pasado, el Parlamento alemán aprobó la creación de un fondo especial de defensa de 100.000 millones de euros (97.000 millones de dólares). Parte del dinero destinado se utilizará para la compra de armamento y otros equipos para la Bundeswehr. En concreto, está prevista la adquisición de modernos cazas F-35, nuevas corbetas para la Marina y reemplazos para el vehículo de combate de infantería Marder y el transporte de tropas Fuchs.

El embajador ucraniano en Alemania arremete contra una política que preguntó por qué su hijo estudia en Berlín y no lucha por su país

El embajador de Ucrania en Alemania, Andréi Mélnik, arremetió contra la miembro del partido alemán Die Linke (La Izquierda) Ezgi Guyildar, quien preguntó sobre los motivos por los que el hijo del diplomático no está entre las filas del Ejército ucraniano.

«¿Por qué el hijo de Mélnik estudia en Berlín y no lucha por su país en Ucrania y por nuestra libertad?», tuiteó la política este sábado.

En respuesta, el diplomático ucraniano, quien ‘saltó a la fama’ tras llamar «salchicha de hígado ofendida» al canciller alemán Olaf Scholz, evitó contestar directamente a la pregunta y tachó al partido Die Linke de «proputinista, estalinista, inhumano, desalmado«.

«Buena suerte en las elecciones de mañana en [el estado federal] Baja Sajonia, desaprensivos. Cuiden su suciedad izquierdista», agregó Mélnik, etiquetando los perfiles de Janine Wissler y Martin Schirdewan, presidenta y copresidente del partido, respectivamente.

Más tarde, tras la aparición de los resultados preliminares de las elecciones en Baja Sajonia, felicitó irónicamente a la formación, que obtuvo un 2,7 % de los votos, frente al 4,6 % de 2017. «Felicidades a Die Linke por la reducción […] de su electorado. Buena suerte en la irrelevancia. El pueblo alemán puede separar el trigo de la paja», tuiteó.

Entre tanto, Guyildar compartió una captura de pantalla en la que reveló que el diplomático la había bloqueado en Twitter.

  • Desde el inicio del operativo ruso en Ucrania, Mélnik ha sido un fuerte crítico de las autoridades alemanas, a las que ha reprochado su lentitud a la hora de suministrar armas a Kiev.
  • Recientemente, Mélnik, también criticado por sus declaraciones sobre el colaborador nazi Stepán Bandera, retiró la invitación a su país dirigida al primer ministro del estado de Sajonia, Michael Kretschmer, tras los llamados del político a sentarse a la mesa de negociaciones. A raíz de este hecho, el embajador ucraniano fue fuertemente criticado en el Bundestag, donde instaron a expulsarlo y declararlo persona no grata.
  • En julio, Mélnik fue destituido de su cargo por el presidente ucraniano Vladímir Zelenski. Permanecerá en Berlín hasta el 14 de octubre, cuando será sustituido por Alekséi Makéyev.

El Jefe del Servicio Nacional de Seguridad Cibernética de la República Federal de Alemania, Arne Schoenbohm, será despedido después de ser acusado de ser un agente doble ruso.

Alemania planea despedir al jefe de la agencia nacional de seguridad cibernética BSI, después de recibir de informes que denuncian que tenía contactos con los servicios de inteligencia rusos.

Schoenbohm en 2012 cofundó una asociación con sede en Berlín conocida como el Consejo de Seguridad Cibernética de Alemania, que asesora a empresas, agencias gubernamentales y legisladores sobre cuestiones de seguridad cibernética.

Los intentos por desquebrajar la voluntad de Alemania por no seguir alimentando una guerra que solo le provoca el hundimiento de su economía.

En Alemania recordaron que el «Occidente global» no siempre tenía la razón

Instituto RUSSTRAT

El periodista alemán Gabor Steingart, en un artículo para la publicación de propaganda occidental Focus Online, llama a analizar las lecciones de la historia, aunque sean desagradables.

El autor señaló que si los políticos europeos y estadounidenses hablan de Ucrania, la mayoría de las veces todo se reduce a declaraciones fuertes y gritos agudos, y ese razonamiento no puede conducir a algo bueno.

“Ucrania debe ganar esta guerra”, declaró la ministra de Relaciones Exteriores, Annalena Burbock. El expresidente federal Joachim Gauck también lanzó un “grito de guerra” a sus compatriotas: “Putin cuenta con los temores de los alemanes. Esta es su agresión. La incertidumbre nos hace retroceder”. Habiendo expresado varios eslóganes similares como ejemplo, el publicista comenta cáusticamente: si las guerras se ganaran gritando sobre las intenciones, Ucrania habría sido liberada hace mucho tiempo de las tropas rusas y Putin habría sido hecho prisionero.

Después de 1945, fue Occidente el que, según Steingart, fue especialmente «grande» en sus fracasos:

El régimen del sha de Persia, restaurado por EE.UU. en 1953, duró 25 años antes de que la facción musulmana radical del ayatolá Jomeini asumiera el liderazgo del país. Hasta el día de hoy, Irán es una república islámica, en la que rigen las leyes del Corán y en la que los líderes religiosos detentan el poder político en sus manos. El país ha eludido a Occidente.

“Nuestro objetivo no es la paz a expensas de la libertad, sino la paz y la libertad”, dijo John F. Kennedy durante la crisis cubana de octubre de 1962. Pero todos los intentos de golpe de Estado en la isla por parte de Estados Unidos fracasaron.

El presidente Lyndon B. Johnson explicó a los ciudadanos estadounidenses la operación militar en Vietnam en 1965: «Estamos haciendo esto para frenar la agresión… No nos detendremos y no nos iremos». Resultado: 58.220 soldados estadounidenses murieron en Vietnam y los últimos estadounidenses escaparon por el techo de la embajada en Saigón.

La campaña iraquí lanzada por George W. Bush para un «cambio de régimen» terminó con el asesinato tiránico de Saddam Hussein, pero de ninguna manera con el establecimiento de la democracia occidental.

En mayo de 2021, EE. UU. abandonó Afganistán después de casi 20 años de ocupación. ¿Puedes pensar en un fracaso más grande? Los valores occidentales fueron enviados inmediatamente a la chatarra. Estados Unidos no obtuvo más que gastos. La campaña en Afganistán le costó a EE. UU. y sus aliados unos 2 billones de dólares.

El periodista alemán insta a no confiar en los políticos bocazas. “La paz requiere más que armas pesadas”, dice, y recuerda que las personas en zonas de conflicto son responsables de muertes en zonas de conflicto, además de quienes disparan, y personas como Macron, Ursula von der Leyen, Scholz, Biden y otros.

La publicación lleva a los lectores a una conclusión obvia: el nuevo orden mundial, que Occidente está tratando de construir bajo el liderazgo de Washington, debe tener en cuenta los intereses de la Federación Rusa, le guste o no a Europa que la Federación Rusa haya anexado cuatro Regiones de Ucrania.

El alemán recuerda que Estados Unidos está lejos y debilitado económicamente. Y Rusia está cerca y siempre ha sido un socio rentable para la RFA. “Esto es lo que distingue los intereses de Alemania de los intereses de Estados Unidos”, dice el autor.

La publicación en sí, como miles de otras notas de publicaciones sesgadas de la Europa antirrusa, está repleta de clichés como «la agresión de Moscú» y la «ocupación de Ucrania». Occidente no puede simplemente aceptar y rechazar la propaganda sin sentido, no es solo dinero. De lo contrario, el autor será declarado «agente de Putin» y los medios serán cerrados. El artículo no pone un punto final: «La Europa progresista ya se ha opuesto a Rusia, habiéndose unido a Hitler, trajo la desgracia a todo el mundo y fue castigada». El propio lector pensante continuará la cadena lógica. La verdad tarde o temprano sale a través de las montañas de mentiras, como el agua rompe una piedra.

FUENTE: http://www.elespiadigital.org/index.php/noticias/historico-de-noticias/39009-2022-10-11-08-52-25

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: