Un grupo de científicos ha descubierto que este metal líquido puede captar CO2 y reciclarlo a bajo coste

Un equipo internacional de investigadores ha publicado recientemente en la revista Advanced Materials un estudio en el que aseguran haber descubierto una forma barata de capturar y reciclar las emisiones de CO2 de efecto invernadero utilizando un metal líquido.

Según los investigadores, el procedimiento se puede realizar a temperatura ambiente, ya que utiliza galio, un metal que llega al estado líquido cuando se expone a más de 30 grados Celsius. El CO2 capturado se disuelve en un solvente alrededor de nanopartículas de galio, produciendo una reacción triboelectroquímica en las interfaces sólido-líquido debido a la fricción entre las dos superficies.

Al mismo tiempo, se crea un campo eléctrico que desencadena una reacción química. Estos procesos convierten el CO2 en oxígeno y en láminas de carbono que «flotan» en la superficie del recipiente debido a las diferencias de densidad y, por lo tanto, pueden extraerse fácilmente. Dichas láminas, de acuerdo con los científicos, son un material muy valioso que puede ser utilizado en la construcción o en la fabricación de aviones y baterías.

«Vemos aplicaciones industriales muy sólidas con respecto a la descarbonización», comenta Junma Tang, autor principal del estudio. «Esta tecnología ofrece un proceso sin precedentes para capturar y convertir CO2 a un coste excepcionalmente competitivo».

Tang y su equipo determinaron que el novedoso método tiene una eficiencia del 92 % en la conversión de una tonelada de dióxido de carbono utilizando un bajo consumo de energía. En términos generales, estiman que cada tonelada de CO2 reciclada mediante este mecanismo tiene un costo aproximado de 100 dólares.

La empresa LM Plus, con el apoyo de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Sídney, Australia) y una inversión inicial del fondo Uniseed, pretende comercializar este proyecto y llevarlo a gran escala.

«Ahora estamos trabajando para recaudar fondos y construir una prueba de concepto de mayor tamaño para que este sistema funcione dentro de un contenedor de 40 pies [12 metros], el tamaño de un remolque de camión, que en última instancia podría ayudar a los sitios industriales a capturar de inmediato cualquier emisión de CO2 y convertirla», señaló Paul Butler, director de LM Plus y gerente de inversiones de Uniseed.

Dicho sistema de mayor tamaño, según los planes de LM Plus, se construirá durante los próximos 15 meses. Mientras tanto, la empresa ya está en conversaciones con socios comerciales potenciales que podrían contribuir en la implementación de esta nueva tecnología de otras maneras.

FUENTE: https://chemistry-europe.onlinelibrary.wiley.com/doi/toc/10.1002/(ISSN)1864-564X.hottopic-co2

Spread the love
                 
  more 
A %d blogueros les gusta esto: