Twitter impone la censura para proteger a Joe Biden

La red social ha bloqueado las informaciones sobre la corrupta familia Biden. El atropello sucede, por vez primera, en un país en el que la libertad de prensa es sagrada.

No es ningún secreto que las grandes tecnológicas estadounidenses llevan centrando sus esfuerzos en derrocar al presidente Donald Trump desde que tomó posesión, hace cuatro años. Sin embargo, la censura a Trump y a los medios conservadores que ya denunciamos, está alcanzando los tintes propios de una dictadura bananera en esta recta final de la campaña. Así, la red social Twitter ha censurado todas las noticias del diario New York Post -el cuarto de mayor circulación de Estados Unidos- acerca de la investigación sobre las actividades y negocios ilícitos de Joe Biden y su hijo Hunter.

Ted Cruz ha cuestionado a Dorsey:¿quién demonios le ha elegido a usted para decidir sobre qué pueden informar los medios de comunicación y qué es lo que los americanos tienen derecho a escuchar?  

Como consecuencia de esta actuación, el CEO y cofundador de Twitter, Jack Dorsey, ha tenido que comparecer ante el Comité de Comercio del Senado. En sede parlamentaria, Dorsey ha afirmado que el motivo de la censura a las noticias acerca de la corrupción del clan Biden es que es “no está claro el origen de la información”. Una afirmación que podría ser digna del Proceso de Kafka. Pero no, son las palabras del responsable de una de las mayores redes sociales del mundo y, casualmente, uno de los grandes financiadores del Partido Demócrata, al igual que el resto de los CEOS de las principales tecnológicas estadounidenses.

Al pronunciar esta sorprendente explicación, el senador Ted Cruz ha cuestionado a Dorsey señalando¿Quién demonios le ha elegido a usted para decidir sobre qué pueden informar los medios de comunicación y qué es lo que los americanos tienen derecho a escuchar? Cruz también le ha recriminado que, si el motivo por el cual bloquea las noticias es por no conocer la fuente, en ese caso sería el fin de la libertad de la prensa y de la profesión del periodismo.

Lo más grave en Estados Unidos, donde la libertad de prensa es sagrada: los demócratas no han levantado la voz. Están felices   

¿Creen que el mayor ataque contra la libertad de expresión de la historia moderna ha generado alguna crítica por parte de los demócratas? Al contrario, la lamentable respuesta por parte de Dorsey ha sido aplaudida por los senadores demócratas.

El siguiente paso será la clausura de los medios de comunicación que no comulguen con el progresismo y el sectarismo demócrata. ¿Cuándo se llegará a esa situación? Pronto, si Joe Biden es elegido presidente el próximo martes.

Deja una respuesta