Mujeres fuertes, mujeres débiles

Yobana Carril

Yo siempre creí que ese manido argumento de que la mujer es el sexo débil estaba superado, siempre creí que la cosa iba de personas fuertes o personas débiles y me refiero tanto a física como psicológicamente.

Mi sorpresa es mayúscula cuando veo que a las nuevas generaciones se les inculca la idea de que las mujeres somos seres débiles, frágiles, vulnerables, y que sólo el Estado puede protegerlas; se les inculca la idea de que son tan “incapaces” que para prosperar no necesitan ni esfuerzo ni formación, que solo el hecho de ser mujeres y una imposición de cuotas por razón de género las hará más libres e iguales. Sí, un verdadero insulto a la inteligencia y al esfuerzo de miles de mujeres que ahora ven diluido su talento, pues siempre se dudará de si han llegado a un determinado puesto por su esfuerzo y talento o por ser el cupo de una cuota denigrante.

10 actitudes de una mujer fuerte - Hola Mujer

Tenemos un Ministerio de Igualdad que se preocupa de que lleguemos “solas y borrachas a casa”, un Ministerio de Igualdad que, como en tiempos ya superados, pretende que prosperemos en nuestra carrera profesional a la par que como nuestras abuelas cuidamos de forma exclusiva a nuestros hijos, pues al parecer la custodia compartida es un modo de “violencia de género”; y yo me pregunto ¿hay algo más retrógrado, más arcaico y más machista que inculcar a una mujer que debe ser ella, por su condición de mujer, quien se encargue del cuidado de los hijos?.

Es increíblemente contradictorio que nos digan que vivimos en una perpetua desigualdad mientras siguen pretendiendo que los pañales y biberones sean cosa de mujeres.

Para convertirnos en mujeres modernas nos instan a que durante la convivencia con nuestras parejas masculinas, les reclamemos que hagan las tareas del hogar, eduquen a nuestros hijos y los críen en la misma medida que lo hacemos las mujeres, para luego en el momento del divorcio, intentar apartarlos de todo lo relacionado con los niños; ya que tras la separación, para convertirnos en mujeres débiles, nos instan a que pidamos la custodia exclusiva de nuestros hijos y nos resulte imposible medrar profesional y personalmente por méritos propios y sintamos la necesidad de hacerlo gracias a sus cuotas de género, es decir gracias al Estado y a su ideología de género…

En los años 60 y 70 nuestro Código Civil, en caso de separación, “obligaba” a que los menores de 7 años debían estar con su madre SÍ o Sí, y ahora nuestro Ministerio de Igualdad promueve que tras la separación seamos las mujeres las que nos quedemos SÍ o SÍ con los niños menores y mayores de 7 años, ¿Y así alcanzaremos la igualdad? ¡No!, pues lo que este Ministerio pretende es que las mujeres seamos esclavas de la ideología de género y por tanto esclavas del Estado.

¡Qué comodidad para algunas mujeres poder decir al mundo “es el patriarcado el que construye sobre mí un techo de cristal” mientras dicen en los Juzgados de Familia “solicito la custodia exclusiva para mí pues he solicitado la reducción de jornada para quedarme en casa el mayor tiempo posible”!

Lo dicho, algunas instituciones y miles y miles de Fundaciones, Agrupaciones y Asociaciones subsisten gracias a convertir a mujeres fuertes en mujeres débiles y dependientes…

Están tratando de crear una sociedad tan “igualitaria” que en muchos Juzgados de Familia es bastante común oír a Jueces, Fiscales y a algunos abogados afirmaciones del tipo “si la madre no trabaja, tiene más tiempo para cuidar a los hijos y por lo tanto debe ser ella la que ostente la custodia exclusiva de los hijos, que el padre abone una pensión más alta ya que la madre no tiene ingresos” y también del tipo “si el padre no tiene trabajo no puede tener ni siquiera la custodia compartida pues no dispone de estabilidad económica y desconocemos cual será su horario en el momento en que empiece a trabajar, por lo tanto debe otorgarse la guarda y custodia exclusiva de los hijos a la madre”.

Mujeres fuertes o mujeres débiles ¿Cuál resulta más rentable al Ministerio de Igualdad? La respuesta es clara, pero esa no es la pregunta más importante, pues la pregunta adecuada es:

Mujer fuerte o mujer débil, ¿cuál de ellas quieres ser tú?

Yobana Carril |
Abogada en derecho de familia, custodia compartida y «violencia de género«

FUENTE: https://adelanteespana.com/mujeres-fuertes-mujeres-debiles-yobana-carril

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
A %d blogueros les gusta esto: