LOS JUECES Y LOS ABUSOS SEXUALES

 Mario Díez

Las víctimas de los abusos sexuales de Kote Cabezudo han librado estos últimos días una nueva batalla contra los Jueces. En este caso contra el Magistrado Augusto Maeso. Contra la Magistrada María José Barbarín. Y contra la Magistrada Ana Isabel Moreno. Son los firmantes de la infame Sentencia que blanquea la actividad criminal de Cabezudo. Trece mujeres formalizaron ayer bajo mi dirección letrada recurso de casación ante el Supremo denunciando la manifiesta arbitrariedad de un Tribunal compuesto por amigos íntimos de miembros de la Judicatura que participaban de «fiestas para adultos» a las que Kote Cabezudo «llevaba chicas». Así lo declaró un testigo en sede judicial.

Lo mejor que puedo hacer en este momento es hacerles partícipes de un extracto de esa Sentencia. Y cada cual que juzgue como considere oportuno el proceder de estos Magistrados

En el transcurso de la sesión que el acusado realizo con XXX el día XXX (16 años la víctima) le introdujo algún dedo en la vagina y grabó imágenes de ello

HECHOS PROBADOS EN SENTENCIA

Las citadas imágenes supusieron uno de los delitos de pornografía infantil por los que Kote Cabezudo fue condenado. Pues bien, pese a que la víctima declaró hecha un mar de lágrimas como Kote Cabezudo la amenazaba con exhibirla desnuda en internet si no cedía a sus abusos sexuales, los jueces sentencian que no se puede acreditar que esa niña de 16 no estuviera siendo penetrada por Kote Cabezudo durante el transcurso de esa sesión porque ella así lo quería.

¿Saben qué ocurrió después de aquel día? Que la violó por la fuerza. Ella intentó resistirse. No lo consiguió. Fui inútil. La violó de todas formas. También grabado en vídeo. Una condena de siete míseros años de prisión ha merecido para estos tres jueces.

¿Saben que ocurrió después de la violación? Que la penetró muchísimas veces más. Ella ya no oponía resistencia. Indefensión aprendida se llama en términos psicológicos. También grabadas en vídeo. ¿Saben que dicen los jueces? Que no se puede acreditar que las penetraciones posteriores a aquella violación no fueran porque ella así lo quería. Y ya está. Firman la sentencia, se van a su casa… ¿y duermen tranquilos?

El 8 de marzo de 2018 lancé a Youtube un vídeo que cambió el curso de este caso en el que decía que a Kote Cabezudo se le protegía porque en los abusos sexuales también había jueces. ¿Lo recuerdan? Pues eso…

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: