La organización terrorista Hamás está utilizando a la Turquía de Erdoğan para «lavar» el dinero conseguido con actividades delictivas…

El 24 de mayo el Departamento del Tesoro de los EEUU impuso sanciones a la Oficina de Inversiones de Hamás, que maneja empresas en Turquía, Sudán, Arabia Saudita, Argelia y los Emiratos Árabes Unidos, con activos estimados en más de 500 millones de dólares. La subsecretaria del Tesoro para el Financiamiento del Terrorismo y Delitos Financieros, Elizabeth Rosenberg, declaraba al respecto, en el marco de reuniones en Israel sobre la lucha contra el financiamiento del terrorismo, que este paquete de sanciones tiene como objetivo a personas y empresas que Hamás utiliza para ocultar y lavar fondos y agregó que Hamás ha generado grandes sumas de ingresos a través de esos operadores de sus finanzas mientras desestabilizaba Gaza con una agenda violenta que daña tanto a israelíes como a palestinos, por lo que Washington apunta a negar a Hamás la capacidad de generar y mover fondos que emplea en la promoción y ejecución de la violencia en la región.

Desde 2017, Usama Ali es el jefe de la Oficina de Inversiones de Hamás y el comunicado del Tesoro de los Estados Unidos señaló especialmente su adjunto a Hisham Younis Yahia Qafisheh, jordano radicado en Turquía como operador clave en la transferencia de fondos mediante empresas de la cartera de inversiones de Hamás. Qafisheh ha tenido posiciones clave en empresas controladas por Hamás. Fue miembro de la junta directiva de Agrogate Holding de Sudán y vicepresidente de la junta directiva de Trend GYO de Turquía, donde, desde 2018, Hamás controla cerca del 75 % emitido de Trend GYO y planeaba una emisión privada de más de 15 millones de dólares de acciones de Trend GYO. Qafisheh es también presidente de Al Rowad Real Estate en Sudán y administraba en Arabia Saudita la empresa de bienes raíces y construcción Anda Company.

R. Erdoğan, presidente de Turquía.

La página web Double Check, que investiga las actividades comerciales que facilitan el terrorismo para que las empresas legitimas se abstengan de comprometerse en negocios con empresas manejadas por organizaciones terroristas, revela el entramado de inversiones de Hamás en Turquía. Entre las subsidiarias y contratistas de Trend GYO destaca al fondo de inversión en bienes raíces de Turquía Gayrimenkul Yatırım Ortaklığı de IYS Yapi Co., cuya junta directiva preside Hisham Qafisheh y cuyo director ejecutivo es Hamás Walid Jadallah, ambos son operativos de Hamás. Expert Yapi Co es otra empresa contratista turca, filial de Trend, cuyo director ejecutivo es el operativo de Hamás Amer al-Shava.

También en Double Check,  además de Uzmanlar Co, que opera en Turquía Jordania, Dubái y Arabia Saudita. Como empresa de construcción subsidiaria de Anda Gayrimenkul cuyo director ejecutivo es el operativo de Hamás Ahmad Jahleb. Los operativos de Hamás Ahmad Odeh, Ahmad al-Maghrebi, Amar al-Shava, Ahmad Jahleb y Ayman al-Duwaik son socios y miembros de la junta directiva junto al facilitador de Hamás Muhammad Bin Mahfouz. Desde 2014, Uzmanlar tiene subsidiarias que importan y exportan ascensores y acondicionadores de aire e inversiones en el sector turístico.

Así como a Advancity Co. es otra constructora turca, subsidiaria de Anda Gayrimenkul Co. fundada en 2014, cuyo director ejecutivo y presidente, Amar al-Shava, es un operativo de Hamás. Y AG Yapi Co. es una contratista de construcción subsidiaria de Anda Gayrimenkul Co., fundada en Turquía en 2007 entre cuyos accionistas y miembros de la junta está gente de Hamás como Hisham Qafisheh, Saleh Mangoush, Muhammad Bin Mahfouz y Amar al-Shava.

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: