LA OVEJA NEGRA:

En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra. Fue fusilada.

Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.

Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.

FIN

Augusto Monterroso.

El otro día volví a ver un vídeo de la entrevista al espía soviético Yuri Bezmenov, en 1984. Existe la versión subtitulada en YouTube, de casi hora y media y existen también cortes de esa entrevista, más o menos cortos. Lo que vi fue un corte de la entrevista pero me hizo ver por qué el lanar seguirá siendo lanar hasta que se muera.

Este espía se dedicó a la subversión ideológica en los USA y luego se pasó a los useños y contó lo que hacía.

Ya he mencionado otras veces, es posible que haya escrito un artículo de portada al respecto, las cuatro fases de la subversión ideológica. No voy a desarrollarlas, porque pueden ver el vídeo de la entrevista o pueden leer un artículo al respecto y asociándolo con otros hechos en: https://es.sott.net/article/72930-Hayward-Los-izquierdistas-adoptan-las-cuatro-etapas-de-la-subversion-ideologica.

Me fijaré en la primera: la desmoralización. “la primera etapa, la desmoralización, podría tardar de 15 a 20 años en completarse porque «éste es el número mínimo de años que se necesita para educar a una generación de estudiantes».”

En realidad parece que es necesario algo más tiempo, pero fíjense que llevamos casi 40 años de régimen, porque la desmoralización ya comenzó con los primeros meses de Suarez, justo el tiempo que tardaron en hacer los programas de TV y series adecuadas a eso. Así que cuando volaron los trenes, la sociedad estaba tan desmoralizada, que en lugar de echar la culpa a los terroristas, los que fueran, la echaron al gobierno.

“En esencia, una población desmoralizada está dispuesta a creer en las peores críticas a su propia sociedad, mientras aprende a ver a los defensores de esa sociedad como sus enemigos, mientras que los enemigos declarados se convierten en aliados naturales. Los defensores son sometidos a normas estrictas, mientras que todo vale para los críticos más estridentes.”

La segunda etapa es la desestabilización.

“Una población desestabilizada se obsesiona con la hipocresía como el máximo pecado político. Creen que las grandes ideas (la libertad individual, los derechos soberanos, el capitalismo, incluso el imperio de la ley) son presentadas con falta de sinceridad por poderes siniestros que tratan de explotarlas y manipularlas. El precioso recurso de la buena voluntad desaparece de la sociedad cuando todos llegan a creer que sus vecinos los odian y no se puede confiar en ellos.”

La tercera es la crisis.

“El beneficio más sutil de una crisis es que tiende a deslegitimar aspectos del sistema existente que ya han sido atenuados mediante el largo proceso de desmoralización y desestabilización. Quienes controlan los órganos de comunicación pública tienen el poder de decidir qué aspectos del sistema son supuestamente culpables de la crisis.”

Y ahí estamos, en la tercera fase. Al parecer la crisis del 2008 no funcionó como debía o bien sólo fue la preparación para la auténtica crisis, que creo que es la que tenemos.

La cuestión es que la primera etapa crea el lanar. Lo malo es que al final del proceso, tenemos que los desmoralizados en las escuelas y universidades ocupan los altos cargos en la sociedad, lo que realimenta el proceso. ¿Qué tipo de información van a dar los medios con directivos desmoralizados?

El lanar está programado para reaccionar a ciertos estímulos según un determinado patrón. Ya están perdidos, no es posible cambiar sus mentes, aunque se les expongan los datos verídicos, incluso como evidencias. Ellos siguen aferrados a sus ideas, que les fueron implantadas hace mucho.

Hoy día ni siquiera es necesario manipular las escuelas, basta con manipular los medios. Suministrar material adecuado. No es casualidad que se estén produciendo películas para niños donde se exalta el homosexualismo. Pero por si acaso, en las escuelas también se les enseña.

Y eso es lo que tenemos, el lanar ha sufrido el proceso de desmoralización de forma completa e irreversible. Seguirán votando a los suyos aunque vean que nos llevan a la ruina. Nos lamentamos de la irresponsabilidad del lanar con el voto y es cierto, pero es que no pueden hacer otra cosa, están programados para eso.

La solución es a muy largo plazo. Porque si programar la sociedad para desmoralizarla cuesta de 20 a 30 años, el proceso inverso, remoralizarla y que sea capaz de enfrentarse a los problemas diarios seguramente costará de 60 a 70 años, un periodo demasiado largo para que sea efectivo.

Pero como una sociedad desmoralizada no tiene futuro, se producirá una acción violenta desde fuera o desde dentro, que reduzca esos 60 o 70 años a tres o cuatro.

En cualquier caso, una solución muy mala, pero es que la situación es peor.

Vanlop

https://www.votoenblanco.com/EL-LANAR_a7985.html

Deja una respuesta