Exitosa «Rueda de prensa» de Juan de la Familia Lankamp

«Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando;
cuán presto se va el placer;
cómo después de acordado
da dolor;
cómo a nuestro parecer
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.

Pues si vemos lo presente
cómo en un punto se es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo no venido
por pasado.
No se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera
más que duró lo que vio,
pues que todo ha de pasar
por tal manera….

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
que es el morir:
allí van los señoríos,
derechos a se acabar
y consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
y más chicos;
y llegados, son iguales
los que viven por sus manos
y los ricos.
..»

Así se expresaba Jorge Manrique en las «Coplas a la muerte de su padre», escritas hace ya unos cuantos siglos, concretamente en el siglo XV de la Era Cristiana… Sus palabras están de plena actualidad. Algunos al leer estas palabras dirán que «a cuento de qué viene que el director de VOZ IBÉRICA empiece de esta manera»… pues, sencillamente porque la actual situación de España, de Europa, del Mundo me ha recordado enormemente a las sabias palabras de Jorge Manrique…

Bien, volviendo a la actualidad: este sábado, 5 de septiembre ha habido en Madrid una larga, larguísima conferencia de prensa, en la que Juan de la Familia Lankamp ha dado a conocer, durante varias horas, datos, y datos, documentos y documentos que una enorme cantidad de personas desconocen y que, sin duda alguna, avivarían su seso y las haría despertar…

Todo lo allí revelado merece ser escuchado con suma atención, digerido, metabolizado… de manera lenta (así deben de hacerse las buenas digestiones), sin prisas, de manera crítica, hipercrítica. Es recomendable no hacerlo de una tacada, pues se corre el riesgo de darse un atracón y acabar empachado.

En fin, poco más cabe añadir, sólo invitarlos a oír el vídeo y desearles que les sea de provecho.

¡Ah, una cuestión importante: durante los primeros nueve minutos -9 mtos.- no se oye el sonido, pero… no se impacienten, a partir de ese momento, nada tiene desperdicio!

Lo dicho: ¡Que les aproveche!

Aviven el seso y despierten…

Deja una respuesta