Esta es la carta censurada a la Ministra hungara Judit Varga

José Luis Orella 

LA PRESIDENTA DE LA COMISIÓN EUROPEA, URSULA VON DER LEYEN, CRITICÓ DURAMENTE LA LEY HÚNGARA SOBRE EDUCACIÓN SEXUAL

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, criticó duramente la ley húngara sobre educación sexual, cuando fue elegida gracias a los votos magiares, en su condición de defender a la familia en un momento muy delicado de la Unión Europea. 14 países de la UE condenaron la medida de Budapest, e instaron a la Comisión a tomar medidas contra la República húngara, que se ha visto arropada por los países de la UE que sufrieron el totalitarismo comunista.
Ante la censura que algunos medios de comunicación han realizado sobre la respuesta que el gobierno húngaro realizó ante estas presiones, Diario YA se hace eco de la opinión sobre la ley de Hungría sobre educación sexual, que la ministra de Justicia, Judit Varga ha divulgado en el día de hoy.  Pensamos que estarán interesados en escuchar la versión magiar de los hechos, para tener una visión completa.

JUDIT VARGA, Ministra de Justicia de la República de Hungría

Ley de protección infantil en Hungría, la verdad en pocas palabras:
Durante casi diez años, se han publicado regularmente en la prensa internacional declaraciones indiscutibles sobre la muerte de la democracia húngara. Y, sin embargo, a pesar de que el lobo llora una y otra vez, nunca ha habido ningún lobo; desafortunadamente, los que gritan tampoco parecen cansarse de su engaño.
Esta vez se declara que Hungría adoptó una ley homofóbica y discriminatoria. A nadie le importa que la declaración firmada por varios estados miembros contenga acusaciones falsas y falsifique el mérito de la ley húngara al suprimir partes esenciales de la misma. A nadie le importa darse cuenta de que el enfoque de la ley es la protección de los niños de cualquier tipo de sexualidad; por lo tanto, no puede, por definición, ser discriminatoria. Los estados miembros signatarios ni siquiera se molestaron en pedir una explicación oficial al gobierno húngaro antes de emitir su carta conjunta. En cambio, las críticas han generado un conflicto artificial entre los derechos de los niños y los derechos de las personas LGBT. ¿Es ésta realmente la encarnación de la cooperación leal consagrada en los Tratados?
La nueva ley se enfoca en garantizar los derechos de los padres y proteger a los menores de edad para que no accedan a contenidos que puedan contradecir los principios educativos que sus padres eligieron enseñarles hasta que ellos mismos se conviertan en adultos. Hasta ese momento, sin embargo, todos los demás actores, ya sea el estado o las escuelas, respetarán el derecho de los padres a decidir sobre la educación sexual de sus hijos. De esto se trata la nueva ley de Hungría.
También cabe señalar que el artículo 14 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea establece que se respetará el derecho de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de sus hijos de conformidad con sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas, de conformidad con las leyes nacionales que rigen el ejercicio de tales libertades y derechos.
La ley húngara no se aplica a la vida, la identidad sexual o las prácticas de los adultos mayores de 18 años, ni a la forma en que dichos adultos desean expresarse o presentarse públicamente.
La orientación sexual y la identidad de género están bajo una estricta protección constitucional en Hungría. De conformidad con el párrafo 2 del artículo XV de la Ley Fundamental, Hungría garantizará los derechos fundamentales a todas las personas sin discriminación. Desde 2004, la Ley de igualdad de trato ha establecido claramente en el artículo 1 que todas las personas en el territorio de Hungría deben ser tratadas con el mismo respeto y prohíbe explícitamente la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género.
Las disposiciones no excluyen ninguna actividad en clase u organizada de otra manera para los estudiantes relacionada con la cultura, comportamiento, desarrollo u orientación sexual, siempre que no promueva o propague dichos temas. Simplemente espera que solo expertos calificados describan estos temas altamente sensibles a los niños de una manera apropiada para su edad y basada en evidencia, contribuyendo así a su educación adecuada con la dirección y orientación adecuadas de sus padres y tutores legales.
En Hungría, todo el mundo es libre de expresar su identidad sexual como mejor le parezca, ya que la legislación húngara garantiza los derechos fundamentales en toda su extensión para cada minoría. No es ninguna contradicción que también garantice el derecho y la obligación de los padres de educar a sus hijos. No hay nada discriminatorio en esto.
Sin embargo, esta no es la primera vez que la europeidad de una ley húngara ha sido interpretada por algunos que optan por prejuzgar sin antes solicitar los hechos. La declaración política que condena la nueva ley húngara es vergonzosa, no solo porque va en contra de la cooperación leal, sino también porque la declaración incorpora una opinión política sesgada sin una investigación imparcial realizada previamente.
Tampoco es la primera vez que la legislación húngara ha sido calificada de discriminatoria. Sin embargo, la verdad es que implicar que esta ley es anti-UE discrimina únicamente a aquellos que, de acuerdo con la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, se adhieren a su derecho a que la educación de los niños sea decidida por sus padres.

http://www.diarioya.es/content/esta-es-la-carta-censurada-a-la-ministra-hungara-judit-varga

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
A %d blogueros les gusta esto: