El Comunismo, La Distribución Igualitaria De La Miseria.

La eliminación de la propiedad privada y el libre mercado, como base del socialismo, enajena al ser social vedando su capacidad creativa.

Agustin Valentin Lopez Canino

Comencemos por un análisis sencillo a nuestro alrededor y meditemos en los objetos que nos rodean, preguntémonos cuántos de ellos están inventados y fabricados por el socialismo. Después de haber examinado y aun con las dudas en nuestras mentes vayamos a las leyes universales que rigen la evolución. El incentivo que nos estimula hacia la búsqueda de satisfacer nuestras crecientes necesidades espirituales y materiales. Lo nuevo se sobrepone a lo viejo, lo mejor a lo peor, sobre el pasado se construye el presente y el futuro, quedando lo más necesario, lo imprescindible como base para edificar lo siguiente, lo más efectivo prevalece, lo útil que deja de serlo se desecha, una idea, una hipótesis, es así como se desarrollan y evolucionan las sociedades, que después de la comunidad primitiva, tienen como motor impulsor la competencia; el libre y espontaneo desarrollo del talento desenvuelto en todo un ámbito de libertad. Donde la creatividad no está limitada por la mediocridad de estúpidos ordenamientos políticos impuestos por ególatras dictadores engreídos en sus ínfulas de emperadores, intentando demostrar que su poder es superior al de Dios, creyendo que pueden ser dueños absolutos de todos los hombres sobre la tierra.

El capitalismo se desarrolló no basado en una doctrina, sino en el pragmatismo de necesidades objetivas guiados por fuerzas y leyes naturales que actúan independiente de la conciencia de los hombres. De ese capitalismo inicial, los hombres han querido inventar doctrinas sin tomar en cuenta las fuerzas interiores del desarrollo que actúan independiente de las conciencias, pero que en última instancia son las que equilibran la existencia.

Así el socialismo ha querido controlar, planificar la existencia, he imponer un sistema de vida colectivo controlado por el Estado, absolutizando el fin político antes que las fuerzas productivas, los instrumentos de producción y las formas y métodos para producir, que evolucionan constantemente según lo exija el desarrollo de las naciones. La eliminación de la propiedad privada y el libre mercado, como base del socialismo, enajena al ser social vedando su capacidad creativa.

Esto está demostrado. Los países que han tomado como sistema social el capitalismo permitiendo el libre desarrollo de las fuerzas productivas, el libre mercado y la privatización están a la cabeza del mundo, se han alejado de la pobreza y la justicia social permanece más equilibrada cada día. Sus sistemas de gobierno son elegidos por el pueblo dentro de un ámbito participativo y democrático. Sus sistemas de salud y educación encabezan la humanidad, podríamos citar a Estados Unidos, Suecia, Holanda, Dinamarca, Alemania y como ejemplo a seguir a Japón que comenzó su recuperación en el 1956, después de haber sufrido el impacto de dos bombas atómicas que prácticamente arrasaron parte de su territorio. Ninguno de estos países eligió el socialismo como sistema social.

En 1956 nuestra isla gozaba de ser uno de los países más prósperos de América, a pesar de sufrir la desventura de algunos malos gobiernos, la nación se desarrollaba y evolucionaba a un ritmo asombroso.  Fidel tomo el poder por medio de la violencia e implanto el régimen socialista en 1959, solo tres años después de la recuperación de Japón. No cuestionaré, dejaré a cada cubano que observe y compare los resultados.

https://nuestracuba.org/

1 pensamiento sobre “El Comunismo, La Distribución Igualitaria De La Miseria.

  1. Perfeito!
    O comunismo, com todas as formas nominais que se queiram dar, tais como socialismo, progressismo, etc, é o que iguala por baixo a todos que servem e aumenta o poder “bélico”, econômico e financeiro dos que estão no comando e são “servidos”.
    Resume as classes sociais a apenas duas: muito ricos e muito pobres…

Deja una respuesta