¿CONTINUARÁ EL EMBARGO A IRÁN ORDENADO POR LA ORGANIZACIÓN DE NACIONES UNIDAS, O.N.U.?

Shimshon Zamir

Existe una creciente preocupación en Israel ante la perspectiva de que el embargo de armas de las Naciones Unidas contra Irán que acaba  de expirar, no sea renovado de ninguna manera, lo que le dara a Teherán la oportunidad de adquirir una nueva gama de armas letales.

Según los términos de la Resolución 2231 de la ONU, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso un embargo de armas contra Irán como parte del controvertido acuerdo nuclear negociado por el ex presidente estadounidense Barack Obama.

La resolución expiro el 18 de octubre, y altos funcionarios de seguridad en Israel ahora están expresando preocupación porque, debido a la oposición de China y Rusia, no se renovará. Pekín y Moscú, que tienen la autoridad de vetar las resoluciones del Consejo de Seguridad, han respaldado a Teherán en su enfrentamiento con la administración Trump sobre el acuerdo nuclear. De ser nombrado Presidente de los EEUU, Biden no parece dispuesto a cambiar el expirado por otro embargo.

«Si el embargo no se renueva, esto permitirá a Irán importar y exportar armas con impunidad», me dijo en una entrevista reciente un alto funcionario israelí que pidió no ser identificado. «Ya están comprando y vendiendo armas en el mercado negro, pero poner fin al embargo de armas les permitirá hacerlo oficialmente».

El gobierno israelí del primer ministro Benjamin Netanyahu ya ha experimentado un aumento de las tensiones con la milicia de Hezbollah respaldada por Irán en el sur del Líbano estos ultimos meses después de que equipos de terroristas de Hezbollah intentaron atacar posiciones israelíes en el norte de Israel.

Las autoridades de seguridad israelíes creen que los ataques fueron lanzados en represalia por el asesinato de un alto luchador de Hezbolá, Ali Kamel Mohsen Jawad, quien se dice que murió en un ataque aéreo israelí contra una posición militar iraní en Siria el 20 de julio.

Los funcionarios de seguridad israelíes están preocupados de que si a Irán se le permite un mayor acceso a la venta mundial de armas, se lo alentará a realizar más ataques contra objetivos israelíes. Esto ha llevado a Netanyahu a montar una gran ofensiva diplomática destinada a presionar a la ONU para que renueve el embargo de armas cuando se reanude en octubre.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, no ha ocultado su deseo de aprovechar al máximo la relajación del embargo de armas cuando entre en vigencia.

Hablando a fines del año pasado, se informó que el líder iraní le dijo al canal de televisión estatal: «Cuando se levante el embargo … el próximo año, podemos comprar y vender armas fácilmente … Este es uno de esos impactos importantes de este acuerdo (nuclear) «.

Las preocupaciones israelíes sobre los planes de Teherán para explotar el fin del embargo de armas ciertamente están siendo tomadas en serio por el todavia Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Dirigiéndose al Consejo de Seguridad de la ONU hace unos meses, Pompeo advirtió a los diplomáticos que el no renovar el embargo permitiría a los ayatolás reconstruir su fuerza militar.

Pompeo dijo que Irán sería libre de comprar combatientes de fabricación rusa capaces de atacar objetivos dentro de un radio de 2,000 millas, incluido Israel, así como permitir que el régimen islámico actualice y amplíe su flota de submarinos de ataque. Además, la capacidad de Irán para hacer nuevas compras de armas le permitiría a Teherán continuar apoyando a los representantes en el Medio Oriente, como Hezbolá y Hamas, y también permitirle alimentar conflictos desde Venezuela hasta Siria, y hasta los confines de Afganistán. .

En un mensaje contundente al Consejo de Seguridad, Pompeo declaró que los diplomáticos tenían que tomar una decisión importante. «Defienda la paz y la seguridad internacionales, como pretendieron los fundadores de las Naciones Unidas, o deje que expire el embargo de armas a la República Islámica de Irán, traicionando la misión de la ONU y sus mejores acuerdos, que todos nos hemos comprometido a defender».

Pompeo ahora está tratando de persuadir a los aliados de Washington en Europa para que apoyen una extensión del embargo, advirtiendo que China, que recientemente acordó un acuerdo comercial con Irán que se dice que tiene un valor de $ 400 mil millones en 25 años, venderá nuevos sistemas de armas a Irán si el embargo no se extiende. Hablando en Londres a principios de este mes, Pompeo advirtió: «El trabajo entre Irán y el Partido Comunista Chino bien puede comenzar rápida y robustamente el 19 de octubre si no tenemos éxito en extender el embargo de armas de la ONU».

La buena noticia es que, incluso si los rusos y los chinos insisten en bloquear una extensión del embargo de armas, Washington está trabajando para garantizar que se mantengan las medidas para evitar que Irán reconstruya su arsenal de armas.

Una propuesta que está siendo considerada por la administración Trump es argumentar que, como signatario del acuerdo nuclear de Irán de 2015, Washington tiene derecho a ejercer una disposición del Consejo de Seguridad para continuar con el embargo, una medida que ayudaría en gran medida a prevenir a los ayatolás de expandir su arsenal de armas mortales.

Evidentemente, el hecho de que Trump no consiguio ser reelegido dificulta la posibilidad de renovar el embargo…pero no es seguro que la Administracion BIDEN se sienta liberada de hacerlo, en momentos en que las Agencias Internacionales de Energia Atomica acusan semanalmente a IRAN de cometer todo tipo de infracciones al Acuerdo Atomico que firmo con Europa y EEUU.

La Administracion Trump esta por supuesto preocupada por la posibilidad que los Iranies aprovechen la falta de decision en su contra en las N.Unidas para desarrollar mas rapidamente su programa Atomico.

Pero tambien Israel esta preocupado por ello, y…probablemente…realice todo tipo de acciones para postergar -hacer retroceder- impedir de Iran hacerlo.

Deja una respuesta