50 años de vida en ISRAEL: 29-11-1972…29-11-2022

Shimshon Zamir

En este articulo, en forma «especial» hablaré un poco sobre mí mismo…(pido perdón a los lectores…).

Hace exactamente 50 años aterricé en ISRAEL junto con mi novia… que, cincuenta años mas tarde… sigue siendo mi esposa.

Dos jóvenes de 20 y 18 años, respectivamente, que cruzamos «medio Mundo» (casi 15 mil kilómetros de distancia) sin familia, para comenzar una nueva vida como pareja en un País tan lejano de aquellas costumbres que traíamos de nuestro país de origen.

¿¿Qué nos llevó a dar un paso de tal tamaño? El ser Judíos, y el sentirnos partícipes de la historia de nuestro Pueblo… en su vieja-nueva Patria.

Llegamos a un País que estaba en guerra con sus vecinos, con la esperanza de que estas guerras se terminaran y pudiéramos disfrutar de esa nueva situación.

Pero también llegamos a vivir a una Comunidad Socialista (Kibutz) con la esperanza de ‘crear una sociedad mejor» de igualdad, etc.

ISRAEL por ese entonces, tenía unos 4 millones de habitantes… y una produccion anual por persona (PIB) menor que 5 mil Euros.

Unos meses después de nuestra llegada, mientras aprendíamos el idioma, los Países Árabes comenzaron (Octubre de 1973) la Guerra de Iom Kipur. La sorpresa, y el dramático comienzo de la guerra desmoralizaron a todo el País…

Unos meses mas tarde, me enrolé al Ejercito, y, primero como obligatorio y a continuacion como reservista, mi relación directa con el continuó durante 25 años. En el camino, en un accidente en un ejercicio militar, perdí gran parte de mi audición.

Lo que sucedió en Iom Kipur se convirtió unos años mas tarde en la primera «revolución» en ISRAEL. En 1977, por primera vez, subió la derecha al poder. La izquierda mitológica se sintió por primera vez relegada.

Ya por ese entonces, mi esposa y yo estábamos muy cerca de decidir (desilucionados) abandonar el kibutz, y pasar a vivir a la ciudad (Beersheva).

Pero antes de hacerlo, nació nuestra primera hija… lo que nos convirtió en «familia’ y las responsabilidades crecieron. Con el tiempo, nacerían otras dos hijas.

Así entré a trabajar en una fábrica química muy grande… en la cual, paulatinamente, ascendí, y estudié, y la situación económica familiar mejoró … mi esposa estudió… y estudió… y estudió …hasta convertirse en Doctora en Ciencias de la Educación.

En 1979 se abrió una esperanza de mejoría en las relaciones con los Árabes, y en 1981 se firmó el Acuerdo de paz con Egipto.

A pesar de ello, ISRAEL no salió del círculo vicioso de las guerras y en 1982-1983 me encontré paseando por el LÍBANO… y en 1989 , durante la primera INTIFADA Palestina por Judea y Samaria (CISJORDANIA)… y en SIRIA… una y otra vez.

En 1991 fui parte, como todo el Pueblo de ISRAEL, de millones de personas que usaron camaras anti-gas, para defenderse de los ataques de Saadam Hussein en la guerra del Golfo.

En 1993 se vislumbró una posibilidad de Paz con los Palestinos…con el tiempo, esa posibilidad se derrumbó…

En 1994 se abrió un poco mas la esperanza de mejoría con los Países Árabes, y se firmó el Acuerdo de paz con JORDANIA.

En 1995, después de toda una serie de atentados Palestinos en ISRAEL, deciíi dejar de pertenecer a un centro izquierda que vive de ilusiones,y pasar a pertenecer a un centro derecha que mira la realidad con los ojos abiertos…( mi mujer no…)

En el año 2006 (despues de la Segunda guerra del LÍBANO) decidí comenzar a escribir este Blog.

En el año 2009, después de 30 años de trabajo en la fábrica química, decidimos de común acuerdo con los directivos de la empresa que un numero elevado de trabajadores cercanos a los 60 años pasaría a una nueva fase denominada «jubilación prematura». Eso le permitó a la fabrica reclutar trabajadores jóvenes, y a mi me permitió, por primera vez en mi vida, junto con las preocupaciones diarias, dedicarme a aportar a mi mismo nuevas experiencias.

En el 2020 el Gobierno ISRAELIÍ( con la ayuda del presidente de EEUU, DONALD TRUMP) llegó a firmar Acuerdos de normalización de relaciones  con los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Marruecos y Sudán.

Este proceso de reconocimiento mutuo fue acompañado continuamente por el fortalecimiento de ISRAEL… los 4 millones de 1972 se convirtieron en el 2022 en casi diez milones de personas…

Aquellos 5000 Euros del PIB de 1972 se convirtieron en 50 mil Euros en el 2021….

El País tiene una «presencia» internacional (también si cuestionada en otros Países) mucho mayor que su tamaño geográfico o el número (pequeño) de sus habitantes. ISRAEL aporta a la humanidad en toda una serie de rubros (conjunto de artículos de consumo de un mismo tipo o relacionados con determinada actividad), en proporcion desmesurada a su minúsculo tamaño.

No solo el País crecio, nuestra familia tanbién lo hizo, ocho nietos «coronan» nuestra vejez.

Han pasado 50 años desde nuestra llegada a ISRAEL. Ahora hay que prepararse para los proximos 50 años…

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: