3 películas alemanas para conmemorar la caída del Muro de Berlín

Ignacio Manuel García Medina

Para conmemorar el aniversario del derrumbe del Muro, en el digital El American ha elaborado una lista de 5 películas alemanas que nos ayudan a entender mejor cómo era la vida tras el telón de acero: https://elamerican.com/3-peliculas-muro-de-berlin/?lang=es

Cada 9 de noviembre celebramos uno de los acontecimientos más importantes de la historia reciente, la caída del Muro de Berlín en 1989. El año pasado conmemoramos esta efeméride con un listado de canciones que contribuyeron a su derribo. En esta ocasión, hemos elaborado una lista de 3 películas alemanas que nos ayudan a entender mejor cómo era la vida tras el telón de acero desde que se levantó el infame Muro de Berlín.

La Vida de los Otros (2006), durante la existencia del Muro de Berlín

Ganadora del Oscar a la mejor película de habla no inglesa en 2008, esta película alemana escrita y dirigida por Florian Henckel von Donnersmarck se ha convertido en una de las mejores obras sobre la opresiva vida en Alemania del Este mientras estuvo en pie el Muro de Berlín.

La Vida de los Otros narra la evolución de un agente de la Stasi —la policía política comunista—, quien pasa de ser un idealista y leal defensor del comunismo, a desengañarse por completo de esta nefasta ideología.

Al agente protagonista de la película le asignan la vigilancia de un dramaturgo sospechoso de ser un contrarrevolucionario pro-occidental. Tras largas horas de escucha a este escritor y su pareja, el agente empieza a entender el infierno de censura y represión del que es partícipe.

Su desengaño se produce principalmente al darse cuenta de que él es una mera herramienta del ministro de Cultura, quien quiere deshacerse del dramaturgo para así quedarse con su novia, a la que chantajea para obtener favores sexuales a cambio de no incluirla en la lista negra de artistas desafectos al régimen.

Estamos ante una película exquisita y elegante, que plasma a la perfección la naturaleza totalitaria y opresiva de la vida a ese lado del muro. Su mensaje es contundente: un buen hombre, una buena persona, no puede colaborar con el sistema comunista.

Cuando al final de la película cae el muro, miles de funcionarios y ciudadanos que estaban dedicados al espionaje de sus compatriotas se quedan sin nada que hacer. Tras verla, es inevitable preguntarse qué fue de los sueños y aspiraciones de millones de personas que se vieron atrapadas en este sistema perverso.

Good Bye, Lenin! (2003), tras la caída del Muro de Berlín

Aunque esta película alemana de 2003 no es una crítica frontal al comunismo —ya que deja un cierto regusto de melancolía por la vida en Alemania del Este antes de la caída del Muro de Berlín—, lo cierto es que pone de manifiesto de forma humorística y ácida lo ridículo que fue mantener prisionera a la mitad de un país.

Nos cuenta la historia de un joven cuya madre cayó en coma justo antes de la caída del muro. Cuando despertó unos años más tarde, los médicos aconsejaron al protagonista que le evitara disgustos a su madre para así proteger su frágil corazón.

Como la madre era una firme defensora del comunismo, su hijo decide hacerle creer que el Muro sigue en pie, usando todo tipo de trucos y artimañas para mantenerla en el engaño. Así, por ejemplo, cuando la madre empieza a ver en la televisión imágenes de personas de Alemania del Este cruzando hacia occidente, su hijo le cuenta que son personas de Alemania occidental cruzando hacia la zona oriental, “huyendo del capitalismo”.

La película es un recordatorio de una evidencia aplastante, pero que aún hoy muchos no quieren aceptar: el Muro de Berlín se construyó para evitar que la gente huyera del supuesto paraíso comunista, y no para impedir su entrada.

Esta película también nos enseña que el Muro de Berlín no solo fue una barrera arquitectónica, sino que estaba acompañado de una barrera mental instalada en la mente de los ciudadanos a través de una propaganda y censura feroces.

La Revolución Silenciosa (2018), antes de la construcción del Muro de Berlín

Parece que Hollywood solo está interesada en la historia de Alemania de un período muy concreto, pasando de puntillas sobre lo que pasó en la Alemania que se encontraba bajo el yugo soviético. Por suerte, aunque Hollywood ningunea este tema, sí existen cineastas alemanes que padecieron la lacra comunista y que están dispuestos a contar lo que sucedía.

Esta película está ambientada en Alemania del Este en torno al año 1956, es decir, unos años antes del inicio de la construcción del muro de la infamia. Cuenta la historia de unos estudiantes de instituto de Alemania oriental que se cuelan en un cine de la parte occidental y, en el noticiario previo a la película, descubren la revolución anticomunista que está teniendo lugar en Hungría y la terrible represión para sofocarla.

De vuelta a su instituto, deciden, junto con el resto de la clase, guardar un minuto de silencio en homenaje a los jóvenes húngaros caídos en la lucha anticomunista, lo cual desencadena una serie de dramáticas represalias contra ellos por parte de las autoridades educativas comunistas.

En última instancia, la película se convierte en una crónica, paso a paso, de las circunstancias que llevan a que un régimen socialista vaya incrementando la represión y la censura hasta eventualmente tener que construir un muro físico para evitar la huida de sus ciudadanos.

Esta película nos recuerda que una dictadura comunista no es algo que surja de la noche a la mañana, sino que va sucediendo poco a poco, con la creciente pérdida de libertades, y el incremento paulatino del control de la información y la censura, entre otras cosas.

Ignacio Manuel García Medina, Business Management teacher. Artist and lecturer specialized in Popular Culture for various platforms. Presenter of the program «Pop Libertario» for the Juan de Mariana Institute. Lives in the Canary Islands, Spain. Social Networks: @ignaciomgm // Ignacio M. García Medina es profesor de Gestión de Empresas. Es miembro del Instituto Juan de Mariana y conferenciante especializado en Cultura Popular e ideas de la Libertad

Spread the love
                 
  more 
A %d blogueros les gusta esto: