11 de septiembre: ¿Una conspiración?

-, AFGHANISTAN: TO GO WITH THE STORY "Ben Laden: mort ou vivant?" - Undated file picture of the head of the al-Qaeda terror network Osama bin Laden at an undisclosed place inside Afghanistan. AFP PHOTO/FILES (Photo credit should read -/AFP via Getty Images)

Charles Burris

 En la mañana del 11 de septiembre de 2001, 19 hombres armados con navajas dirigidos por un hombre  en diálisis  en una cueva-fortaleza al otro lado del mundo utilizando un  «teléfono satelital»  y una computadora portátil dirigieron la penetración más sofisticada del espacio aéreo más fuertemente defendido en el mundo, dominando a los pasajeros y a los  pilotos militares entrenados en combate  en 4 aviones comerciales antes de desviar esos aviones de su curso durante más de una hora sin ser molestados por un solo caza interceptor.

Estos 19 secuestradores, devotos fundamentalistas musulmanes a los que les gustaba  beber alcohol ,  esnifar cocaína y  convivir con strippers de pelo rosa , lograron derribar 3 edificios con 2 aviones en Nueva York, mientras que en Washington un piloto que  era incapaz de manejar un avión monomotor Cessna ( avión más fabricado de la historia y probablemente el avión de entrenamiento más popular del mundo) fue capaz de volar un 757 en un giro descendente de 270 grados de 8,000 pies para llegar exactamente al nivel del suelo, golpeando el Pentágono  en la oficina de analista de presupuesto, donde el personal del Departamento de Defensa estaba trabajando en el misterio de los  2.3 billones de dólares  que el secretario de Defensa Donald Rumsfeld había anunciado que, habían “desaparecido” de las arcas del Pentágono, en una  conferencia de prensa  el día anterior, el 10 de septiembre de 2001.

Afortunadamente, los presentadores de noticias supieron quiénes lo habían provocado, a los pocos minutos del ataque terrorista, los expertos lo supieron a las pocas horas , la Administración Estadounidense acabó sabiéndolo a lo largo del día y el FBI consiguió resolver el asunto de manera exitosa…

Pero, por alguna razón, un grupo de «locos teóricos de la conspiración»  exigió una investigación sobre el mayor ataque en suelo estadounidense de la Historia.

La investigación se  retrasó ,  no contó con fondos suficientes, se preparó para que fracasara, un conflicto de intereses y un encubrimiento premeditado, de principio a fin. La supuesta investigación se basó en testimonios conseguidos mediante tortura, cuyos registros fueron destruidos. No se mencionó la nada del edificio World Trade Center 7 , tampoco acerca de  Able Danger (plan de campaña de operaciones de información contra el terrorismo internacional de los EEUU) que, al parecer disponía de información, antes de los atentados, acerca de las células de al-Qaeda activas en los ataques del 11 de septiembre; tampoco se mencionó a Ptech (proveedor de software de modelado de procesos comerciales) , o el testimonio de la traductora Sibel Edmonds, contratada por el FBI y más tarde despedida; tampoco se tuvo en cuenta ningún informe de la CIA , y  los ejercicios de aviones secuestrados que volaban hacia edificios que estaban siendo simulados en el mismo momento exacto en que realmente sucedían los atentados terroristas.

 El Pentágono , la  CIA , la  Administración Bush mintieron y en cuanto a Bush y Cheney… bueno, nadie sabe lo que dijeron porque testificaron en secreto , extraoficialmente, no bajo juramento y a puerta cerrada. 

No se molestó en mirar quién financió los ataques porque esa pregunta tiene “poca importancia práctica”. 

A pesar de todo, la Comisión del 11 de septiembre lo hizo de manera brillante, respondiendo todas las preguntas que tenía el público –excepto la mayoría de las  preguntas de los familiares de las víctimas– y culpó a todas las personas responsables (aunque nadie perdió su trabajo), determinando que los ataques fueron «una falla de imaginación» porque «no creo que nadie pueda imaginar volar aviones contra edificios excepto el Pentágono y FEMA (Agencia Federal para el Control de Emergencias)  y  NORAD (organización conjunta de Canadá y los Estados Unidos que provee de defensa y control aéreo a toda Norteamérica)  y la  NRO (Oficina Nacional de Reconocimiento).

La DIA -Agencia de Inteligencia de Defensa del Gobierno Federal de los EEUU- destruyó 2,5 TB de datos  en Able Danger, pero no tiene demasiada importancia porque «probablemente no era de especial relevancia».

La SEC (Comisión de Bolsa y Valores​​ de Estados Unidos) destruyó sus registros  sobre la investigación del uso de información privilegiada antes de los ataques, pero está bien porque destruir los registros de la investigación más grande en la historia de la SEC es solo parte del mantenimiento de registros de rutina.

NIST -Instituto Nacional de Estándares y Tecnología- ha  clasificado los datos  que usaron para su modelo del colapso del WTC7, pero eso está bien porque saber cómo hicieron su modelo de ese colapso “pondría en peligro la seguridad pública”.

El FBI  ha argumentado que todo el material relacionado con su investigación del 11 de septiembre debe mantenerse en secreto del público, pero eso está bien porque el FBI probablemente no tenga nada que ocultar.

Este hombre, Dennis McMahon  nunca existió, ni nada de lo que dijo merece atención, y si dices lo contrario, eres un teórico de la conspiración paranoico y mereces ser rechazado por toda la humanidad. 

Dennis McMahon, abogado de Nueva York, encabezó el esfuerzo legal de NYC CAN en 2009 para obligar al Ayuntamiento de Nueva York a iniciar una nueva investigación sobre la destrucción de los rascacielos del WTC. Si desea apoyar las acciones legales hacia una investigación real del 11 de septiembre, escriba a Gregg Roberts.

Entre todo el video altamente creíble y la evidencia forense que indica que el edificio 7 del WTC fue derribado por demolición controlada con explosivos el 11 de septiembre de 2001, los relatos de explosiones relatados por el testigo presencial Barry Jennings son particularmente persuasivos.

Barry Jennings, minutos después de ser rescatado del WTC 7, le dijo a ABC News que una explosión lo había atrapado en el edificio.

El 11 de septiembre, Jennings era el subdirector del Departamento de Servicios de Emergencia de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York. Él y Michael Hess, el abogado de la Corporación de la Ciudad de Nueva York, fueron rescatados del edificio 7 del WTC antes de que se derrumbara a las 5:20 p. m. En varias ocasiones, Jennings declaró que una explosión los atrapó en el edificio 7 del WTC y que seguía escuchando…

explosiones en todo el edificio hasta que se salvaron. Como se informó en octubre de 2008, Jennings murió el 19 de agosto de 2008. Por lo tanto, surge la pregunta: ¿Se ha perdido para siempre el poder legal potencial y el valor del testimonio de Jennings?

La respuesta corta es no.» Incluso bajo las reglas de evidencia más estrictas que puedan aplicarse, las declaraciones de Jennings sobre las explosiones en el Edificio 7 deberían ser admisibles durante cualquier procedimiento legal convocado para determinar la verdadera causa del colapso del Edificio 7, ya sea en un juicio penal, ante un gran tribunal. jurado, o durante las audiencias ante el Consejo de la Ciudad de Nueva York, la Asamblea del Estado de Nueva York, el Congreso de los Estados Unidos o cualquier otro organismo formal.

En la tarde del 11 de septiembre, después de que Jennings y Hess fueran rescatados del Edificio 7, Jennings le dijo a ABC-TV News :

“Bueno, yo y Hess, el abogado de la corporación, estábamos en el piso 23. Le dije: ‘Tenemos que salir de aquí’. Empezamos a bajar las escaleras. Llegamos al octavo piso [luego se aclaró que era el sexto piso, mira aquí en la marca de las 3:50] . ¡Gran explosion! Nos voló de regreso al octavo piso. Y me volví hacia Hess y le dije: ‘Esto es todo, estamos muertos. No vamos a salir de aquí…’”

Seis años después de la destrucción de los rascacielos del WTC, Jennings mantuvo su testimonio revelador

De manera reveladora, a pesar de su prominencia en la televisión nacional, Jennings nunca fue llamado a testificar ante la Comisión del 11 de septiembre, y su relato no se incluyó en el Informe de la Comisión del 11 de septiembre ni en los Informes del NIST WTC. Del mismo modo, la Comisión del 11 de septiembre también ignoró por completo los informes de los bomberos sobre las explosiones en las Torres Gemelas, tal como figuran en las historias orales del Departamento de Bomberos de Nueva York (FDNY), mientras que hizo un «uso bastante extenso de las historias orales» para otros fines. , según el investigador del 11 de septiembre Graeme MacQueen ( ver página 9 del PDF, página 55 del Journal ).

En algún momento antes de 2008, durante una entrevista con los cineastas de Loose Change Jason Bermas y Dylan Avery, Jennings se refirió a las explosiones que escuchó y sintió en el Edificio 7, diciendo (en el minuto 5:45):

“ Todo este tiempo, escucho todo tipo de explosiones. Todo este tiempo escucho explosiones. Y estoy pensando que tal vez son los autobuses a mi alrededor los que estaban en llamas, los autos que estaban en llamas, pero no veo ningún [gesto], sabes, pero sigo escuchando estas explosiones. Cuando ellos [los rescatistas] finalmente llegaron a nosotros, y nos bajaron, ¿a qué, cómo llamaron ellos, eh, el vestíbulo, porque les pregunté cuando llegamos allí y dije: ‘¿Dónde estamos?’ Dijo: ‘Este era el vestíbulo’. Y dije: ‘Tienes que estar bromeando’. Ruinas totales. Ruinas totales. Ahora tenga en cuenta que cuando entré allí, el vestíbulo tenía bonitas escaleras mecánicas, era un vestíbulo enorme. Y para mí ver lo que vi, fue increíble ”.

En una entrevista con la BBC, Jennings aclaró que pasó por encima de los cadáveres mientras escapaba del WTC 7, pero que en realidad no los vio. Este puede ser un testimonio difícil de comprender para un jurado. Sin embargo, continuó afirmando que se produjeron explosiones en el edificio.

Ha habido cierta confusión con respecto a la medida en que Jennings, antes de su muerte, se había retractado de partes de su relato sobre su paso por encima de los cadáveres en el Edificio 7. Es posible que este problema secundario deba abordarse durante cualquier procedimiento formal; sin embargo, Jennings nunca vaciló en sus declaraciones sobre las explosiones. Por lo tanto, sus declaraciones grabadas siguen siendo altamente creíbles y aún serían importantes para ayudar a establecer que el Edificio 7 fue derribado en una demolición controlada.

Desde una perspectiva legal, el problema sería cómo presentar los videoclips de Jennings como evidencia por encima de cualquier objeción que pueda surgir en cuanto a que su testimonio es un rumor. En entornos legales, el «rumor» generalmente se define como una declaración extrajudicial que se ofrece para probar la verdad del asunto afirmado. Dado que las declaraciones de Jennings (mencionadas anteriormente) no se realizaron en un tribunal de justicia (u otro procedimiento legal), y debido a que esas declaraciones se ofrecería para probar que hubo explosiones en el Edificio 7 el 11 de septiembre, las declaraciones necesariamente constituirían rumores y, por lo tanto, podrían excluirse potencialmente de ser presentadas como evidencia. Sin embargo, hay excepciones a la regla de los rumores, sobre todo cuando el testigo no está disponible (p. ej., fallecido). Si se pudiera probar que Jennings ha fallecido, sus declaraciones sobre las explosiones deberían ser tomadas como evidencia durante cualquier procedimiento legal.

Un video publicado por NIST en 2010 muestra a Michael Hess pidiendo ayuda desde el piso 8 del Edificio 7, lo que confirma aún más la versión de Jennings.

También ha habido controversia sobre si Jennings ha fallecido, así como el misterio sobre cuál podría haber sido la causa de la muerte . Pero cuando llegue el momento, en el tribunal, en una indagatoria o durante una investigación o audiencia formal, es probable que se deba obtener un certificado de defunción certificado y presentarlo como evidencia para demostrar que Jennings no está disponible para testificar. En ese momento, los videoclips del convincente testimonio de Jennings sobre las explosiones dentro del Edificio 7 podrían presentarse como evidencia. 

Cabe señalar que los propios videoclips tendrían que ser autenticados. Esto podría hacerse a través del testimonio de los presentes cuando se grabó el video, diciendo que lo que se observa en los clips es lo que los testigos recuerdan haber visto y oído decir a Jennings en el momento de las entrevistas.

También se debe tener en cuenta que el relato de Jennings de estar atrapado en el Edificio 7 con Hess y escuchar explosiones ha sido verificado por Hess. Incluso hay un video de Hess atrapado en el Edificio 7, lo que corrobora aún más sus relatos y los de Jennings.

El exmédico de la Fuerza Aérea Kevin McPadden es uno de los muchos socorristas que escucharon explosiones en las Torres Gemelas y el WTC 7.

Además, docenas de otros testigos escucharon explosiones el 11 de septiembre: al menos 118 (y contando) según la investigación de MacQueen sobre la recopilación de historias orales del FDNY. Con respecto al Edificio 7 en sí, las declaraciones de los socorristas Craig Bartmer y Kevin McPadden también han sido capturadas en video y ciertamente corroboran el testimonio de Barry Jennings.

Craig Bartmer, ex oficial de policía de la ciudad de Nueva York y socorrista del 11 de septiembre, declaró:

“De repente, las radios estallaron y todos comenzaron a gritar: ‘¡Fuera, fuera, fuera de esto!’ Y yo era como un ciervo en los faros. Y miré hacia arriba, y… Dos tipos que conocía estaban en la radio de tránsito. No sé si esas cintas están por ahí… Y miré hacia arriba, y… no era nada que me hubiera imaginado ver en mi vida. Ya sabes, la cosa [Edificio 7] comenzó a desmoronarse y, quiero decir, había un paraguas de [improperio] dos metros sobre mi cabeza que me quedé mirando. Alguien me agarró del hombro y comencé a correr, y la mierda cayó al suelo detrás de mí. ¡Y todo el tiempo estás escuchando, THOOM! THOOM! THOOM! THOOM! THOOM! Entonces, creo que reconozco una explosión cuando la escucho, ¿sabes? Así que sí, quiero saber qué derribó ese edificio. No creo que haya sido un incendio, y ciertamente no fue un avión…

Kevin McPadden, técnico de emergencias médicas y socorrista del 11 de septiembre, declaró :

“Sí, hubo como, hubo mucha conmoción. Los bomberos estaban respondiendo y estaban comenzando a desplegarse… El representante de la Cruz Roja dijo, se acerca y nos dice: ‘Tienen que quedarse detrás de esta línea porque están pensando en traer el edificio down.’… Se acerca y le pregunta a uno de los… bomberos qué estaba pasando… Regresó con su mano sobre la radio y [se podía escuchar] lo que sonaba como una cuenta regresiva. Y, en los últimos segundos, quitó la mano [de la radio] y escuchaste ‘tres-dos-uno’, y él solo decía: ‘¡Solo corre por tu vida! ¡Solo corre por tu vida!’ Y luego fue como otros dos, tres segundos, escuchaste explosiones. Como, ¡BA-BOOOOOM! Y es como un sonido distinto… ¡BA-BOOOOOM! Y sentiste un estruendo en el suelo, como si quisieras agarrarte a algo. Eso, para mí, Sabía que era una explosión. No había ninguna duda en mi mente…”

Con o sin el testimonio de Jennings, los videos e imágenes del derrumbe del WTC 7 prueban que fue causado por explosivos

Dado todo lo que sabemos de las declaraciones grabadas hechas por Jennings, Bartmer, McPadden y otros testigos oculares de los eventos del 11 de septiembre, así como todas las pruebas forenses y de video sobre la destrucción explosiva del Edificio 7, la pregunta es: «¿Será ¿Alguna vez tendremos una investigación verdaderamente independiente basada en una citación sobre lo que realmente sucedió el 11 de septiembre? Ese es el objetivo de AE911Truth. Sin embargo, hasta que llegue ese día, es fundamental que sigamos estudiando, presentando y conservando todas las pruebas del 11 de septiembre, y que tomemos medidas a nivel local y mundial para educar al público en todas partes…

Osama Bin Laden vivía en una cueva-fortaleza en las colinas de Afganistán, pero de  alguna manera se escapó . Luego se escondió en Tora Bora pero de  alguna manera escapó . Luego vivió en Abottabad durante años, burlándose de la  red de inteligencia más completa  empleando la tecnología más sofisticada en la historia del mundo durante 10 años, lanzando video tras video con total impunidad (y haciéndose más y más joven a medida que lo hacía), antes de finalmente ser encontrado en una atrevida redada del equipo SEAL que  no fue grabada en video , en la que  no se resistió  ni  usó a su esposa como escudo humano, y en el que estos agentes de las fuerzas especiales entraron en pánico y mataron a este hombre desarmado, supuestamente la mejor fuente de inteligencia sobre esos cobardes terroristas en el planeta. Luego arrojaron su cuerpo al océano antes de contárselo a alguien. Luego, un par de docenas de miembros de ese equipo  murieron en un accidente de helicóptero  en Afganistán.

Esta es la historia del 11 de septiembre, presentada por los medios que le contaron las duras verdades sobre  JFK  y  los bebés en incubadora  y  las instalaciones de producción móviles  y el  rescate de Jessica Lynch .

Si tienes alguna pregunta sobre esta historia… eres un idiota, un paranoico, un papel de aluminio, un abusador de perros que odia a los bebés y serás vilipendiado por todos. Si amas a tu país y/o la libertad, la felicidad, los arcoíris, el rock and roll, los cachorros, el pastel de manzana y tu abuela, nunca expresarás dudas sobre ninguna parte de esta historia a nadie. Alguna vez.

Este ha sido un anuncio de servicio público de: los Amigos del  FBI ,  la CIA ,  la NSA ,  la DIA ,  la SEC ,  los MSM ,  la Casa Blanca ,  el NIST y la  Comisión del 11 de septiembre . Porque la Ignorancia es Fuerza.

Charles A. Burris enseña Historia en la Sala Murray N. Rothbard en la Escuela Secundaria Memorial en Tulsa, Oklahoma.

Spread the love
                 
   
A %d blogueros les gusta esto: